El escalofrío, o la supuesta intelectualidad de los perros rabiosos

Bienvenidos al circo mediático de la derecha. Abróchense bien los cinturones, que vienen curvas

Publicidad

El Apocalipsis ya está aquí. Pero nada tiene que ver con el cambio climático, sino con el de gobierno. Las tempestades, los huracanes y los tsunamis están arrasando España desde Moncloa. Y eso que todavía no hay –estrictamente hablando- gobierno ninguno. Supongo que el día en el que lo haya caerá de pronto un meteorito como el que asoló a los dinosaurios. Porque, sin hacer nada, sin ni siquiera tiempo de tomar una triste medida, parece ser que ya están cabalgando los Cuatro Jinetes a sus anchas por la tierra del Cid… O eso dicen los perros rabiosos

Esto es lo que dice el escritor y columnista del ABC, Alfonso Ussía:

Y mira que, se supone, este es un hombre culto. Alguien debería explicarle a este intelectual tan cultivado que, por pura definición, un Golpe de Estado NO SE VOTA. Que si algo se vota en una democracia puede parecerte mal, puedes incluso quejarte y patalear, pero lo que seguro que no es, es un Golpe de Estado. ¿Quedan claros los conceptos? No sé, no sé…

A Rosa Díez, por ejemplo, no. Y aunque el traje de intelectual le quede enorme, no por ello podemos pensar que carece de altavoz mediático –a pesar del ostracismo en el que parece empeñada en querer hundirse-. Por su parte ella se aventura a afirmar lo siguiente:

Ahora resulta que investir a Pedro Sánchez, para esta señora, es equivalente con aniquilar al pueblo judío en cámaras de gas al grito de VIVAN LOS ARIOS. ¿Soy yo, o se nos está yendo esto un poquito de las manos?

Pero hay más. Alvise Pérez es un “anónimo” –luego explicaré el porqué de las comillas- jefe de gabinete de Ciudadanos en el Parlamento valenciano. Fiel seguidor de la Escuela Austriaca –es decir: la droga dura del neoliberalismo-, es capaz de firmar el siguiente texto:

“Con José María Aznar hubo 15 ministerios.

Rodríguez Zapatero los subió a 17 ministerios.

Mariano Rajoy los bajó a 13 ministerios.

Pedro Sánchez Pérez-Castejón los subió a 17.

… El actual Gobierno de España será todavía un 36% más grande:

– 1 Presidente

– 4 Vicepresidentes

– 20 Ministerios.

– 30 Secretarías de estado

– Más de 600 Asesores

El Gobierno burócrata más grande de la Historia de este país, con casi 2 millones de euros sólo en sueldos de Ministros, y multiplicando por 4 el actual gasto en sueldos de Vicepresidencia (de 77.991 euros anuales cada uno)

Todavía hay gente que piensa que este es “El Gobierno de la gente” preocupada por “el bienestar social”.

Ignorantes que desconocen qué han hecho esas mismas personas en Venezuela, Bolivia, Cuba, Chile o Guatemala, o estómagos subsidiados.

Es un deber moral dar la cara e implicarse en la guerra informativa que va a tener lugar en España para evitar que este régimen se perpetúe en el poder.”

Esto tiene MUCHA CHICHA.

Lo primero que hay que decir es que, aunque este señor sea un gran desconocido para el gran público, sus publicaciones gozan de considerable audiencia. Esta, por ejemplo, atesora 3244 compartidos, 529 comentarios y 3949 likes en Facebook (a día 11 de enero –fue publicado el 9).

