El fenómeno de las «viudas negras» regresa a la «pacificada» Chechenia

4

Una mujer de mediana edad se acercó a un vehículo policial en el centro de la capital chechena y activó su cinturón de explosivos, muriendo al instante y dejando un saldo provisional de seis heridos, entre ellos dos policías.

El atentado tuvo lugar a media mañana en la avenida Vladimir Putin, en un cruce céntrico de Grozni, cerca de la Casa de la Moda. El coche policial, que portaba municiones en su interior, quedó completamente destrozado.

A comienzos del nuevo milenio, las Fuerzas de Seguridad rusas fueron objetivo de atentados suicidas cometidos por mujeres chechenas bautizadas como «las viudas negras», ya que por lo general se trataba de mujeres que habían perdido a sus maridos o a sus parientes en el curso de las dos guerras que han devastado Chechenia desde la caída de la URSS.

Lo cierto es que los ataques suicidas se han multiplicado en los últimos meses, coincidiendo con el anuncio por parte del Kremlin del final de su «operación antiterrorista», eufemismo para designar a la guerra que inició contra el Gobierno independentista checheno hace justo diez años, en octubre de 1999.

Pese al recrudecimiento de los ataques, el actual hombre fuerte de la Chechenia sojuzgada a Moscú, Ramzan Kadirov, insistió en que estaría a punto de vencer totalmente a la resistencia y pidió «un poco de paciencia».

«Sí, es cierto que hay atentados, pero también ha habido atentados en Londres y en EEUU», se defendió.