El Estado y el Comunismo

Publicidad

El marxismo leninismo, establece en su teoría central, contextualizada en sociedades fuertemente oprimidas como la propia Rusia zarista, la toma de poder político por parte de los trabajadores y trabajadoras del campo y la ciudad. Esta toma de poder político es realizada por medio de una revolución social encabezada intelectualmente por el partido del marxismo revolucionario, motor de la organización revolucionaria. La toma del poder político viene dada por la fuerza de choque social contra los aparatos represivos del Estado y sus instituciones más representativas. La premisa marxista-leninista es la destrucción del Estado como fuerza política y organización represiva contra la mayoría de la sociedad. Establece que el Estado debe ser destruido proporcionalmente a la nueva organización de la sociedad por los mismos trabajadores y trabajadoras. La destrucción del Estado es políticamente funcional, es decir, ha de ir desapareciendo gradualmente conforme otra nueva forma de organización política se va desarrollando en pos del beneficio general de la sociedad. Estableciendo constitucionalmente la propiedad estatal de los medios de producción, las grandes industrias antes, en manos privadas con objetivos privatizados sin ninguna funcionalidad social ni ningún parámetro colectivo. También se establece el control de la democracia de la mayoría comunista a la minoría capitalista, invirtiendo así los intereses contrapuestos de la mayoría de la sociedad a una minoría que quiere apropiarse de todo el beneficio social alcanzado mediante la fuerza de trabajo, es decir, los/as trabajadores/as y las máquinas; esta minoría quiere apropiarse del trabajo mismo, es decir el medio y el propio valor que los productos adquieren una vez producidos; y también esta minoría quiere apropiarse de  la distribución y venta final del producto. Es decir, esta minoría capitalista quiere apropiarse de todos los beneficios que los/as trabajadores/as realizan con su trabajo. La paga o el salario que reciben los trabajadores/as es inversa y unidireccional al valor final del producto, es decir, mientras mayor valor tenga el producto, menor será la paga del/la trabajador/a, y por el contrario mientras menor valor tenga el producto, menor será el salario que perciba el/la trabajador/a. Por eso el marxismo establece que la propiedad de los medios de producción social deben ser sociales y no privados, es decir, si los medios de producción producen beneficios sociales deberían estar en manos de la sociedad y no en manos de particulares que únicamente buscan su propio beneficio  no, el beneficio de la sociedad general. De ahí que esta minoría deba ser controlada mediante la mayoría social. A este control de la minoría capitalista por medio de la mayoría, se la llama primera fase del comunismo en la cual la primigenia formación del Estado capitalista pasa a convertirse gradualmente en Estado comunista, sin que la organización estatal capitalista desaparezca del todo, conservando así algunas de las instituciones capitalistas más relevantes pero que en el ejercicio del comunismo, estas instituciones capitalistas gradualmente se convierten en nuevas organizaciones del comunismo, es decir en organizaciones sociales para la mayoría de la sociedad y no, para esa minoría anterior. Aquí la democracia también gradualmente empieza a expandirse hacia la mayoría pero no así, a la minoría capitalista que debe ser controlada bajo su expulsión de las organizaciones sociales y por las mismas organizaciones sociales. La función de las nuevas organizaciones, además de las mencionadas, es terminar con todos los privilegios capitalistas adheridos a los supuestos cargos democráticos. Aquí podemos ver claramente que la democracia capitalista establece una serie de privilegios en sus diferentes cargos gubernativos y administrativos. Estos privilegios son en sí mismos antidemocráticos, lo que demuestra que la llamada democracia capitalista únicamente es funcional para esa minoría mencionada anteriormente. También en esta primera fase, la forma de parlamentarismo capitalista debe ser sustituida por la efectiva organización en Consejo Social. ¿A qué se refiere el marxismo al introducir el término de “parlamentarismo capitalista” como objetivo a hacer desaparecer? No se refiere a acabar con los Parlamentos sino a la propia utilización que se hace de ellos para engañar y no trabajar por la mayoría social, más la serie de privilegios que llevan adquiridos en sus términos supuestamente democráticos, como hemos visto. El parlamentarismo capitalista solo da forma a un sistema definido en el privilegio, y partiendo de este mismo privilegio se suman los demás de sus diferentes cargos gubernativos y administrativos, es decir, el parlamentarismo capitalista tiene como objetivo servir a sus propios intereses particulares y privados. Esta sería la primera fase del comunismo. ¿Cuánto tiempo llevaría? El mismo tiempo que se trabaje por su realización.

La segunda fase o etapa del comunismo, sería la desaparición de toda la maquina estatal capitalista, siendo sustituida no por el mismo Estado capitalista, sino por la Comunidad Comunista.

La Comunidad Comunista no sería un Estado propiamente definido en sus términos como órgano de represión de una clase minoritaria a otra mayoritaria, sino la máxima expresión de la organización comunista, no ya como Estado sino como Comunidad, y su organización interna no conllevaría ningún tipo de privilegio adherido a su funcionamiento.

En esta segunda fase del comunismo, y tanto como en la primera, no debe cesar el control hacia esa minoría capitalista que quiere apoderarse de nuevo de los órganos de organización social para hacerlos de nuevo privados. ¿Qué grado de control debe haber hacia la minoría capitalista? El mismo grado de control que la misma minoría exija con su comportamiento antisocial y antidemocrático.

El sistema económico de la Comunidad Comunista, no difiere de la significación de la propia Comunidad, es decir, debe ser un sistema económico comunista. ¿Qué conlleva? La organización de la economía alrededor de la sociedad y por la sociedad. ¿Con qué instrumentos? Medios de producción, banca pública, nueva organización de la socialización de las tierras y la distribución de los productos derivados de las diferentes producciones de la Comunidad. Exportaciones, importaciones. La economía comunista entraría en el campo internacional de la economía capitalista pero con la significación del beneficio para el conjunto de la sociedad. La economía comunista también se establece en el campo macroeconómico, pero siendo propiamente la Comunidad, la propietaria del valor de las diferentes acciones y valores en curso. Hasta aquí la última fase del comunismo, ya veis, nada monstruosa ni utópica.

La Comunidad Comunista proporcionará al conjunto de la sociedad, trabajo, vivienda, educación, sanidad, transporte, seguridad, pensiones. No se eliminaría de las pequeñas y medianas empresas la propiedad individual con los supuestos en impuestos derivados para la Comunidad. De los beneficios económicos de la propia Comunidad se derivaría la gratuidad en vivienda social, educación, sanidad, transporte, etcs, justo lo que ahora se dedica a la creación de multimillonarios/as y fondos privados.

De las diferentes fases del comunismo hablaremos ahora en diferentes Estados capitalistas y en Estados Comunistas, también.

Empezaremos por el Estado capitalista español. Un Estado capitalista puede estar representado en diferentes formas de gobierno, es decir, el Estado capitalista puede estar presente en una Monarquía Parlamentaria  como es el caso del Estado español. En una república federal y en una república centralizada.

En el Estado capitalista español, ahora mismo existe políticamente la fase previa a la primera fase del comunismo. Si el gobierno actual trabaja en la consecución de las leyes apropiadas y en las nuevas formas de organización, puede dejar el trabajo hecho para la primera fase del comunismo. ¿Y qué pasaría si de nuevo esa minoría capitalista toma el poder? Las leyes que se han de cambiar mediante la Constitución son estructurales y distributivas para una nueva forma organizativa de Estado con lo cual se le impediría a esa minoría capitalista forzar la detención o tergiversación de las nuevas organizaciones políticas y sociales. ¿Puede funcionar la monarquía dentro de una Comunidad Comunista? Si esa monarquía renuncia a sus privilegios de clase, es decir a sus privilegios económicos, no hay impedimento para su adhesión a la nueva Comunidad Comunista, si la mayoría de la sociedad así lo desea. La representación de dicha monarquía sería meramente diplomática y no funcional, y su representación no sería hereditaria sino sumada al voto popular, eligiendo así democráticamente la representación monárquica en el cargo diplomático.

La República Popular de China, o el Estado comunista chino. Aquí bien está reflejado que China no ha dejado de ser un Estado propiamente dicho, con lo cual no ha llevado a consecución los parámetros teóricos del marxismo leninismo. Sigue existiendo un Estado capitalista bajo un férreo control comunista, con lo cual su fase primera no está terminada, ni siquiera avanzada. Deberían seguir la senda del marxismo rebajando paulatinamente el control de la población no capitalista.

El Estado Socialista Cubano, igualmente está en la primera fase del comunismo, con ganas de proseguir hacia la segunda fase aunque su realidad económica debido al bloqueo del gran Estado capitalista norteamericano, se lo impide, pero están en la buena senda hacia la Comunidad Comunista Cubana.

El Estado Socialista Venezolano está retrocediendo de la primera fase del comunismo, no por su propio gusto sino por los errores cometidos en su consecución. Deberían afianzar por mayoría cuando pudieron, las leyes constitucionales de la primera fase del comunismo. Ahora deben hacer lo propio y convocar unas nuevas elecciones para evitar el enfrentamiento civil, y volver con más fuerza a su proyecto de la renovación de la república bolivariana. Se debe tener en cuenta que la lucha es contra esa minoría capitalista no contra la mayoría de la población civil.

El Estado Comunista de Corea del Norte, igualmente está anclado en el comienzo de la primera fase del comunismo, cometiendo grandes errores de afianzamiento del Estado, además con privilegio de herencia,  no de su cambio de organización y desaparición posterior.

Cuando la mayoría de Estados alrededor del mundo, se conviertan en Comunidades Comunistas, a la vez, la economía capitalista irá desapareciendo mientras la economía global comunista irá sustituyéndola. Pero hay que empezar y continuar, por la senda marcada, evitando a toda costa los errores mayúsculos. Hoy en día las sociedades están más preparadas para ello que cincuenta o cien años atrás, pues viene dada en la teoría marxista-leninista que las Comunidades Comunistas se crearán a partir de los Estados capitalistas, y hoy día, todas las naciones y Estados del mundo, permanecen bajo esta misma concepción política y económica.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More