El gobierno PSOE dice que gastar en armas da empleo y bienestar

Por Insurgente

La ministra de Defensa, Margatita Robles, hizo en la Pascua Militar todo un alegato al esfuerzo en inversiones militares por lo que suponen de efecto positivo en toda la economía nacional.

La ministra de Defensa, Margatita Robles, hizo en la Pascua Militar todo un alegato al esfuerzo en inversiones militares por lo que suponen de efecto positivo en toda la economía nacional. Tanto, que ha señalado que el bienestar y el empleo del conjunto de la nación son beneficiarios directos de la apuesta por modernizar los Ejércitos, la Armada y la Guardia Civil. Una apuesta traducida en más de 13.000 millones de euros invertidos en este ámbito solo por el Gobierno de Pedro Sánchez en sus seis meses en Moncloa, si bien se trata de programas que se pagarán hasta el año 2032 y, por tanto, su coste se repartirá en todos esos ejercicios.

Robles se ha mostrado partidaria de que las Fuerzas Armadas cuenten con unas capacidades materiales y tecnológicas “adecuadas y modernas” en su discurso en la Pascua Militar, que han presidido los Reyes en el Palacio Real con la asistencia del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. En su estreno en la ceremonia ante la cúpula castrense, la ministra ha subrayado el compromiso “firme” de modernidad las de FAS tras la aprobación a mediados de diciembre de una inversión de 7.331 millones de euros en programas de renovación del equipamiento, como la construcción de cinco fragatas F-110, la compra de 348 vehículos 8×8 Dragón y a la actualización del avión de combate Eurofighter.

Se trata del mayor gasto en programas de defensa desde 1997, necesario, según Robles, “no solo para la defensa de los intereses de España, sino como parte de una responsabilidad colectiva y de un concierto internacional con los socios y aliados”. La ministra ha incidido además en que estos programas son de “gran importancia para dinamizar empleo y el sector industrial”. “Las políticas de Estado, como la de defensa, tienen un impacto real en la confianza con que se mira el futuro y producen un efecto directo en nuestro día a día, en nuestro bienestar y en la imprescindible creación de empleo”, ha añadido.

En total, el Gobierno socialista ha puesto en marcha proyectos militares por un valor global cercano a los 13.000 millones de euros en apenas medio año. Con algunos cambios en determinados proyectos, más o menos son las mismas inversiones que pensaba llevar adelante el Gobierno del PP antes de la moción de censura de junio. De hecho, fue la anterior ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, quien explicó en la Pascua Militar de 2018 que durante el año pasado habría que poner en marcha un nuevo ciclo inversor de gasto para los próximos 15 años. Sin ese nombre específico, es lo que ha terminado haciendo el Ejecutivo socialista en la segunda mitad del ejercicio. 

Más allá de la inversión, Robles ha pedido mantener a las FAS y a la Guardia Civil “alejadas de decisiones partidistas o coyunturales” para posibilitar “la máxima estabilidad” de una política dirigida a “proteger a los ciudadanos y preservar su bienestar y el libre ejercicio de sus derechos y libertades”.

COLABORA CON KAOS