El demoledor “Master of Pupets” (1986) convertido en obra maestra

23

Entre septiembre y diciembre de 1985 se iba gestando lo que sería el tercer trabajo discográfico de la banda californiana Metallica. Se dieron a conocer en 1983, con “Kill´Em All”, un disco que asentaba las bases del trash metal y del metal en general, tras el primer gran comienzo llegó “Ride the Lightning” en 1984 un álbum clásico y uno de los mejores de todos los tiempos. Con estos antecedentes, la banda se puso manos a la obra en Copenhague, Dinamarca, a cargo del productor danés Flemming Rasmussen, realizando un gran trabajo.

James Hetfield a la voz y a la guitarra rítmica, el magnífico guitarrista líder Kirk Hammet, Cliff Burton, maravilloso bajista y Lars Ulrich, excelente batería, conforman Metallica, y llegan a la cima cuando publican su tercer trabajo en marzo de 1986, titulado “Master Of Puppets”, Don Brautigam fue el ilustrador de la original portada, y el álbum contenía ocho temas, letras que hablan de drogas, de la religión, de la locura, de las enfermedades mentales… musicalmente, ocho pistas muy trabajadas, se percibe a una banda con cierta madurez por las estructuras de las composiciones y una producción muy elaborada.

Battery

Empieza con una preciosa introducción de guitarras españolas de gran calidad, y estalla toda la banda llegando a ser un tema con un ritmo frenético, cambios de ritmos constantes, riffs potentes y desbordante energía furiosa.

Master Of Puppets

Himno de los ochenta y generacional. Titulada como el álbum con sarcástica metáfora, se afianza con un buen juego de la batería, monumentales (algo más) de ocho minutos donde la droga que juega a ser un titiritero con el imaginario adicto, es el tema principal de la canción. Relajado y agradecido medio tiempo, volviendo luego a trallazos y riffs descomunales. El detalle: un final con unas carcajadas muy enigmáticas.

The Thing That Should Not Be

Canción muy oscura, destructivos guitarreos y arrolladores bases de ritmo de batería. Personalmente es la que más se me hace pesada.

Welcome Home (Sanitarium)

Maravillosa e inigualable de melodía épica. Tema relajado en su integridad con unos solos de guitarra muy deliciosos, llegando al súmmum de la reflexión porque llegan a ser los protagonistas por excelencia. Media balada embriagadora, de final energético e incansable de oír.

Disposable Heroes

Canción llevada a la brutalidad. Un tema que nos ofrece unos cambios de ritmo frenéticos, llegando al speed metal. Riffs desequilibrados para distorsionarlos y volviéndolos a equilibrar. Es una crítica ácida al ejército americano.

Leper Messiah

Gran juego de guitarras, una composición contundente por la banda, precioso enfoque de la batería de Ulrich. Un final detonado por un James Hetfield. Canción con trasfondo de crítica a la religión.

Orion

Precioso tema instrumental. Se refiere a un viaje hacia la constelación de Orión. Gran elaboración del magnífico bajista Cliff Burton, de atmósfera  armoniosa, maravilloso tema compositivo. Agradecidos medios tiempos y maravillosa evolución del trash metal, donde la relajación de un solo de guitarra o de batería, se puede mezclar con la crudeza de una guitarra con maestría dando lugar a la grandeza de la música trash metal y degustar la música en sí.  

Damage, Inc.

Interpretado por un regreso –de la anterior tema “relajado” instrumental- y final del álbum. Y nos llega de la mano –ojo al dato del paso por delante de Metallica- con una introducción de pedacitos de guitarra tocados del revés, muy envolvente. Pero la canción no es relajada como al principio, es puro trash, tocado con brutalidad y energía. Un tema que hace sudar la gota gorda para dar broche final al álbum cumbre de Metallica.

“Master of Puppets” llegaría a situarse tras su lanzamiento en el puesto 29 del ranking Billboard, donde permanecería durante 72 semanas. Este fue el primer trabajo de la banda que consiguió hacerse con un disco de oro, y desde entonces ha alcanzado los seis de platino en territorio estadounidense.

Por desgracia en septiembre de 1986 abandonaría este mundo el formidable bajista Cliff Burton, con 24 años de edad, a causa de un accidente automovilístico en el que se encontraba toda la banda. Nos ha dejado un legado como por ejemplo el “Master Of Puppets”, un disco vital, recomendable, y de obligada escucha para cualquier aficionado o aficionada a la música.

¡Fortuna y salud!

Contacto: joan.navas@hotmail.es