El cronista fallero declara por incitar los ataques nazis del 9 d’Octubre en Valencia

Publicidad

Jose Antonio García Herrero, conocido en el mundo fallero de la ciudad de Valencia como Pepe Herrero, está citado a declarar como imputado este miércoles ante el juzgado que instruye la causa por las agresiones protagonizadas por la ultraderecha en Valencia, que tuvieron lugar tanto en los prolegómenos de la tradicional manifestación reivindicativa de la Diada del País Valencià del 9 de octubre, como en el desarrollo de su recorrido.

Herrero, cronista fallero y activo miembro de la ultraderecha regionalista valenciana, está considerado como uno de los principales instigadores y convocantes de las acciones violentas de Valencia, que dejaron una veintena de heridos de diversa consideración al ser atacados salvajemente por miembros de la organización nazi Yomus, seguidores ultras del Valencia CF.

Pero no sólo participaron en las agresiones el centenar largo de hooligans, sino que también fueron identificados miembros de otras organizaciones de extrema derecha anticatalanista minoritarias como Defenem Valencia, con los que el cronista fallero mantiene vínculos directos. De hecho, al menos uno de sus miembros sería detenido por la Policía días después de los hechos, tras ser identificado y denunciado por las víctimas, entre ellas varios periodistas que cubrían la manifestación.

Un ataque contra los derechos fundamentales

José Antonio García Herrero deberá enfrentarse al interrogatorio del juez, de la Fiscalía y de las partes personadas en la causa DP 1839/2017, para que el instructor concrete finalmente, en su caso, la acusación.

La denuncia presentada por las acusaciones contra Herrero apuntan a la comisión de presuntos delitos contra los derechos fundamentales y libertades públicas, del 510.1 del Código Penal -delitos de odio- y especialmente en su caso, del 514.4, que hace mención expresa a  que “los que impidieren el legítimo ejercicio de las libertades de reunión o manifestación, o perturbaren gravemente el desarrollo de una reunión o manifestación lícita serán castigados con la pena de prisión de dos a tres años si los hechos se realizaran con violencia, y con la pena de prisión de tres a seis meses o multa de seis a 12 meses si se cometieren mediante vías de hecho o cualquier otro procedimiento ilegítimo”.

Herrero reconoce públicamente las acusaciones

El auto judicial que argumenta su imputación en diciembre pasado expone: “José Antonio García Herrero (Pepe Herrero) de quien refieren está al frente de sendas páginas en las redes sociales Facebook y Twitter además de ser el conductor de un programa denominado Onda Fallera en los canales de TDT 42 y 32 de Valencia. Los denunciantes refieren que durante los días inmediatamente anteriores al 9 de octubre el Sr. Garcia Herrero publicó diferentes mensajes en las redes sociales en los que hacía un llamamiento a impedir por la fuerza la manifestación convocada por la Comissió Nou d’Octubre”.

Lo cierto es que Pepe Herrero, tras los incidentes de Valencia, tardó ocho días en volver a hacer uso de las redes sociales que gestiona en Facebook, en concreto «Onda Fallera”, “Pepe Herrero” y “Mi Tierra CV”, para lanzar un alegato titulado “Un 9 d’Octubre, el día que todo cambió”.

En el manifiesto, publicado por el digital Valencia News, Pepe Herrero reconoce emocionado haber instigado y convocado el ataque a la manifestación “catalanista” autorizada y organizada por la Comissió 9 d’Octubre, además de haber sido un miembro activo en el ataque: “En una tarde en la que podré contar a mis hijos y mis nietos que “YO ESTUVE ALLÍ” e hice estar a cientos de miles de personas que vieron la realidad que siguen intentando ocultar los medios nacionales, locales y políticos partidistas. Las nuevas tecnologías han servido a la verdad. A la realidad vivida en directo por gentes de todo el mundo. Todo el mundo lo vio en directo”.

No en vano Herrero dejó grabados varios vídeos de muy larga duración —que constan como pruebas documentales aportadas por las acusaciones— donde Herrero, incluso, da órdenes a los nazis de Yomus para que arrebaten por la fuerza a periodistas y comerciales del Diari Jornada los paquetes de periódicos que se iban a distribuir en la manifestación a modo de promoción, los destruyeran lanzándolos a un contenedor.

Los imputados por el ataque superaran los 30

La cifra de imputados por los ataques grupos nazis organizados, vinculados a los Yomus y otras organizaciones de ultraderecha superarán, muy probamente, las 30 personas. Sin duda una cifra que, a tenor de los hechos, se queda corta, porque todavía existen individuos pendientes de identificar por la Policía, a pesar de disponer de material gráfico de calidad y diverso facilitado por periodistas y ciudadanos particulares.

Hasta el momento el número de imputados por las agresiones nazis y fascistas de Valencia del pasado 9 de octubre asciende a 23 personas, la mayoría de ellos miembros de los Ultras Yomus, Curva Nord-10 -ambos del Valencia CF-, así como otros miembros de la peña ultra del Gandía CF, Gandiblues, además de al menos un militante de Defenem Valencia y otros pendientes de encausar vinculados al partido ultraderechista Avant Albal y España 2000.

El visionado de las cámaras de seguridad de la Policía Local de Valencia apenas ha aportado información a los agentes para avanzar en sus pesquisas, y fuentes de las acusaciones echan de menos que la Policía Nacional hubiera tomado alguna filiación de los agresores “como deberían haber hecho”, a los que se dejó marchar sin más, a pesar de haber tenido más de un enfrentamiento entre antidisturbios y nazis recogido por cámaras de televisión y prensa.

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More