El fin de la “Revolución Conservadora”

Publicidad

En una entrevista para la revista Women´s Own el 31 de octubre de 1987, Margaret Thatcher dijo “la sociedad no existe, solo existen hombres y mujeres individuales” con esta frase la Dama de Hierro clavaba un clavo más en el ataúd donde estaban enterrando al ser humano como Ser Social.

Los años ochenta supusieron el inicio de lo que se denominó “La Revolución Conservadora” cuyos principales artífices fueron Ronald Reagan (Estados Unidos) y Margaret Thatcher (Gran Bretaña). Esta época supuso el inicio del desmantelamiento del Estado del Bienestar que había surgido tras la segunda guerra mundial, como contrapeso al empuje del comunismo encarnado por la URSS.

Comenzaba así el desmantelamiento de los servicios públicos, una relajación (cuando no una suspensión) en el pago de impuestos por las mayores fortunas. El mundo giraba hacia la derecha económica donde los que más tenían se enriquecían aún más a costa de los que menos poseían. Todo ello sustentado en una base ideológica que potenciaba el individualismo por encima de lo colectivo, donde cada persona era única responsable de su éxito o fracaso.

En una entrevista para la revista Women´s Own el 31 de octubre de 1987, Margaret Thatcher dijo “la sociedad no existe, solo existen hombres y mujeres individuales” con esta frase la Dama de Hierro clavaba un clavo más en el ataúd donde estaban enterrando al ser humano como Ser Social. Ni Marx podía haber previsto una situación tan alienante, donde el ser humano, quedaba alienado, no sólo de la mercancía que producía, sino de otros seres humanos.

La “Revolución Conservadora” que debería haberse llamado la “Reacción Conservadora”, ha permanecido hasta nuestros días, que sumado a la caída del Bloque Soviético como contrapeso a las políticas capitalistas, ha hecho girar el espectro político 180º.

La pandemia que estamos sufriendo ha puesto de manifiesto que la sociedad SÍ existe y que es gracias al empuje de todos y todas por lo que podremos salir adelante de esta situación.

Ha sido la responsabilidad de todos y todas lo que nos ha hecho quedarnos en casa para disminuir el número de contagiados, las políticas económicas puestas en marcha por el gobierno están encaminadas a que nadie tenga la necesidad de salir de su confinamiento para trabajar, excepto las actividades esenciales.

Esta crisis ha puesto en evidencia que los sectores que han sido más vapuleados por las políticas conservadoras son los imprescindibles para toda la sociedad como son: La agricultura, tenemos que recordar que un mes antes de la crisis sanitaria se manifestaban para conseguir un precio justo por sus productos así como ahora son tan necesarias las manos jornaleras para que no se pierdan las cosechas; la sanidad, sector que ha soportado años y años de recortes económicos y privatizaciones; los dependientes de las tiendas de primera necesidad que se han expuesto para que no falten alimentos en ninguna casa, entre otros. En definitiva, ha sido la clase trabajadora quien ha sacado esta crisis adelante, la que se ha expuesto y la que ha dado la cara ante el peligro de verse contagiado, y mientras tanto, ¿Dónde estaban las grandes fortunas? ¿Dónde está la gran banca? ¿Dónde los especuladores?

“Solo el pueblo salva al pueblo”

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More