El coronavirus sí entiende de clases y afecta más a las zonas obreras según datos oficiales

Publicidad

El Coronavirus también entiende de desigualdades

Hoy hemos conocido los datos de afectación del Coronavirus por zonas: Nou Barris y otros barrios obreros de la ciudad están entre las más afectadas, con niveles muy superiores a otros territorios de la ciudad.

Esta situación no nos sorprende. Sabemos que las desigualdades de renta están directamente relacionadas con la calidad de la salud: condiciones de salud previas, condiciones de las viviendas, alimentación, etc.

A todo esto se añade el efecto de los recortes en gasto de salud de los últimos años, que hemos denunciado de manera continuada y que ahora muestran todo su impacto.

La incidencia de la epidemia en nuestros barrios muestra que campañas como la de “No es pobreza, es injusticia” de Nou Barris Cabrejada y el trabajo continuado de SAP Muntanya en defensa de la salud de nuestros barrios están plenamente justificadas y obligan a hacer cambios profundos en las prioridades políticas.

Dada la gravedad de la situación, y más allá de los necesarios cambios en las políticas públicas a largo plazo, hace falta que los barrios más afectados por la emergencia sanitaria reciban una asistencia prioritaria, con dotaciones de personal y de materiales adecuadas de forma inmediata.

Comunicado de la Coordinadora d’Associacións de Veïns i Entitats de Nou Barris i SAP Muntanya

 


 

El Coronavirus també entén de desigualtats

Avui hem conegut les dades d’afectació del Coronavirus per zones: Nou Barris i altres barriades obreres de la ciutat estan entre les més afectades, amb nivells molt superiors que altres territoris de la ciutat.

Aquesta situació no ens sorprèn. Sabem que les desigualtats de renda estan directament relacionades amb la qualitat de la salut: condicions de salut prèvies, condicions dels habitatges, alimentació, etc.

A tot això s’afegeix l’efecte de les retallades en despesa de salut dels darrers anys, que hem denunciat de manera continuada i que ara mostren tot el seu impacte.

La incidència de l’epidèmia als nostres barris mostra que campanyes com la de “No és pobresa, és injustícia” de Nou Barris cabrejada i el treball continuat de SAP Muntanya en defensa de la salut dels nostres barris estan plenament justificades i obliguen a fer canvis profunds en les prioritats polítiques.

Donada la gravetat de la situació, i més enllà dels necessaris canvis en les polítiques públiques a llarg termini, cal que els barris més afectats per l’emergència sanitària rebin una assistència prioritària, amb dotacions de personal i de materials adequades de forma immediata.

Comunicat de la Coordinadora d’Associacións de Veïns i Entitats de Nou Barris i SAP Muntanya

 

Fuente

 


 

El coronavirus se ceba en los barrios más pobres del área de Barcelona

La Generalitat publica un mapa interactivo con los casos territorializados que muestra que Nou Barris es la zona más afectada, y Sant Gervasi, la que menos

Profesionales de los CAP insisten en que las desigualdades sociales son determinantes para la salud y que la precariedad dificulta el aislamiento

Que a perro flaco todo son pulgas es una realidad palmaria desde que el mundo es mundo. Nada nuevo bajo el sol. Un informe reciente de Oxfam Intermon con el revelador título de ‘Desigualdad 1- Igualdad de oportunidades 0’ señalaba que la diferencia en la esperanza de vida entre ricos y pobres en Barcelona era de hasta 11 años, y de casi siete en Madrid. Este sábado, la Generalitat ha hecho público -tras semanas de insistencia por parte de la prensa- un mapa interactivo con los casos de coronavirus territorializados en el que, a primera vista, destacan por su oscuridad -a más oscuro, mayor número de casos- los municipios del área metropolitana de la capital catalana y, dentro de la ciudad, los barrios de los ejes Besòs y Llobregat, que históricamente han ido compartiendo el triste honor de ser el farolillo rojo en las listas de renta familiar en la ciudad (al margen del gran foco de la Conca d’Òdena).

Poniendo el foco exclusivamente en la ciudad de Barcelona, el barrio de Roquetes, en Nou Barris, es el que tiene la tasa de positivos más alto (un 533 por cada 100.000 habitantes) y la zona de Sant Gervasi-Galvany la que menos, con 77 casos por cada 100.000. Hace tiempo que profesionales de los CAP de los barrios más castigados de la ciudad y el área metropolitana alertaban de que las malas condiciones de vida de sus vecinos eran incompatibles con los consejos médicos de extremar las medidas de higiene, por lo precario de sus viviendas. Además, en estos entornos predominan unos perfiles profesionales incompatibles también con el teletrabajo, mucha gente trabajando en supermercados, en fábricas o en servicios de limpieza, con lo que el confinamiento en demasiadas ocasiones es una utopía.

 

Llueve sobre mojado

Tras cada uno de esas frías cifras hay personas con contratos de trabajo basura, o directamente sin ellos, trabajando en negro, que si se ausentan a su puesto de trabajo no tendrán qué darle de comer a sus hijos. O familias obligadas a compartir piso con otras familias, haciendo imposible el control de los contactos. El análisis lo hace Nani Vall-llosera, doctora del CAP Bon Pastor y expresidenta del Fòrum Català de l’Atenció Primària, a quien no le sorprenden los datos que muestran el mapa. «Las diferencias sociales afectan a la salud, y el virus ha encontrado en estos barrios a personas que ya arrastraban una salud más precaria«, apunta esta médica de base quien señala que las medidas telemáticas ofrecidas -las aplicaciones o la posibilidad de contactar con los sanitarios por correo– están muy bien, pero excluyen a una importante parte de la población que no tiene acceso a ellas.

Sin salir de Barcelona, el segundo enclave más afectado es Trinitat Vella, que llega al 0,49%, también en el eje Besòs. En general, toda la zona norte de la ciudad es la más afectada (Nou Barris se lleva otra vez la peor parte).

 

Viladecans, El Prat y Badalona

El mapa interactivo de la Agencia de Calidad y Evaluación Sanitarias de Cataluña (AQuAS) se ha elaborado con los datos de pruebas obtenidas hasta las cinco de la tarde del viernes. Los datos se refieren a las muestras hechas por las unidades básicas de salud de la Conselleria, e indican que las tasas más altas de infecciones por cada 100.000 habitantes se dan en Santa Margarida de Montbui (932,2). 

Algunos barrios de Viladecans, con una prevalencia del 708,8; El Prat de Llobregat, con 604,7, y Badalona, con 597,8 se encuentran también entre los peor parados.

 

Fuente

 

 

 

 

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More