El comunismo futuro

6

Con desbordante gozo revolucionario, saludamos al proletariado internacional, la inmensa mayoría de las masas y los pueblos y naciones oprimidos que resisten y luchan contra el yugo y la opresión del imperialismo.

Especialmente también, en este Primero de Mayo, saludamos y nos felicitamos por la gran victoria lograda por el proletariado y las masas del Nepal, quienes, bajo la dirección del Partido Comunista de Nepal Maoísta, han dado un paso de suma importancia en su proceso de lucha por el desarrollo de la Revolución de Nueva Democracia, parte integrante de la Revolución Mundial.

En el momento económico y político actual, los comunistas, el proletariado, las masas y los pueblos y naciones oprimidos por el imperialismo, hemos de hacernos la siguiente pregunta: ¿Hacia dónde camina la sociedad imperialista actual bajo el dominio de la oligarquía financiera parasitaria?

Los datos decisivos de la caída generalizada y constante de los mercados financieros y su efecto inmediato acechante: la estanflación mundial, continúan generando el derrumbe del dólar, la escalada de los precios del petróleo y su impacto desestabilizador sobre los precios de los alimentos a escala global.

¡Estamos ante una nueva crisis alimentaria Mundial Pero ésta crisis se ha estado produciendo durante décadas! Desde que el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, invadieron los mercados del Sur, obligando a abrir sus puertas a los granos subvencionados de EEUU y Europa, los campesinos de los países pobres se han visto constantemente sometidos a la expulsión de la tierra y la producción agrícola. Con la bandera de "ventajas comparativas", muchos países pobres que anteriormente fueron autosuficientes en la producción de sus alimentos se han convertido en importadores por la obligada política externa deliberada del imperialismo de EEUU y la UE. La escalada mundial del precio de los alimentos, toca récord que confirman los peores pronósticos recesivos a nivel mundial, lo que demuestra que los valores del imperialismo no tienen techo ni control.

Los analistas y la autoridades del sistema capitalista solo nos cuentan una parte mínima de lo que únicamente describen como la antesala de una "crisis de la economía mundial" con epicentro en la crisis financiera en EEUU, que podría expandirse como un proceso recesivo a todo los países del planeta globalizado. Por supuesto, ningún analista o plumífero al servicio del sistema imperialista explican en qué consiste y cómo será la dinámica y el desarrollo de la actual "crisis global". Lo que sí están claras son sus consecuencias para el proletariado y las masas del Mundo: unos 100 millones más de personas serán arrastradas a la pobreza más profunda.

Asia, África y América Latina, concentran a la población de más alto riesgo en la perspectiva y desarrollo de la crisis Mundial. Pero, si hasta ahora, en las propias entrañas de los depredadores países imperialistas, se ha mantenido el asistencialismo, como medio de paliar la pobreza y la exclusión social que generen en estallidos y conflictos sociales a una mayor escala, a nadie se le puede escapar que mientras los grandes capitalistas multiplican sus ganancias, la actual crisis inflacionaria-recesiva traerá consigo despidos laborales masivos y emergencia alimentaria a escala global, por lo que el proletariado y las masas de los países ricos han de prepararse para oponerse a las medidas que nos impondrán, recortando nuestros derechos y conquistas, y organizar la creciente protesta que se avecina en la perspectiva de la conquista del Poder y la Revolución Socialista.

El modo de producción capitalista colapsa, pero ni las más clarividentes cabezas pensantes del sistema se atreven a explicar que hay al final del túnel. El sistema capitalista Mundial incide en su condición parasitaria y anárquica y su futuro es un laberinto de rapiña y avaricia, en el que la única salida posible es el desarrollo del torrente de masas hacía la Nueva Gran Ola de la Revolución Mundial.

Ante las actuales perspectivas, y en este 1º de Mayo, los comunistas del Mundo, el proletariado y las masas y las naciones y pueblos oprimidos por el imperialismo, tenemos las obligaciones incuestionables de enarbolar nuestra ideología invencible: el Marxismo-Leninismo-Maoísmo, principalmente Maoísmo; impulsar la lucha contra el revisionismo y el oportunismo en todas sus variantes; y, sobre todo, desenvolver más nuestra condición internacionalista estrechando lazos con todos los comunistas del Mundo, que nos lleven a impulsar el Internacionalismo Proletario bajo los lemas: ¡Proletarios de todos los países, uníos! ¡Proletarios de todos los países y pueblos oprimidos, unámonos!

Mayo, 2008

Comité Central

Partido Comunista de España