El Gobierno tiene miedo a la respuesta que se prepara; Marlaska envía más fuerza represiva a Catalunya

Publicidad

Se acerca de manera inexorable el día de la sentencia del juicio al procés, y el Gobierno “socialista” en funciones presidido por Pedro Sánchez sabe que la respuesta de la población catalana será contundente. Es por eso que, ante el temor que aunque no lo reconozcan sienten, el Ministerio del Interior ya ha ordenado que efectivos de todos los Grupos de Reserva y Seguridad (GRS) que la Guardia Civil tiene desplegados por España, empiecen a trasladarse a Catalunya.

Según ha trascendido, la sentencia se hará pública entre el 11 y el 14 de octubre y, en base a esa coyuntura Interior ha pedido voluntarios entre las unidades de seguridad ciudadana de la Guardia Civil para dar apoyo a los agentes que ya están en Catalunya.

Los GRS, que son conocidos como agentes antidisturbios, empiezan el traslado este martes y vienen de Pontevedra, León, Madrid, Zaragoza, Sevilla y Valencia. Al parecer, El objetivo del ministerio dirigido por Grande-Marlaska es reforzar los GRS 4 (los guardias civiles que ya están en Catalunya) con 700 guardias civiles y 800 policías que actualmente permanecen en otros puntos del Estado español.

Por otra parte, también se reforzara los servicios de información de la Guardia Civil, algunos de ellos ya trasladados a Catalunya para concluir la operación Judas, que acabó con el encarcelamiento de 7 CDR acusados de terrorismo.

Y todo eso a las puertas (el 10-N) de una nueva convocatoria de elecciones, otra “gloriosa” jornada de orgía “democrática” Marca España.

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More