El euskera en Nafarroa: Derecho de la ciudadanía, responsabilidad de las instituciones

Publicidad

En Nafarroa las agresiones en contra del euskera han venido sucediéndose en tromba estos últimos meses: recortes en el marco normativo del euskera (recortar aún más el decreto para euskaldunizar la administración, retrocesos en las ordenanzas…), no valorar el euskera en las convocatorias de empleo público, rechazar abrir líneas en modelo D, o prohibir payasos que actúan en euskera. Y enmarcamos dentro de estas actuaciones euskarafóbicas el reducir las plazas en euskera de las Escuelas infantiles de Iruñea. Por suerte, también llega viento favorable, desde la Universidad. No en vano, la Universidad Pública de Navarra recientemente ha anunciado que ampliará la oferta en euskara. El esfuerzo realizado por el alumnado, plantilla y diferentes agentes comienza a dar sus frutos. Y queremos poner en valor el camino emprendido por la UPNA. ¿Cómo es posible que mientras se avanza a nivel universitario se dé den semejante situación situaciones en las escuelas infantiles y el modelo D?

Por ese motivo la semana pasada nos manifestamos para denunciar el recorte que el en las escuelas infantiles de Iruñea, se dará por acción del Ayuntamiento de Iruñea y por omisión del Gobierno de Nafarroa. Por ello comenzamos en la plaza del ayuntamiento y finalizamos frente a la sede del Gobierno.

Por acción del Ayuntamiento de Iruñea, porque la cantidad de plazas en euskera la disminuirán de 371 plazas (el 39,4% de la oferta) a 112 plazas (el 11,9% de la oferta). Esto es, el Ayuntamiento de Iruñea, ha decidido disminuir la oferta en euskera en un 70%. Eso significa que en Iruñea solo habrá 20 plazas para los lactantes. En cambio, los datos de matriculación a partir de los 3 años, dejan clara cual es la opción de las familias de Iruñea (en la red pública de Iruñea opta por el modelo D el 35%). Así lo confirman, tambien, los resultados de la polémica encuesta realizada por el Ayuntamiento que, una vez mas, han dejado claro el deseo de las familias: el 36% tenemos interés de que nuestras hijas e hijos aprendan euskera.

Las madres y padres perjudicadas han enviado al ayuntamiento varias solicitudes y propuestas y el Ayuntamiento ha hecho caso omiso a todas ellas. La actitud del Ayuntamiento de Iruñea está quedando en evidencia: dando la espalda a la realidad, negando servicios públicos a la ciudadanía, infringiendo derechos y aplicando el apartheid lingüístico. El Ayuntamiento de Iruñea nos quiere dejar en la calle, nos quiere invisibilizar, que no vea nadie la fuerza que tiene el euskera en Iruñea. Desde Navarra Suma han rechazado todas las propuestas para solucionar este problema. Y el Gobierno de Nafarroa nos ha dejado indefensas: hemos estado con representantes del PSN, pero no han realizado ninguna propuesta clara. ¿Qué pretende hacer el Gobierno? Aplicará las mismas políticas euskarafobikas de Navarra Suma? Queremos respuestas. Ya que todo esto es un problema muy grave para madres y padres. Las instituciones deben garantizar los derechos de la ciudadanía, no pisotearlos.

Asimismo, queremos denunciar el inmovilismo del Gobierno de Navarra. La sentencia utilizada por el Ayuntamiento de Iruñea para realizar los recortes de plazas en euskara señala que la competencia de las escuelas infantiles es del Gobierno. Pero ante esa decisión judicial, el Gobierno de Navarra se mantiene en silencio. Es más, el mismo Gobierno tiene 5 escuelas infantiles en Iruñea, y no ha hecho nada para aumentar el 14% de plazas en euskera que oferta.

La reivindicación de que el ciclo 0-3 sea de gestión del Departamento de Educación del Gobierno de Navarra es histórica, y actuamente adquiere una importancia sustancial. Porque el hecho de estar bajo una sola administración permitiría realizar una planificación completa de las escuelas infantiles en euskara de toda la comunidad navarra, y de esa manera garantizarse el derecho a empezar a estudiar en euskara desde edades tempranas.

Por todo eso nos reunimos la pasada semana ante el Gobierno de Navarra, para decir alto y claro que ¡ya es hora! Que es el momento de demostrar con medidas concretas que los niños y niñas navarras tienen el derecho de aprender en euskera de principio a fin del proceso educativo, y que ahora es el momento de realizar un sincero reconocimiento del ciclo 0-3, de adoptar medidas concretas para dignificar las condiciones del personal profesional que trabajan en él, y para no quedarse, como siempre, en palabras vacías. Las niñas y niños de 0-3 también son ciudadanas y ciudadanos con derechos.

 

Firmantes de artículo: Agurne Gaubeka Erauskin (Hizkuntz-Eskubideen Behatokia), Amaia Urzelai Lasa (LAB), Asier Biurrun Ajuria (AEK), Iban Amotxategi (ELA), Iñigo Otxoa Fernandez (HE Gurasoak), Izaskun Berasategi Zabalza (HE Gurasoak), Juan Javier Iturralde Maisterra (Zaldiko Maldiko Elkartea), Marta Diez Napal (Sortzen Elkartea), Nekane Otamendi Artola (IKA), Saioa Ancizu Perez de Ciriza (HE Gurasoak)

Foto: Ekinklik

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More