El imperialismo estadounidense condena al Bradley Manning a 35 años por las filtraciones a Wikileaks

Agencias

El soldado estadounidense Bradley Manning fue sentenciado hoy en una corte militar a 35 años de prisión y expulsado del Ejército con deshonor por la filtración de más de 700.000 documentos clasificados al portal WikiLeaks.Manning se enfrentaba a un máximo de 90 años tras ser encontrado culpable a finales de julio de varias violaciones de la ley de espionaje, robo de información gubernamental y abuso de su posición de analista en Irak, aunque fue absuelto del cargo más serio, el de ayuda al enemigo. La juez militar del caso, la coronel Denise Lind, leyó la sentencia en poco menos de dos minutos.

Manning, de 25 años, no mostró reacción visible ante la condena, que se verá reducida en 1.294 días (3 años y medio) por el tiempo ya pasado en prisión desde su detención en mayo de 2010 en Irak y por el trato abusivo que recibió en sus casi nueves meses de reclusión y aislamiento en Quantico (Virginia).

La jueza militar Denise Lind declaró hace un mes a Manning culpable de un total de 20 delitos –cinco de espionaje, cinco por robo, otro por fraude y varios de delitos militares– por entregar alrededor de 700.000 documentos secretos estadounidenses a Wikileaks.

La lectura de la sentencia apenas ha durado cinco minutos. El soldado se enfrentaba a una pena máxima de 90 años de prisión, mientras que la fiscalía castrense había pedido que la sentencia no bajase de los 60 años en la cárcel. Los abogados defensores habían solicitado que la condena no sobrepasase los 25 años.

   Manning ya se había declarado culpable de una serie de delitos que le acarrearían 20 años en prisión. Al tiempo en prisión que deberá pasar Manning a partir de esta sentencia, deben descontarse 1.293 días que ha pasado en la cárcel desde que fue detenido en mayo de 2010.

   Además, a la condena hay que reducirle también 112 días por el «castigo ilegal» infringido por la justicia militar estadounidense, según una decisión de la juez Lind, por ser encarcelado durante tanto tiempo antes del inicio del juicio en una celda de 2,5 por 1,8 metros.

   La organización Wikileaks ha indicado en la red social Twitter que «el imperio se está derrumbando», en referencia a Estados Unidos. «Lo que vemos es un acto de cobardía del Gobierno de Estados Unidos al sentenciar a Manning y no dejarle en libertad», ha añadido.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS