El club de los políticos (y sus acólitos) prostituyentes

Es más fácil entenderse con un burro que con un político.

Publicidad

José Iglesias Fernández 1

Los prostituyentes: de derechas y de izquierdas

1. Quim Torra (QT). Me repugnaba oír hablar al Honorable President de la Generalitat, neoliberal independentista acérrimo, decir que había propuesto a Pedro Sánchez que legislase una renta básica universal, así como la vuelta al modelo de capitalismo keynesianista. Es decir, el presidente de un gobierno que aplicó durante años descaradamente una variedad de recortes sociales en Cataluña, que privatizó buena parte del gasto social en aquellas empresas afines a la cultura independentista del gobierno, que viene de un larga historia de corrupciones y corruptelas de los grandes fundadores de la extinta Convergència y Unió (CyU), digo que me repugna oírle prostituir términos mezclando políticas distributivas como la Renta Básica (RB) (universal y vinculante), 2 con la renta garantizada de ciudadanía, la cual es graciable, y que exige demostrar ser pobre de solemnidad y el compromiso de la inserción social y laboral para poder percibirla. Citaba como aval de este giro prostituyente de QT, a otro economista ultra liberal, Xavier Sala i Martí, más conocido por el color cambiante de sus chaquetas, y que parece va en sintonía con sus ideas del oportunismo con los órganos del gobierno. Digo que me irrita la ignorancia de estos políticos prostituyentes (podíamos incluir algunos académicos mainstream) porque sabe, o debiera saber cómo presidente de este territorio, que existen dos estudios rigurosos sobre la RB en Cataluña. 3 Aparte de que existen numerosas críticas por la ineficacia y burocracia de los programas de rentas mínimas de inserción, es su día llamadas <<Pirmis>> en este país. 4

2. Xavier Sala i Martí. Poco que decir para los que vivimos y padecemos esta clase de académicos prostituyentes. En octubre del 2005 ya advertía del color conservador de sus ideas: “Sin entrar en un debate reciente sobre qué país es más capitalista, si EE. UU o Suecia, un economista de nuestro tiempo, catalán y muy conocido por los colores chillones de sus chaquetas, para quien el libre mercado es la panacea que resuelve todos los males de la humanidad, sostiene que la pobreza, la desigualdad, las injusticias, las hambrunas y las pandemias, las guerras, los genocidios, el terror, son hechos que ocurren por interferir en las reglas del libre mercado. Permanentemente está defendiendo la fantasía, e intenta inculcárnosla, de que, dejando que el mercado actúe libremente, lo demás se resolverá por su cuenta. Esta es una fórmula que me cuesta aceptar, aunque sospecho que algo/alguien puede estar interesado en que creamos esta simpleza, ya que el tal joven profesor es invitado frecuentemente por los medios para que repita este mensaje sin olvidar ni una coma”. 5

3. Ayuntamiento de Badalona. Mierda para los ediles prostituyentes de la izquierda de Badalona que han permitido que recupere la alcaldía un alcalde racista antes que ponerse de acuerdo con un edil compañero de barricadas y con quién no eres capaz de compartir gobierno. Convivencia municipal prostituyentemente cainita.

4. Billy el Niño y otros torturadores. Por ahora, murieron en su cama, lo qué puede ser causa de reproche a una vociferante izquierda prostituyente. En su día, para defender el <<buen>> capitalismo, Francesc-Marc Àlvaro, famoso periodista prostituyente, acusaba a los demócratas de toda la vida de no conseguir que el dictador fuese juzgado y muriese en la cama como un héroe. 6 Basado en este hecho, utilizaba dos tipos de recursos, con los cuales pretendía condenar toda aquella propuesta ideológica que se apartase de su doctrina liberal:

  • El primer recurso lo apoyaba en la moral política de dos grupos de personajes que dominaron unos, y padecieron otros, la vida política y económica española en los últimos 70 años: uno es el grupo al que llama los demócratas de toda la vida; y el otro al que llama los héroes que van a dejar morir el franquismo en la cama.

  • El segundo recurso está basado en una clase de silogismo que toma como premisa, por cierto no demostrada, de que el capitalismo es el mejor e único sistema social, siempre que se apoye en el liberalismo, porque el liberalismo es sinónimo de democracia, la democracia sinónimo de sociedad abierta, la sociedad abierta sinónimo de pluralismo político, y el pluralismo sinónimo de respeto con las libertades individuales […] Analizar y denigrar unos personajes y unas ideologías de una etapa de la historia de España, aunque tuviera razón, no es suficiente para llegar a la conclusión de que el modelo social a defender es el buen liberalismo. Y aquí acababa la historia de aquel escritor apenado porque muchos de sus antepasados, y algunos de sus conciudadanos, no pudieron matar al dictador.7

5. El prostituyente monopolio de la caridad. Cáritas, Intermón y otras ONGs religiosas controlan el monopolio de la caridad (cristiana) desde tiempos inmemoriales: “los pobres los tendréis siempre con vosotros”. 8 Organizan periódicamente campañas para recaudar recursos de los buenos sentimientos ciudadanos y presionan a los Gobiernos para recibir financiación en base a esta acción social que desempeñan, liberando así a los gobiernos de su obligación constitucional de proteger a estas poblaciones necesitadas, en base a derechos ciudadanos y no con limosnas. Privatizan lo público. Lo curioso en todo esto es que la “Conferencia Episcopal Española (CEE) rechaza la creación de una renta mínima estable y duradera para la parte más vulnerable de la población española”. [¿Razones? La CEE] “considera que esta renta podría retirar del horizonte de las personas pensar en realizar un trabajo y provocar que «grupos amplios de ciudadanos» acabasen viviendo «de manera subsidiada»”.9 No piensan, prostituyentemente, que los alimentos 10 y otras ayudas en dinero y especie que los pobres reciben de las ONGs religiosas no generan en ello y sus familias una fuerte desidia o despreocupación social, mientras lo que vendría como un derecho como políticas de bienestar pública, sí. A las prostituyentes jerarquías religiosas les viene bien controlar esta cultura de la mendicidad, este negocio de la pobreza. Su experiencia en USA le lleva a Theresa Funiciello a decir que “la industria de la pobreza se ha convertido en el quinto estado”. 11 Así de este maridaje con el sistema capitalista, las jerarquías eclesiásticas pueden mantener sus boatos, y el sistema seguir generando pobres, y el Estado desentenderse de su obligaciones. Oíamos a un político defender la ayuda a los pobres con un discurso que no se ha renovado en los últimos cien años. Y es que, ¡cuánta gente vive a cuenta de la pobreza! 12

6. Economistas prostituyentes. Con esta información disponible desde organizaciones profesionales que se oponen a la rapiña de los ricos del país, mediante la evasión fiscal, tenemos varios economistas prostituyentes que defienden obstinadamente que a estos multimillonarios no se les debe subir los impuestos. También se obstinan en ignorar las virtudes de una renta básica para atenuar las injusticias sociales que genera la búsqueda de la <<eficiencia>> en el capitalismo. 13 Sus nombres son bien conocidos y amparados por los medios comunicativos, pero hoy quisiera destacar a tres de los más acérrimos enemigos de los pobres: Daniel Lacalle 14 por el PP (1967), Luís Garicano Gabilondo (1977) por Cs y Juan Ramón Rallo 15 (1984). Amparados en una jerga academicista, intentan legitimar los intereses de la clase opresora.

Números cantan. “Cuando avanzábamos hacia el cuarto aniversario de la revelación periodística de los Panamá Papers, inspectores de Hacienda del sindicato Gestha registraron un escrito en julio pasado en el Congreso de los Diputados para exigir más “voluntad política a la hora de desmontar las triquiñuelas que utilizan las personas de mayor poder adquisitivo y las más grandes sociedades para eludir el pago de impuestos”, según Carlos Cruzado, presidente de los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) […] Estas prácticas de rapiña tributaria causan un grave daño puesto que aumentan la desigualdad y generan más exclusión social, ya que mientras los clases trabajadoras soportan el peso del sostenimiento de los servicios públicos esenciales para el funcionamiento de la sociedad, los ricos escapan impunemente y dejan de contribuir con sus impuestos en la medida en que marca la ley. No hace falta recordar que España es el país de Europa en el que más han crecido las desigualdades sociales en los últimos diez años y esto es así porque quienes tienen que pagar más no lo hacen […] El año 2018 se recaudaron más de 15.000 millones de euros en la lucha contra el fraude, una cifra que queda mucho por hacer mientras esos 60.000 millones que escapan al fisco cada año no vuelvan a las arcas públicas. Con ese dinero se podrían construir escuelas, institutos y universidades. Con ese dinero podríamos levantar modernos hospitales, invertir en investigación, innovación y desarrollo, y garantizar una renta vital básica para todos los ciudadanos, así como unas pensiones dignas. Y por supuesto, con todo ese tesoro oculto que tenemos la obligación política y moral de encontrar y restituir a los españoles, España podría situarse en el lugar que le corresponde: no en el furgón de cola, como hasta ahora, sino entre los países más ricos y avanzados de Europa”. 16 La inmoralidad de los magníficos prostituyentes, sean periodistas, economistas, académicos, o lo que sea, siempre dan la excusa de que no hay dinero para cualquier medida social que suponga una redistribución de quien más tiene a quién más necesita. Las mareas sobre defensa de lo público tendrán que orientar sus ataques hacia quienes están aliados y defienden al enemigo de clase.

