El cucharon, la cucharita y el tenedor… y la Sopa de todos

Si  así  se reparte la “sopa de las  riquezas” en el Capitalismo, algunos comen con cucharon,  otros con cucharita y multitud de trabajadores con tenedor, es inútil para los explotados,  aumentar la cantidad de sopa.

Sin embargo los hemos escuchado mil veces…” aumentar la producción es progresar”,  “crecer  económicamente”, nos dicen,   es crear  trabajo  y es mejorar las condiciones de la vida de todos los seres humanos.

Desde luego que eso no es verdad,  pues para mejorar las condiciones  de todos,  hay  que empezar por repartir con justicia  la riqueza que producimos y producir lo que realmente necesitamos.

Creo que hemos llegado al momento,  de pasar a una etapa más madura en la Historia del Ser Humano.

Y  lo creo, pese,  a que si observamos el estado del Mundo Entero,  no parece que esté en manos de seres maduros.

Es que el Capitalismo, el sistema en el que vivimos, es tan absurdo,  que nos vuelve locos a todos.

Estamos  perdiendo la capacidad de razonar, que además de ser lo que nos diferencia, de los otros animales,  con  los que convivimos, es la única posibilidad de entender, cuales son nuestros deseos, necesidades y cómo podemos manejarlos.

Permítanme reflexionar  con este artículo,  en  que independientemente de la injusticia en el reparto de las riquezas,  “no necesitamos nada nuevo”,  que pretendan crear  los “emprendedores“, como los denominan actualmente los medios de comunicación…con lo que ya existe,  tenemos suficiente por ahora…

Estamos invadidos de productos innecesarios, muchos de ellos  inventados para vender…  no para usar.

Estamos en bancarrota ecológica, agrediendo permanentemente a la Naturaleza.

Y ocurre que aquella  producción,  realmente necesaria para la subsistencia del Ser humano, es deficitaria en relación a la producción innecesaria,  inventada por los desarrolladores, para el Monstruo del Mercado.

Sabemos que el Capitalismo se muere… si no vende. Pero el sistema es  incapaz por su básica injusticia,  de repartir los réditos  del trabajo,  como para crear un comprador constante y sereno.

Vemos que estos “emprendedores”  son incapaces  de entender,  que el crecimiento enloquecido del Capitalismo,  debe ser detenido y poner la marcha atrás, en lo que a la producción de  mercancías  innecesarias y antiecológicas se refiere.

Y acelerar la producción de lo que realmente necesita el ser humano, por ejemplo, cambiar armas por viviendas, automóviles privados  por mas transportes  colectivos ecológicos,  más y mejores alimentos,  petróleo por energía renovable y desarrollar  políticamente,  una vida más solidaria ,sensata e inteligente, donde crezcamos mejor  los seres humanos  y no los productos

Presten atención!! ….  no nos vendan más, cuentas de colores, sobre la creación individual, sobre los hombres providenciales.

Lo que existe, lo que fue creado y construido hasta ahora, fue hecho en una larga sucesión de tiempo y solidaridad humana.

Todo lo que se creó…fue hecho colectivamente!

Los descubrimientos y creaciones, en todos los terrenos de la ciencia e incluso  del arte,  fueron producto de la labor y el esfuerzo de muchos seres humanos,  aportando lo suyo, que en algún momento, cuando la idea maduró,  alguien  la arranco del árbol y nos dio la fruta para comer.

Es como las sumas, a las que todos los días les agregan una cifra  y en algún  momento se traza  la raya y se totaliza.

El que suma  no es un Genio… es un Contador que resume,  lo que los demás incorporaron.

Terminemos con la fábula histórica,  de las creaciones individuales, de los genios desarrolladores,  de los” Superman” emprendedores.

Cada avance o novedad llevo un tiempo prudencial, en tiempos “humanos “no previstos. Aunque los capitalistas   ahora pretendan  acelerarlos,   llevándolos a tiempos que exceden lo humano,  a tiempos de máquinas.

El hecho que algunos pocos  se  apropien,  mediante las patentes de derechos intelectuales exclusivos, no deja de ser, otra forma más del  robo individual capitalista,  de la propiedad colectiva.

Creo que ese culto a los grandes creadores individuales,  ese culto a la individualidad,  ese ocultamiento de la importancia de lo colectivo en la creación,  esconde el permiso para apoderarse de la propiedad en forma individual. Y es un visto bueno que el  Capitalismo necesita.

Desde luego que el desarrollo publicitario  de lo individual,  no ayuda a la justa repartición de las riquezas.

Como el ocultamiento de la función del colectivo tampoco, pero  ocurre que lo colectivo se tergiversa con la masificación,  un fenómeno muy diferente.

Lo vemos en las Redes Sociales y en la Tecnología de la comunicación de teléfonos móviles de la actualidad,  vendidas como la posibilidad de expresar la individualidad,  resultan una experiencia de masificación  y pérdida de la individualidad,  como nunca en la Historia.

La rehabilitación histórica  del Colectivo y sus derechos,  es la reivindicación del Otro,  tan necesario para  vivir y convivir de la Humanidad, y es el paso necesario,  como el que dio el Iluminismo  en su tiempo,  para reivindicar el Yo del ser humano.

La reivindicación de los derechos del Colectivo,  y a través de él,  la del ser individual que lo integra, es  la justificación más objetiva de la necesidad  de la construcción  del Socialismo y de la destrucción del sistema Capitalista.

Afectuosamente

Hersh Zakheim

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS