El cura de un pueblo de Granada ha repartido 100.000 euros que le tocaron

Prensa

Cuando el pasado 22 de diciembre en mitad de la lluvia de cava y las celebraciones, los periodistas anunciaban que el segundo premio del sorteo de Navidad que dejó más de 30 millones de euros en Vélez en Benaudalla estaba muy repartido, aún no sabían hasta qué punto de verdad iba a estarlo. Gracias al extraordinario gesto de Francisco Peinado, el cura de este pequeña localidad costera, un pellizco de la suerte ha llegado a cada necesitado del pueblo.
A don Francisco -que así le llaman todos los veleños que le adoran y no es para menos- le tocó un décimo premiado con 100.000 euros y ni se ha comprado un coche, ni ha pagado hipoteca como la mayoría de los demás premiados. Don Francisco, de 79 años, ha dedicado sus 100.000 euros a predicar con el ejemplo. Lo ha repartido entre los que lo necesitaban más que él. «Hay que enseñar a la gente que podemos vivir haciendo felices a los demás», resume.
Aquel día con todo Vélez dando saltos de alegría, el cura ya anunciaba a los medios que le preguntaban que él tenía pensado compartir su suerte con los necesitados. Pero un año después, ha cumplido a rajatabla sus palabras y eso es como para quitarse el sombrero.
NOTICIAS ANTICAPITALISTAS