7. ¿Encubren los prostituyentes la supuesta corrupción de la familia real?

Mientras unos y otros, prostituyentes de toda calaña y bajeza, dedican su tiempo y saberes a proteger a los poderosos, medios foráneos nos recuerdan periódicamente que el rey emérito Juan Carlos I sí recibe protección e inmunidad. Su supuesta corrupción demuestra que no todos somos iguales ante la ley ni tratados con igual justicia por los medios de comunicación del país. Nos informan reiteradamente los medios extranjeros, como The Times, “cómo Juan Carlos I había recibido presuntamente en el 2010, mientras era Jefe de Estado, una donación de 1,9 millones de dólares del rey de Bahrein que llevó en billetes dentro de un maletín a Suiza. El periódico enfatiza que el origen de esta importante suma está siendo escrupulosamente investigado por la Fiscalía suiza, ante la sospecha de que pudiera tratarse realmente de comisiones ilegales [Así mismo], El rotativo londinense The Telegraph destacó que el monarca español Juan Carlos I está siendo duramente «golpeado por sucesivos escándalos» al descubierto, al ser acusado en esta ocasión de haber portado un abultado maletín que contenía «un regalo» de 1,9 millones de dólares desde Bahrein [También sale salpicado] Felipe VI, su hijo y actual monarca, [supuestamente] beneficiario de un fondo off-shore de la firma Lucum de su padre”.17 ¿Por qué callan los políticos, los obispos y cardenales, los académicos y otros titulados socio-liberales, los fiscales y tribunales competentes, etc., ante este desmadre de corruptelas, amparadas por el silencio cómplice de estos personajes? Pues porqué apuestan por el bienestar de los ricos en vez del de los oprimidos.

8. Cuando un burro rebuzna, no te engaña. Un político, sí.

Cuando un burro rebuzna, no te engaña; siempre es el mismo grito. Cuando un político anuncia una medida social, seguro que te está vendiendo la receta de la sopa de ajo que ya cocían tus tatarabuelos. Ahora, casi tres meses después del confinamiento, a punto de finalizar, Pedro Sánchez anuncia la renta mínima vital para las personas muy pobres. 32 años después se pregona una chapuza de tomo y lomo que ya evaluábamos en Diez sucesos (y ocurrirán más) que trastocaron los principios de Podemos”.18 De todas formas, aportamos más información sobre la limosna oficial concedida mediante las RMI:

El 16 de septiembre de 1988, en Estrasburgo, el Parlamento Europeo adoptó una resolución de lucha contra la pobreza en la que instaba a los poderes públicos a la instauración de una renta mínima garantizada para favorecer la inserción de los ciudadanos más pobres en la sociedad”. Cumpliendo esta directriz, la primera autonomía en aplicarla fue la del País Vasco en 1990. 19 Depende de los baremos de cada Autonomía, pero las ayudas no suelen superar el 70% del salario mínimo y en algunos casos tienen una parte fija y otra variable en función de si hay miembros de la unidad familiar (hijos, personas con minusvalías, etc). La duración de la prestación también varía: unas comunidades la conceden durante un periodo de tiempo limitado, por ejemplo, 60 mensualidades, otras por doce y otras de forma indefinida. El proceso desde que se hace una solicitud hasta que se aprueba el expediente suele ser largo. Hay comunidades que llevan varios meses de retraso”.20 Sin embargo, cabe destacar que la Presidenta de la Comunidad Foral de Navarra “ha aprobado la siguiente Ley Foral por la que se concede un crédito extraordinario para cubrir las necesidades derivadas de la adopción de medidas de carácter extraordinario y urgente por motivos de salud pública motivadas por el COVID-19”.21 No se trata de mezclar ambas ayudas y confundir a la gente como rédito político.

9. Vergüenza de los medios de comunicación prostituyentes

Vergüenza de los periodistas prostituidos que critican en los medios de comunicación a los izquierdistas de la casa del amo, 22 de no ser capaces de aguantar los insultos con que les obsequian los miembros diputados de la extra super large extrema derecha. Dicen que los diputados de izquierda en el Congreso no tienen cintura ni altura política ante la avalancha de improperios, especialmente en fechas señaladas como el día que se aprueba la renta de pobres llamada a sustituir, o complementar, las que ya existen y han fracasado en las diversas comunidades del Estado… Aquí habría que recordarles a la izquierda catalana, tan proclive a mezclarse con los poderes soberanistas, y que promovió entusiásticamente la renta garantizada de ciudadanía antes de enterrar el Pirmi, que no fuesen unos ingenuos vendiéndola como la gran salvadora de los pobres en esta comunidad.23

10. Hoy viernes, se consuma la gran mentira.

El gobierno se empeña en mentir, algunas entidades en disimular que reparten migajas, y algunas señorías de la casa rugen y ladran… La familia real permanece en silencio ya que, esta vez, la avaricia de banqueros y empresarios no está en cuestión…

Por el humo se sabe que el ingreso mínimo vital es una medida que garantiza el hambre y la pobreza por toda la eternidad; una renta mínima para mendigos; mucha burocracia y mucha humillación quién consiga cobrarla. Pueden dormir tranquilas las ONGs de la caridad, especialmente la Comisión Episcopal, que seguirán ejerciendo su monopolio en el mercado de la pobreza, y de policías contra la desidia de la gente empobrecida; actúan de opio del mendigo. Y todo con la aquiescencia de los miembros de un gobierno <<social-comunista-separatista, versión bolivariana inda y vuelta>>. ¡Maximin! ¿Se puede conseguir más con menos?

Ladridos en la casa de la soberanía del pueblo. Todavía se oye el eco de los ladridos de la señoría Cayetana Álvarez de Toledo allá por los cerros de Úbeda. Imposible que el gobierno gaste el 6% del PIB en educación y nos gobiernen con ladridos y aullidos. Impresionan los dientes de su señoría cuando abre la boca para insultar en el hemiciclo. 24 ¡Qué ejemplo, qué modales, que podemos esperar de esta jauría! La susodicha aristócrata chileno española se ha ganado 10 lenguas viperinas de oro, dos de plata y una de bronce en las diversas modalidades de humillación de las clases menestrales. Entonces, ¿les extraña que reclame que vuelvan los equinos a gobernarnos? ¿Estamos seguros que no confunde la Cámara con una perrera? ¿Dónde están las personas del movimiento animalista que no la reeducan?

Si queremos bienestar y honestidad, tenemos que pedir que vuelvan los burros a gobernarnos. De hecho, tenemos evidencia de su buen hacer. Durante el tiempo que duró <<la rebelión en la granja de los animales>>, la clase equina (caballos, mulas, yeguas, asnos) es la que más ha trabajado, la más honrada y la más leal durante el proceso revolucionario. ¿Sobre el comportamiento de los cerdos y los perros?, ese es ya otro asunto a reflexionar… 25

Apéndices

¿Qué es el ingreso mínimo vital?

Su nombre oficial es Ingreso Mínimo Vital (IMV) y se trata de una prestación mensual para los hogares en riesgo de pobreza que corre a cargo de la Seguridad Social. El Ministerio aclara que la medida «se suma a nuestro sistema de protección social y no será una medida transitoria». El IMV cubrirá la diferencia entre los ingresos familiares (incluidos salarios) y el umbral fijado para ese tipo de hogar denominado «renta garantizada».

¿Qué importe tiene?

La cuantía de la renta mínima oscila entre los 461,5 euros para un adulto que viva solo y los 1.015 euros para hogares de cinco miembros dos adultos con tres hijos o tres adultos y dos niños. La cuantía inicial se amplía en 139 euros por persona adicional. En el caso de las familias monoparentales se les garantiza una renta de entre 700 y 977 euros, dependiendo del número de hijos. Estos hogares tienen un complemento de 100 euros.

¿Cuáles son los requisitos?

Para solicitar la renta mínima es necesario ser residente en España, tener entre 23 y 65 años, haber vivido al menos tres años de forma independiente y cotizado un año a la Seguridad Social. Lo pueden cobrar personas de 18 años con hijos a cargo que lleven un año de residencia legal en España.

Cálculo

En este sentido, tal y como ha indicado el vicepresidente segundo, «una persona que viva sola tiene derecho a una renta de 462 euros. Si esa persona no tiene ningún ingreso, percibirá esa cantidad». En el caso de que cuente con «unos ingresos mensuales de 200 euros al tener un contrato a tiempo parcial», uno de los ejemplos que ha expuesto Iglesias, «recibiría una prestación mensual de 262 euros, la diferencia entre sus ingresos y el umbral de la prestación». Por su parte, «una unidad de convivencia de dos adultos y dos niños tendrá derecho a una renta de 877 euros, por lo que si sus ingresos mensuales son, con un contrato precario y a tiempo parcial, de 300 euros, la prestación mensual que recibirían ascendería a los 577».

https://www.rtve.es/noticias/20200529/ingreso-minimo-vital-todo-debes-saber/2014771.shtml

BOE. https://www.boe.es/buscar/act.php?id=BOJA-b-2020-90080&p=20200330&tn=0

José Iglesias Fernández

Barcelona, 30 mayo del 2020

1 No sé dónde lo leí, pero lo subscribo totalmente.

2 José Iglesias Fernández. Renta Básica de las iguales. De cómo se forja un instrumento de lucha contra el capitalismo. Baladre /Zambra, 2019.

3 José Iglesias Fernández. La Renda Básica a Catalunya, Fundació Bofill. Editorial Mediterrània, 2002. Jordi Arcarons, Àlex Bosso, Jossé Antonio Noguera i Daniel Raventós. La Renda Bàsica de Ciutadania. Una proposta viable per a Catalunya. Fundació Bofill. Editorial Mediterrània, 2005.

4 José Iglesias Fernández. “La renta Mínima de Inserción: un caso de beneficencia pública (1991)”. El derecho ciudadano a la renta básica. Economía del bienestar social. La Catarata, 1998.

5 José Iglesias Fernández. Chaquetas, inmigración y libre mercado (2005). Y José Iglesias Fernández. Xavier Sala i Martí o la defensa del neocolonialismo de las empresas trasnacionales (2006). En www.kaosenlared.net

6 Francesc-Marc Álvaro. Els assassins de Franco. L’esfera dels llibres. Barcelona 2005.

7 José Iglesias Fernández. La pena del dictador que no encontró quien le asesinase. Marzo 2006.

8 Juan, 12:8. “Porque a los pobres siempre los tendréis con vosotros; pero a mí no siempre me tendréis”.

9 ¡Qué desfachatez! Si alguna entidad recibe subsidios, subvenciones, ayudas, prebendas, exenciones fiscales, etc. es la Iglesia Católica. Cientos de millones de euros al año. ¡Menuda industria en base a la caridad cristiana!

10 Se dice que la mayoría de los bancos de alimentos están controlados por el Opus Dei.

11 Theresa Funiciello. Tyranny of Kindness: dismantling the welfares system to end poverty in America. Atlantic Monthly Press, New York, 1993. Para un estudio sobre estos temas en USA ver José Iglesias Fernández. AAVV. Viaje al corazón de la bestia, Virus, 1999.

12 José Iglesias Fernández. Malthus odiaba a los pobres; Marx a la pobreza. www.rentabasica.net

13 Juan Agustín Franco Martínez. Renta Básica. Análisis crítico con perspectiva de clase. McGraw Hill, 2020.

14 Daniel Lacalle. “La renta básica no reduce la pobreza, la perpetúa, y convierte a los ciudadanos en clientes-rehenes”. En

https://www.elespanol.com/invertia/economia/macroeconomia/20170222/195860418_13.html

15 Juan Ramón Rallo. Contra la renta básica. Por qué la redistribución de la renta restringe nuestras libertades y nos empobrece a todos. Deusto, 2015. “Concluiré con una defensa del orden social liberal como una utopía integral e integradora dentro del cual no puede tener cabida la coacción dirigida a redistribuir la renta por ser profundamente injusta e inmoral”.

21 María Chivite Navascués. Presidenta de la Comunidad Foral de Navarra En https://www.boe.es/diario_boe/txt.php?id=BOE-A-2020-4543

22 José Iglesias Fernández. Gobiernos (supuestamente) comunistas, socialistas, progresistas, otros. www.kaosenlared.net

23 José Iglesias Fernández. “La Renta Garantizada de Ciudadanía (RGC): hambre para hoy miseria para mañana”. Renta Básica de la Iguales. De cómo se forja un instrumento de lucha contra el capitalismo. Baladre/Zambra 2019. Ver video La Renta Básica en Barcelona. Organizado por Espai Marx y Cobas. Diciembre 2013. Ver video en www.rentabasica.net

24 Campeonato mundial open mixto en lenguas viperinas. Casa de la soberanía popular, Madrid 2020.

25 George Orwell. Animal Farm. Penguin Books, 1945.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More