El “Descubrimiento”, el Capitalismo y la Humanidad

Publicidad

Comparto mi percepción acerca de la necesidad de transformar cualitativamente el escenario mundial de hoy día —el mismo que he denunciado a través de varios de mis trabajos—, a propósito del 521 aniversario de la llegada de Cristóbal Colón al “Nuevo Mundo” y sintiéndome compulsivo por lo que considero elogios de mis antagonistas.

En esta dirección, hace tres años, en Ecos del inicio del proceso de la Globalización sostuve que la lejana efeméride del 12 de Octubre de 1492 dio inicio tanto al traumático encuentro multicultural como a la conformación del fenómeno de la Mundialización o de la Globalización.

Igualmente, signifiqué que la hazaña de lo que también se identifica como “Descubrimiento del Nuevo Mundo” cerró la internacionalización de los diversos fenómenos que tenían/ tienen lugar en el planeta Tierra (económicos, políticos, sociales…), de acuerdo con los adelantos de la ciencia y la técnica, expresados en cada momento histórico y concretados en la dialéctica de lo objetivo y lo subjetivo.

Recuerdo que en la ocasión, acoté que todo ello adquirió notables contornos después de la Revolución de Octubre de 1917 liderada por Vladimir Ilich Lenin; y que, infelizmente, conquistó notoriedad luego de que en la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas y sus alrededores desarticularon el Socialismo a principios de la pasada década del noventa.

Actualizando los datos que resalté en aquella oportunidad sobre las consecuencias de la hazaña de Cristóbal Colón, destaco el caso de Gran Bretaña cuyo Gobierno actúa vs. Estado de bienestar, pues esa sociedad de la “culta” Europa —otrora orgullosa de su sistema libre mercado-sólida red de prestaciones sociales— en este momento devela un paquete de medidas aprobado por el Gobierno del conservador David Cameron con una rebaja de las ayudas a la vivienda social, a las familias más modestas en el pago de los abultados impuestos municipales o a los ciudadanos sin recursos para costear litigios ante los tribunales, junto a una remodelación de la gestión sanitaria donde primará el estricto control del gasto.

Amplía el panorama anterior el despacho que certifica que existirán 8 millones de nuevos pobres en España para el 2025, un tercio del total de la UE; además de cómo Holanda camina al mismo compás, a juzgar por un despacho de prensa que, atendiendo a la posición del nuevo rey Guillermo Alejandro, se preguntó y respondió:

“¿Cómo se traduce todo ello a pie de calle?

“Parte de los costes de los dependientes y enfermos crónicos, asistencia social y programas de reintegración laboral pasarán a manos municipales. Se trata de mejorar el servicio, pero los ayuntamientos disponen para estas partidas de la mitad del presupuesto estatal. Otro ejemplo son los subsidios para menores de seis años, y a partir de esa edad, que se uniformarán a la baja; el salario de los funcionarios se congela aunque pagaran menos primas sanitarias; el Ejército recortará 2.300 puestos (en 2011 ya se aprobó una reducción de 12.000 militares); el Estado ahorrará 750 millones en medicinas al reducir las pagadas por el seguro; los declarados incapaces para trabajar recibirán menos ayudas extra y todos los ministerios ahorraran, en conjunto, 165 millones de euros, entre otras medidas”.

En este minuto puedo acrecentar la idea anterior a partir de un reporte reciente de Reuters desde Zúrich con el título El 1 por ciento más acaudalado posee 46 por ciento de la riqueza global. Allí, consta que la riqueza mundial ha subido un 68 por ciento en los últimos 10 años para llegar a un nuevo máximo histórico de 241 billones de dólares, y que Estados Unidos representa casi tres cuartos de ese incremento.

También, otros datos que Reuters revela: La riqueza global se incrementará en un 40 por ciento hacia el 2018 y llegará a 334 billones de dólares./ Las naciones más adineradas, con más de 100.000 dólares por adulto, están concentradas en América del Norte, Europa Occidental y entre los países ricos del Asia-Pacífico y Oriente Medio./ Sin embargo, dos tercios de los adultos en el mundo tienen activos por menos de 10.000 dólares y en conjunto representan apenas del 3 por ciento de la riqueza global.

Paralelamente, se difundió El futuro de la niñez con esta sabia deEduardo Galeano: “El mundo trata a los niños ricos como si fueran dinero, para que se acostumbren a actuar como el dinero actúa. El mundo trata a los niños pobres como si fueran basura, para que se conviertan en basura. Y a los medios, a los niños que no son ricos ni pobres, los tiene atados a la pata del televisor, para que desde muy temprano acepten, como destino, la vida prisionera”.

Sencillamente, escapó a la casualidad que unas semanas atrás escribiera Vs. la burguesía, un deber humano.

Por tanto, suscribo íntegramente lo que expuse en Vaivenes del Capitalismo. ¿Salida desde su interior?, a saber:

“¿Qué hacer con este convulso panorama?

“Ante todo, sería un desatino mayúsculo obviar que para que estalle la Revolución no suele bastar con que ‘los de abajo no quieran’, sino que hace falta además que ‘los de arriba no puedan’ seguir viviendo como hasta ahora —a juzgar por el magisterio de Lenin. Por tanto, se imponen aprehender de una buena vez que los  vaivenes del Capitalismo ni pueden durar mucho más ni hay manera humana de soportarlo. Hay que construir la alternativa, atendiendo a las particularidades propias de cada país.

“Así, resulta inevitable  una salida revolucionaria para poder abandonar los avatares engendrados por el Capital. Los resultados de las naciones integrantes de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América, cuyo eje motor es Cuba-Venezuela, a pesar de los pesares, develan que un mundo mejor es posible”.

Puedo incorporar a este examen, la gloriosa obra que construimos la mayoría de cubanas y cubanos desde la Isla —muchos/as, allende el mar a riesgo de sus propias vidas—, una antítesis a tanta inmundicia que prolifera a los cuatro vientos.

He aquí contornos generales del mundo que recibimos a partir del 12 de Octubre de 1492. La Humanidad reclama, en consecuencia, una trasformación hacia otro Planeta Tierra que nos resulta imprescindible.

Publicidad

También podría gustarte

Publicidad

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More