El jóven detenido, Ibai Beobide, fue trasladado al hospital por lesiones al ser arrestado por la Guardia Civil

El detenido Ibai Beobide ha sido atendido por golpes en la cabeza en un hospital

El detenido por la Guardia Civil Ibai Beobide ha sido atendido por golpes en la cabeza en un hospital de Donostia. Las agencias han divulgado que el arresto se ha producido en un control en Gipuzkoa al que el joven, que según fuentes policiales portaba un arma y documentación falsa, habría llegado en bicicleta.

GRAA

DONOSTIA-. Las agencias, citando fuentes policiales, han difundido que el arresto se ha producido sobre las 15.30 horas en un control "rutinario" de la Guardia Civil instalado entre las localidades de Asteasu y Villabona.

Ibai Beobide ha sido trasladado a un hospital de Donostia para que le atendieran de los golpes sufridos en la cabeza durante el arresto. Fuentes policiales han asegurado que se ha "autolesionado" golpeándose la cabeza contra el vehículo de la Guardia Civil.

Indican, además, que el joven circulaba en una bicicleta en el momento de la detención y que portaba un arma y documentación falsa. Llevaría, además, una mochila con planos de Euskal Herria, ropa, un saco de dormir y herramientas para la bicicleta, además de un pendrive.

Las mismas fuentes vinculan al detenido con la explosión de una furgoneta junto a la sede central de EiTB en Bilbo el 31 de diciembre de 2008.&nbsp

Según Radio Euskadi, tras ser dado de alta en el hospital, Beobide ha sido trasladado a Madrid.


Trasladan al hospital por lesiones al joven arrestado por la Guardia Civil

Ayer al mediodía agentes de la Guardia Civil arrestaron a una persona a la que identifican como Ibai Beobide. Ocurrió entre Villabona y Asteasu cuando, según afirman, circulaba en bicicleta y armado con una pistola. Tras el arresto trascendió que el joven tuvo que ser atendido en el Hospital Donostia, ya que sufrió lesiones durante el arresto. Como ha hechos otras veces anteriores, desde la Guardia Civil se afirmó que se había autolesionado.

GARA |

Agentes de la Guardia Civil arrestaron ayer por la tarde en Gipuzkoa a un joven al que han identificado como Ibai Beobide Arza. Afirman que lo interceptaron en un control «rutinario» cuando circulaba en bicicleta por la carretera que une Asteasu y Villabona.

Tras la detención, se sabe que el joven tuvo que ser trasladado al Hospital Donostia a consecuencia de una «herida leve» en la frente en la que -según explicó el médico en el informe- se le habría aplicado un punto de sutura y pomada. Se afirma que fue el propio detenido quien aportó su identidad al médico que le atendió en el hospital.

Anoche se desconocía cualquier dato más sobre su estado exacto o sobre dónde se hallaba, aunque de las informaciones oficiales parece desprenderse que ha sido llevado a de- pendencias policiales.

Los agentes que participaron en el arresto justificaron las lesiones sufridas por Beobide relatando que el detenido «trató con insistencia de autolesionarse llegando a darse un golpe en la cabeza con el vehículo de la Guardia Civil». Además, aseguraron que también en el hospital «continuó con sus intentos de autolesionarse».

Siempre según la versión ofrecida por las fuentes oficiales, el joven fue detenido sobre las 15.30 en un control del Grupo Antiterrorista Rural (GAR) de la Guardia Civil, y en posesión de documentación falsa y una pistola. No obstante, luego se matizó que en función del material encontrado al detenido «no se prevé ninguna actuación inmediata».

Buscado desde 2008

Concretamente informaron de que en el momento de su arresto el joven portaba, además de un arma y un pen drive, una mochila con planos de Euskal Herria que «no conte- nían anotaciones».

Además, afirmaron que llevaba ropa, un saco de dormir y herramientas para la bicicleta en la que se desplazaba, por lo que afirman que podría llevar días en zonas de monte.

Fuentes policiales afirmaron que Beobide habría pertenecido a un «grupo de apoyo» del «comando Bizkaia» de ETA. Concretamente, sospechan que pudo tener algún relación con la colocación de una furgoneta-bomba cargada con unos 100 kilos de explosivos junto a la sede central de EITB, en Bilbo, que causó serios daños en las instalaciones del ente público en un atentado producido el 31 de diciembre de 2008.

Esta hipótesis se basaría únicamente en la coincidencia con el momento en que se le perdió la pista. Se asegura que Beobide, que sería vecino de Bilbo y tendría unos 30 años, se encontraba huido desde inicios del mes de diciembre de 2008, cuando la Guardia Civil practicó una redada contra ETA en Bizkaia. No consta que su nombre hubiera sido difundido después como miembro de ETA buscado por las FSE.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS