El Gobierno reabre este jueves el CIE de la Zona Franca pese a la orden de cese de Colau

Publicidad

El Ayuntamiento de Barcelona ordena el cese del CIE porque no cuenta con licencia de actividad ni cumple con las normas de seguridad contra incendios. El Ayuntamiento ha asegurado que iniciará medidas coercitivas si el Gobierno «desobedece».

Colau dice que el cierre del CIE es avanzar en la defensa de los derechos humanos.

El Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de la Zona Franca de Barcelona ha reabierto este jueves a pesar de la orden de cese emitida por el Ayuntamiento, que argumenta que no cuenta con una licencia de actividad y no cumple con las normas de seguridad contra incendios. El CIE ha comunicado su reapertura a los juzgados de Instrucción 1 y 30 de Barcelona -encargados de su control-, al Fiscal de Extranjería, y al juez decano de Barcelona, ha explicado en un comunicado la Delegación del Gobierno en Catalunya. Respecto a la resolución del Ayuntamiento, el Gobierno central ha asegurado que será recurrida por los servicios jurídicos del Estado.

El Gobierno recurrirá la resolución del Ayuntamiento

El teniente de alcalde Jaume Asens, en un apunte en Twitter, ha asegurado en referencia al CIE que  «estos agujeros negros no caben en una #BCNCiudaddeDerechos».

Medidas coercitivas

Horas antes de conocerse la reapertura, Asens ha avisado de que el Ayuntamiento iniciará medidas coercitivas si el Ministerio del Interior decide reabrir el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de la Zona Franca y se «coloca en una situación de desobediencia» ante el orden de cese emitida por el consistorio.

 

En rueda de prensa este jueves, ha matizado que Interior tiene un mes para recurrir ante el Ayuntamiento, el cual tendría tres meses para responder; y entonces «pueden ir al juzgado si no están de acuerdo con la resolución»: si el consistorio contestara ese posible recurso, el Ministerio podría impulsar un contencioso administrativo en dos meses, y en seis meses si el Gobierno municipal no contestara ese recurso.

Asens ha justificado la orden de cese por no tener medidas de seguridad y evacuación adecuadas ni la licencia de actividad correspondiente, ya que todavía opera con la anterior de comisaría del Cuerpo Nacional de Policía y para usos como galería de tiro y de animales, ya que había caballos de la policía.

 

En otro apunte, la también teniente de alcalde Janet Sanz ha mostrado su «orgullo inmenso» por la orden de cierre de la instalación. BComú también ha publicado una serie de apuntes en el que se asegura que el Ayuntamiento ha utilizado una «rendija legal», pero que para la clausura definitiva se necesitará seguir luchando.

 

El diputado electo al Congreso de EnComúPodem Xavier Domènech también ha expresado su alegría a través de la red social: «Una grandísima noticia que hace que muchas cosas valgan la pena. Gracias, gracias por recuperarnos la dignidad».

 

La Generalitat insta al Gobierno a no reabrir el CIE

La consellera de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias, Dolors Bassa, ha instado al Ministerio del Interior a no reabrir el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de la Zona Franca de Barcelona y a aplicar medidas legales alternativas al internamiento de los extranjeros sin papeles.

La consellera ha pedido al Gobierno central que desarrolle el marco normativo que permita aplicar medidas cautelares alternativas al internamiento de personas extranjeras sin autorización de residencia.

«Es un buen momento para recordar las conclusiones del Grupo de Trabajo de Revisión del Modelo de los CIE presentadas el año pasado en el Parlamento de Cataluña, donde ya se instaba al Gobierno del Estado al cierre progresivo de estos centros, ya que la directiva europea sectorial no determina que sean obligatorios y es posible aplicar medidas cautelares alternativas», ha dicho Bassa. En este sentido, la consellera ha puesto como ejemplo la presentación periódica ante la autoridad y el depósito de documentación, ya incluidas en la Ley de Extranjería y de otras normativas como la obligación de residir en un lugar determinado o el régimen de libertad vigilada.

Bassa ha apoyado la decisión del Ayuntamiento de Barcelona de intentar impedir la reapertura del CIE de la Zona Franca amparándose en una fórmula legal por falta de licencia de actividad. «Los CIE son una anomalía en el ordenamiento democrático de nuestro país», ha subrayado Bassa. «Apoyamos la medida impulsada por el Ayuntamiento de Barcelona y recordamos que más allá del cierre hay que evitar que se vuelva a abrir el CIE. Para ello es necesario el desarrollo normativo de las medidas cautelares distintas al internamiento», en el marco de la Ley de Extranjería, ha insistido la consellera.

Las entidades celebran la orden de cierre

El Ayuntamiento ha utilizado una «rendija legal»

Las entidades de la plataforma «Tanquem els CIEs», SOS Racismo y la asociación de los jesuitas Migra Studium han celebrado la decisión de la alcaldesa de Colau de ordenar la clausura del Centro de Extranjeros (CIE). En un comunicado conjunto, las entidades sociales han recordado que el Ayuntamiento de Barcelona ya aprobó en noviembre de 2015 una moción que instaba al cierre del CIE «y hoy, en una actuación coherente con su posicionamiento, ha ordenado la clausura».

Tras recordar que muchas instituciones y entidades han reclamado el cierre de este equipamiento del Ministerio del Interior, las entidades han celebrado «que estos posicionamientos no se queden en declaraciones simbólicas y que haya actos concretos en esta dirección». «Celebramos que las administraciones públicas asuman su obligación de defender los Derechos Humanos como una prioridad y, por tanto, usen todos los medios que tengan a su alcance para impedir que se vulneren», han expresado las entidades.

«El CIE de Barcelona no puede volver a abrir porque no se cumplen los requisitos de la licencia de actividades ni de seguridad, pero sobre todo no puede volver a abrir porque es un lugar donde se vulneran los derechos humanos, se criminaliza a las personas migradas y se las priva de libertad», han denunciado.

Las entidades también han acusado al CIE de ser «una institución racista» y «la punta de lanza de un sistema de deportaciones que comienza con las redadas policiales racistas y termina en los vuelos de la vergüenza».

Las entidades han pedido al resto de administraciones que se han manifestado por el cierre del CIE «que no se limiten a instar al gobierno de España a que cierren los CIE, les pedimos que también tomen medidas consecuentes y que, amparados en la voluntad popular, actúen de manera decidida y determinada para evitar la reapertura del CIE de Barcelona y para trabajar por otro modelo de política migratoria que haga que no haya CIE ni aquí ni en ninguna parte». También advierten que si el Ministerio del Interior «desobedece su obligación, y todavía quiere reabrir el CIE habrá nuevas convocatorias».


 

Colau dice que el cierre del CIE es avanzar en la defensa de los derechos humanos

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha afirmado este jueves que la orden municipal de cierre del Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de la Zona Franca por carecer de licencia de actividades supone «avanzar en la defensa de los derechos humanos».

En dos mensajes que ha escrito esta mañana la alcaldesa en su cuenta de twitter, Colau recuerda que Barcelona es «una ciudad comprometida con los derechos humanos» y da las «gracias a la labor constante de entidades como ‘Tanquem els CIEs'». También agradece el trabajo de su teniente de alcalde, Jaume Asens, que este jueves anunciará oficialmente la medida tomada por el consistorio, y su equipo municipal.

El Ayuntamiento de Barcelona ha ordenado el cierre del Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de la Zona Franca porque no tiene licencia de actividad. El teniente de alcalde Jaume Asens hizo el anuncio anoche a través de Twitter y este jueves ha convocado una rueda de prensa para detallar los motivos de esta decisión. El CIE está cerrado desde el pasado 5 de noviembre por obras de mejora y tenía que reabrir en mayo, pero el Ministerio del Interior lo pospuso. El Ayuntamiento de Barcelona, el Parlament de Catalunya, el Síndic de Greuges, la conselleria de Justicia y entidades ciudadanas habían pedido reiteradamente el cierre definitivo del centro.

Fuente: Agencias

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More