El estado jamás será rebasado

El estado jamás será rebasado

En un DIARIO de la localidad apareció la declaración de nuestro “gober terminator 1” acerca de la delincuencia:

“El Estado jamás será rebasado por la delincuencia” pugna por un mando único policial…”que puedan nulificar y disuadir a los grupos de delincuencia organizada”.

Definamos las palabras: “nulificar” y “disuadir”.

NULIFICAR: impedir la realización de un evento sus causas y/o efectos.

DISUADIR: inducir a una persona o grupo a que mude de dictamen o propósitos.

DISUACION: acción estratégica de represalia preparada por el Estado con objeto de disuadir a un adversario a un ataque.

¿Coinciden estas definiciones con la realidad Mexicana?

Diez homicidios diarios y 50 mil delitos de todo tipo cometidos cada mes en todo el Estado de Sinaloa. Treinta mil homicidios en lo que va de la ¿guerra contra el narco?

El pueblo tiene modo de burlarse e identificar a los fanfarrones diciendo: “De lengua me como un taco”.

El Estado Mexicano y sus piezas (Estados federados) no solo han sido rebasados “por la delincuencia organizada” o por la desorganizada o por la aislada individual, sino que el Estado “es la delincuencia mejor organizada del mundo”.

Para corroborar esta afirmación basta con recordar algunos hechos: trescientos años de genocidio Español que produjo 40 millones de indígenas asesinados a lo largo y ancho del continente Americano. 35 años de Porfiriato. 70 años de PRI-Porfiriato. 12 años de PANismo católico fascista y los que vienen.

La ciudadanía debiera gritar:

“Fuera el PAN del gobierno, el PRI no es opción; el PRD segura traición” estos partidos políticos -como todos sabemos- son los caballos de Troya en la lucha del pueblo de México.

Recordemos 70 años de crímenes y robos PRIistas: Tlatenolco 1968. Robaproa 1983.

Recordemos los asesinados por los gobiernos PRIistas: Arturo Gamiz, Jacinto López, Rubén Jaramillo, Valentín Campa, Genaro Vázquez, Lucio Cabañas. La matanza de Actial en Chiapas, Luis Donaldo Colosio, 400 mujeres asesinadas en Ciudad Juárez Chihuahua y van en aumento los feminicidios. 30 mil victimas ¿de la guerra contra el narco? Etc.

Es una lista interminable de crímenes y genocidios cometidos por las mafias gobernantes mexicanas a lo largo de su sangrienta historia pasada y presente.

Los gobernantes mafiosos, como el periodismo oficial son la escoria de la sociedad Mexicana; hampones asociados contra el pueblo.

El gánster político y el periodista oficial por radio, televisión o por escrito, están sujetos a los dictados de Washington y de las agencias noticiosas Europeas y Norteamericanas o del gobernante en turno, desde el presidente de la república, gobernadores o presidente municipales.

El periodista mexicano -salvo honrosas excepciones- son sujetos y objetos del mercantilismo noticioso, rainting amarillista; su ideología esta inmersa en la cloaca y el modo Wollywodense de emitirlas: maquilladas, espectaculares, en tono histérico, parciales, incompletas y omitidas.

Esta mentalidad simiesca esta acorde con la intención de las mafias gobernantes: ocultar la realidad, desviar la atención del pueblo para solucionar definitivamente los problemas que le aquejan: pobreza, hambre, desempleo, inseguridad, sobreexplotación y saqueo de nuestros recursos naturales.

Las mafias gobernantes y los periodistas oficiales evitan a toda costa revelar la verdad y dar información objetiva. Ni siquiera se atreven a plantear las profundas raíces que originan los eventos delictivos ni analizar el contexto social en que surgen por temor o consignas de los grupos de poder, directivos de las empresas para las que trabajan, o de plano, practican una política periodística disciplinada a la tranza y demagogia para proteger intereses ocultos, convirtiéndose así en simple muñecos ventrílocuos: imagen y figuras tiesas, superficiales, sin alma ni voz propia.

Los políticos y periodistas oficiales perdieron sus sentimientos nacionalistas, su identidad con las raíces y cultura históricas mexicanas siendo hasta hoy difusores de la mentira oficial y verdades a medias a servicios del mejor postor, mercenarios de la prensa.

Son piezas importantísimas en el juego de la propaganda subversiva del “Estado de Derecho” y de la pseudodemocracia es decir la “libertad” impuesta por las armas y la ideología dictatorial de los regímenes pro-imperialistas que a padecido y padece el pueblo mexicano y Latinoamérica.

Lo que las autoridades mexicanas deben entender (que no entienden ni lo desean) lo que significa “SEGURIDAD”.

Para las mafias gobernantes “seguridad” significan: el ejército en las calles y policías armadas hasta los dientes en cada esquina y barrios de nuestras ciudades para asesinar impunemente a la población y criminalizar las protestas sociales.

Por supuesto, las fuerzas castrenses y los “puercos” policiacos son armados, entrenadosy financiados por los Estados Unidos…”Business are business” “Nosotros no tenemos amigos, tenemos intereses” “América para los gringos” “In god we trust”. En resumen las mafias políticas mexicanas y periodistas mexicanos son gusanos carroñeros de la patria.

Atte

El CANARIO

Para Kaos en laRed

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS