El guàrdia civil ferit greu a Irak va estar processat per assassinat de Mikel Zabalza

El membre de la guàrdia civil Gonzalo Pérez Garcia ferit greu avui a l'Irak va estar processat per l'assassinat del conductor d'autobusos de Sant Sebastià Mikel Zabalza. Aquest resum de diverses bibliografies ho expliquen:

«En noviembrede 1995, el Juzgado de Instrucción nº 1 de San Sebastián decide reabrir la causa por la muerte de MIKEL ZABALZA, ocurrida diez años antes, tras su paso por el cuartel de la Guardia Civil de Intxaurrondo. Un reciente informe del Instituto Nacional de Toxicología ha negado que este hubiera muerto ahogado en las aguas del río Bidasoa según pretendía la versión oficial.

Investigaciones periodísticas han aportado pruebas de que Zabalza murió en el Cuartel de Intxaurrondo (San Sebastián) mientras varios guardias civiles, entre los que se encontraban ENRIQUE DORADO VILLALOBOS, que fue quien sumergía la cabeza del detenido en el agua, FELIPE BAYO LEAL, LUIS SANDOVAL CAMPOS y FRANCISCO JAVIER MILLÁN PÉREZ, le torturaban por el método conocido como «la bañera» . Tras la muerte de Zabalza, con el consentimiento del entonces máximo responsable del Cuartel, ENRIQUE RODRÍGUEZ GALINDO y de miembros de la cúpula del Ministerio del Interior, se prepararon y falsificaron pruebas para evitar la actuación de los tribunales.

Estas se prepararon en un reunión efectuada en el mismo cuartel y en la que participaron, además de los ya citados y entre otros, los siguientes miembros de la Guardia Civil: FRANCISCO HERMIDA BOUZA, FABIÁN DORADO VILLALOBOS, FRANCISCO JAVIER OLIVAR, JOSÉ RANCAÑO FERNÁNDEZ, GONZALO PÉREZ GARCÍA, ARTURO ESPEJO VALERO, FERNANDO CASTAÑEDA VALS, ANÍBAL RODRÍGUEZ CHINEA, ALFONSO VICARÍA HEVIA, ALEJANDRO IGLESIAS BLANCO, FIDEL DEL HOYO CEPEDA, un cabo apellidado BALBAS y el abogado del ministerio del Interior JORGE ARGOTE.

En esta reunión se acordó la versión oficial, según la cual, Mikel Zabalza fue trasladado por los tenientes de la Guardia Civil Arturo Espejo, Gonzalo Pérez y por el guardia Fernando Castañeda a las cercanías del río Bidasoa para localizar un «zulo» donde habría armas pertenecientes a ETA. En un momento dado, Mikel Zabalza, que llevaba las manos esposadas a la espalda y que no sabía nadar, agredió a los agentes y se arrojó al río Bidasoa, ahogándose en su intento de huir de los guardias civiles.

Para hacer creíble esta versión, un guardia civil, que era ATS, EDUARDO GÓMEZ PASTRANA inyectó con una jeringuilla agua procedente del río Bidasoa en el pulmón de Zabalza. El cadáver de este permaneció varios días, y custodiado por agentes de la Benemérita, en una bañera del cuartel llena con agua del Bidasoa. veinte días después su cadáver fue arrojado al río donde fue «localizado» por miembros de la guardia Civil, en un lugar que había sido rastreado reiteradamente con anterioridad por miembros de la Cruz Roja.

Actualmente sólo se encuentran inculpados los tres agentes que, según la versión oficial, acompañaron a Zabalza al río Bidasoa.

Mikel Zabalza era conductor de autobuses urbanos de San Sebastián y fue detenido por agentes de la Guardia Civil por presunta colaboración con ETA. Junto a él fueron detenidas varias personas, entre ellas su novia IDOIA AJERDI, MANUEL VIZCAY y JON ARRETXE, todos ellos denunciaron haber sido torturados en el cuartel de Intxaurrondo, pero sus denuncias no prosperaron.

Como en el caso de Lasa y Zabala, ya en 1985, el CESID (Centro Superior de Información de la defensa) conocía que Zabalza había sido asesinado en Intxaurrondo y así consta en un informe interno del CESID que, reclamado por el juzgado instructor, ha sido negada su incorporación a la causa judicial por el Gobierno, tanto por el Gobierno del PSOE de Felipe González como por el gobierno del Partido Popular, José María Aznar, alegando que dicho documento es secreto y su desclasificación pondría en peligro la seguridad del Estado.»

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS