El Gobierno canario pagará con tu dinero los test de coronavirus de los turistas

El Ejecutivo "progresista" da un nuevo significado al precepto capitalista de "socializar las pérdidas" y privatizar ganancias

Publicidad

    Una nueva vuelta de tuerca al viejo precepto capitalista de socializar las pérdidas y privatizar las ganancias ha sido la última ocurrencia del Gobierno de Canarias, en su plan para volver a llenar de turistas el Archipiélago, desde este mismo mes de julio, y sin que aún se haya superado el primer brote de la pandemia del coronavirus.

    Tras prometer que en las Islas se pondría en marcha una supuesta experiencia piloto con un corredor de turistas «totalmente libres de covid-19», el presidente del Gobierno regional, Ángel Víctor Torres, admitía este lunes que es «pesimista ante la posibilidad de que se hagan test de origen a los potenciales turistas que quisieran visitar Canarias»

     La solución propuesta ante esta realidad por el Ejecutivo «progresista» – integrado por PSOE, Podemos, NC y la Agrupación Socialista Gomera – podría parecer una broma de mal gusto, pero se plantea con toda seriedad:  Asumir con fondos públicos, es decir, con el dinero de todos los canarios, el coste de las pruebas de los turistas.

    «Ángel Víctor Torres – en efecto  -admitió que no cree  que tenga éxito la exigencia que el Gobierno autonómico había planteado a las aerolíneas para que los viajeros se hagan las pruebas en origen y se monten en los aviones sólo aquellos que den negativo».

     Y, muy lejos de intentar hacer valer esta «exigencia», el presidente canario anunció que:

    «habilitarán los aeropuertos de las Islas para realizar las pruebas en destino y cuyo coste, en principio, asumiría la propia comunidad autónoma, como recientemente anunciaba el portavoz del Gobierno regional, Julio Pérez».

     «Podríamos pagarlas con fondos propios, al menos de manera temporal, porque ese coste se rentabiliza con el gasto que va a realizar el visitante en el Archipiélago, con el valor que supone su visita»- aseguró Torres, obviando conscientemente que son los touroperadores y unas pocas cadenas hoteleras quienes ingresan la mayor parte de los beneficios generados por el sector en el Archipiélago.

       Refiriéndose a los peligros que se obligará a correr a la población al poner inmediatamente en marcha el sector turístico, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, se manifestaba el pasado jueves ejerciendo, como ha venido haciendo a lo largo de los últimos meses, más como burócrata al servicio de un gobierno que como científico y epidemiólogo.

     «La apertura al turismo implicará la «importación de casos» de países con una incidencia aún alta de contagios por coronavirus» – admitía Simón en una de sus comparecencias públicas.

    «Sin embargo – añadía –  no se puede «estar encerrado toda la vida. Es un riesgo que tenemos que correr». De nuevo, el inefable doctor Simón deja de tener en cuenta las inestimables lecciones que nos han estado ofreciendo las experiencias asiáticas con el coronavirus,   donde en su día clausuraron regiones enteras  a turistas y visitantes,  para evitar un rebrote  en los contagios.

     Cuando, dentro de no se sabe cuánto tiempo, se tenga la oportunidad de revisar las irresponsables conductas de algunos  de estos burócratas, podremos constatar lo que éstas nos han obligado a  pagar  en términos de vidas humanas.

Fuente: Canarias Semanal

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More