El imponente triunfo del Chavizmo en Venezuela, honra la memoria del libertador

6

Tras el resultado de las elecciones para elegir los gobernadores y los miembros de los consejos legislativos en Venezuela, el aplastante triunfo del Chavizmo no pudo ser más apropiado para la actual fecha, en la que se conmemora la muerte del más grande portento emancipador de todos los tiempos: Simon Bolivar.

La ausencia del libertador que nos dejó desde hace ya 182 años, no ha sido una muerte vana, dilatada en el olvido de los problemas sociales de nuestros pueblos. Por el contrario, su ausencia hoy se destella con una permanencia vital, prolongada en el mismo deseo independentista de sus pueblos libertados. Personificado este deseo en el semblante avasallante del presidente Hugo Chávez, quien representa épicamente la esperanza de la estrategia política y humana del libertador: Instituida esta, en proferirle al hombre los valores de la democracia y la dignidad, determinadas en vista de la igualdad y la justicia social para los pueblos desde el ideal de Bolivar.

Así pues, como la ausencia del libertador Simon Bolívar no nos resulta extraña por el ponderado liderazgo emulativo del presidente Chávez, tampoco nos es extraña la ausencia del presidente Chávez dentro del direccionamiento político de Venezuela, ya que el consumado electoral de los candidatos por los estados Venezolanos ratifican la encarnación del presidente.

El apoteósico triunfo del Chavizmo sobre la oposición sacude la inverosímil idea de vacío y lagunas en el poder del pueblo Venezolano cuando el presidente Hugo Chávez se ausenta por razones de salud. Y, de igual manera el Chavizmo encausado en el proceso de lograr el ideario Bolivariano, desmiente con su triunfo electoral, los infundados calificativos de que en Venezuela ” hay una dictadura, un caudillismo y una tiranía”.

Atribuciones que como tal quedan impropias y sin asidero cuando en Venezuela dentro de su práctica gubernamental, se pueden ver enraizados los valores políticos de Bolívar. El oficialismo con su triunfo, ganado voto a voto, conciencia tras conciencia, se reduce en ser una apología al legado demarcado por el libertador y aplicado por el presidente Hugo Chavez.

El Chavizmo ganó con la contundencia de la democracia, el poder de las mayorías es el poder del pueblo.

El pueblo Venezolano honra con la partida electoral recién cumplida, la fecha de celebración de los 182 años de la muerte de Simon Bolívar. Haciéndole dignidades a su historia, pues recordemos que el libertador sostenía y vociferaba siempre la idea de que el pueblo era superior a sus gobernantes, y éstos, debían ser superiores a los mismos dirigentes que no se identificaban con la plenitud del ideal de valores propuestos por él.