Una vez dicho esto, y a causa de su pseudointelectualidad, en este caso quiero tomarme mi tiempo en rebatir unas afirmaciones tan simplistas pero –parece ser- tomadas como una auténtica fuente de sabiduría para mucha –demasiada- gente:

  1. La mera comparación de un gobierno presidido por Pedro Sánchez con Venezuela, Bolivia o Cuba es tremendamente obscena, además de ser digna de un cerebro desequilibrado, cínico o fanático. Resulta irritante tener que explicar las razones de por qué me parece que es una comparación absolutamente demencial, pero me limitaré a decir que, si queremos buscar antecedentes o referencias, no es necesario cruzar el Océano Atlántico: basta con pararse en el país vecino, Portugal –fíjate, ¡no hay ni que abandonar la Península Ibérica!-. Allí existe un Gobierno de coalición –por cierto, recientemente reelegido- de socialistas y comunistas. Y lejos de irse el país a la mierda, lo cierto es que se ha registrado un vigoroso crecimiento. Vamos, que no se ha acabado precisamente el papel higiénico en los supermercados.
  2. La relación inversa que establece este hombre entre “número de ministerios” y –literalmente- “preocupación por el bienestar social” es absurda. Que yo sepa, el bienestar o malestar social no depende, per se, del número de ministerios. Siguiendo esa lógica, un Gobierno con 4 ministerios se ocuparía mejor del bienestar que otro que cuente con 24, ¿captan ya lo absurdo de dicha afirmación? Lo importante en este caso es que la asignación presupuestaria que los diferentes ministerios ostenten sea empleada de forma eficaz en los lugares en los que de verdad se necesitan, y no que acabe en los bolsillos de los propios políticos que supuestamente deberían administrarla –algo a lo que los anteriores gobiernos nos tienen, por desgracia, demasiado acostumbrados-. Como buen sabueso de la Escuela Austriaca que es, entiendo que este hombre abogue por un Estado a régimen; pero al menos debería de ser un poco cauteloso con sus afirmaciones. Que una cosa es opinar que un Estado mínimo es lo más adecuado y deseable –completamente respetable- y otra muy distinta es dar por hecho que el incremento en el número de ministerios es incompatible con “gobernar para la gente” (en referencia a su frase/ sentencia: «Todavía hay gente que piensa que este es “El Gobierno de la gente”»). Un poquito de decencia a la hora de argumentar, por favor…
  3. La mención que este hombre hace en el último párrafo sobre una “guerra informativa” ya es el colmo. ¿Cómo tiene que ser de facha un ser humano para de verdad creerse que en España hay medios de comunicación de izquierdas? La inmensa mayoría de ellos son de tendencia claramente conservadora. Si acaso podemos hacer una pequeña “excepción” por el consenso existente en que casi todos ellos son LGTBI Friendly –que ya hay que ser facha para pensar que algo así, a estas alturas, es “izquierdoso”-. Pero en cuanto a la violencia de género o la inmigración, eso ya no está tan claro. En cualquier caso, respecto a la economía, la simple duda YA OFENDE. Tan solo un pequeño puñado de medios digitales y un par de programas de televisión pueden, a día de hoy, ser tachados más o menos de “progres”. Por lo demás, tenéis la “guerra informativa” ganada, campeón. ¡Así que no te preocupes por ella!

Por supuesto que este gobierno puede ser un absoluto chasco. Claro que sí. Lo que no acabo de entender es que, antes si quiera de comprobar lo que tiene que decir, esta jauría de perros rabiosos ya esté tratando de triturar sus testículos.

Yo, por mi parte, prefiero mantener la cautela; pero reconozco que todos esos ladridos tan viscerales, dentro del intenso escalofrío que me generan, me hacen experimentar un cierto placer. Pues como decía Miguel de Cervantes:

Ladran, Sancho, luego cabalgamos.”

“Estoy muy decepcionado con el nuevo gobierno de coalición. No ha ardido ninguna iglesia. No hay desabastecimiento ni expropiaciones. No se ha nacionalizado la banca, ni se ha separado Cataluña. Bueno, vale, sí, ha muerto la tía del rey, Pilar de Borbón. Pero porque tenía una edad; la monarquía sigue. Los comunistas no se han comido a ningún niño ni han abierto las fronteras para que nos invadan manadas de extranjeros pobres y violadores. Este no es el gobierno estalinista-proetarra-bolivariano-de-golpistas que nos prometió la derecha.

La izquierda nunca está a la altura de las expectativas de los conservadores. Lo que hace falta es que cumpla con las expectativas de la gente progresista de este país.”

 

Javier Gallego, Carne Cruda

Revistaelgiro

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More