El escándalo de los «papeles de Panamá» pone al descubierto la corrupción del sistema económico y político panameño

 

 El escándalo de los «papeles de Panamá» pone al descubierto la corrupción del sistema económico y político panameño

 El diario alemán La Gaceta del Sur, junto al Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (de más de 70 diarios del mundo), han puesto al descubierto la trama de lavado de dinero más grande descubierta hasta ahora, que involucra a gobernantes, políticos, deportistas y bancos a través del mundo. Esa enorme red de lavado de dineros ilícitos tenía como su corazón el bufete de abogados Mossack-Fonseca, con sede en Panamá, y cuya cabeza local es Ramón Fonseca Mora, hasta hace poco ministro asesor del presidente Juan C. Varela y dirigente del partido Panameñista.

Por las implicaciones internacionales que tiene este caso, cuyas ramificaciones nacionales aún no se conocen, por la omisión de sus deberes de la autoridades locales, tanto la membresía del Polo Ciudadano, como el activismo de las organizaciones populares, exigimos una investigación profunda y un castigo severo para los implicados. Sería  inaceptable que, por tratarse de uno de los abogados más influyentes del país, y amigo del Presidente de la República, se escamotee la justicia con argucias legales.

Este caso, denominado «los papeles de Panamá», se suma a otro escándalo conocido desde hace meses, nos referimos a la investigación en Brasil conocida como «Lava Jato», en la que aparece mencionado este mismos bufete, políticos corruptos de ese país, así como la empresa Odebrecht favorita en los contratos públicos de tres sucesivos gobiernos panameños. El esquema es semejante en ambos casos: fabricación de «empresas de maletín» por Mossack-Mora, para esconder dineros robados al erario público de diversos países, vía evasión fiscal o peculado, por políticos y empresarios.

Lo que ponen sobre la faz pública, éstas y otras investigaciones, como la de decenas de funcionarios de la administración de Martinelli acusados de peculado,  no es sólo la utilización del Centro Bancario Internacional de Panamá como paraíso fiscal, sino de la corrupción generalizada que emana del sistema político panameño, que parece involucrar a políticos y partidos. Un sistema electoral que se fundamenta en millones de dólares para participar de los comicios, no es otra cosa de un sistema corrupto.

Desde el Polo Ciudadano exigimos que se hagan públicas las contribuciones de campaña de todos los partidos políticos, al menos desde las elecciones de 2014, y en particular las del partido gobernante, para saber si dinero hubo dinero sucio en ellas. Exigimos una auditoria profunda de los bufetes de abogados que viven de construir empresas de maletín para fines ilícitos y una adecuación de la legislación que impida estas prácticas.

Pero somos conscientes que el verdadero final de la corrupción generalizada que carcome al país y el castigo a los responsables sólo vendrá de la refundación de nuestro sistema político, fruto de una Asamblea Constituyente originaria, que impongamos desde las bases populares con la movilización y la lucha unitaria.

Polo Ciudadano

Panamá, 5 de abril de 2012.

 

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS