El cataclismo cubano. ¿Dentro y fuera de fronteras?. “I”

El cataclismo cubano. ¿Dentro y fuera de fronteras?. “I”

Hacer una apología de la idiosincrasia cubana en los dos polos es enigmático.

Empecemos por el ciudadano de a pie, el simple obrero, el trabajador agrícola, el estudiante, que al escuchar los sonidos de sirenas arribados de las 90 millas piensan que el sol sale para todos y que en ese extremo brilla más por igual. Yo, nací de este otro lado del ruedo y siempre lo he visto en penumbras, pero al comentarlo con mis familiares de la isla piensan que les miento y que todos somos millonarios en grandes mansiones y lujosos vehículos. ¿Ingratitudes de la historia entre un mismo pueblo separado por 180 km de agua?  

En su interno entablan un debate de añoranza por abrazar el sonido de los tambores que les anuncian la existencia de otra tribu; desconociendo su profundo canibalismo, pero el espejismo les impide traducir el lenguaje estridente sin ritmo. Y aun así se arriesgan a ser devorados. ¿Puro masoquismo?

Dialoguemos con un recién llegado de la tierra prohibida. Con el olor a ron, caña, tabaco y café.

Primera frase isleña.

Brother, esto esta escapao. Ahora si estoy en el Yuma. Nada que ver con la poma. (La Habana).

Pero compa, me fugue del encierro huyendo de Marti, porque convenció a la generación del centenario para que atacara el Cuartel Moncada y llevaran el comunismo a Cuba, pa, desgracia nuestra.

Pero explícame esto, porque no entiendo NA. ¿Marti era comunista ó gusano? Porque ahora aquí, lo tienen en una Emisora de radio hablando la peste de allá y el Nuevo Herald no quita de su primera pagina, todo lo que se hace en Cuba. Estoy perdido, No se si llegue o me dejaron haya.

Aprender a traducir el idioma y el lenguaje corporal es una labor de titanes, pero el apego a tu cultura te hace convertirte en maestro-estudiante. Conocer las nuevas interioridades generacionales que no fueron las tuyas de antaño te convierte en un erudito cultural.

Dice uno de los estribillos de una popular canción de la agrupación musical, La Charanga Habanera, “Tú llorando en Miami y yo gozando en la Habana” Yo tampoco entiendo, ¿Cuáles son las causas de su sufrimiento, monetario, ideológico, religioso?

Cuando los tenemos aquí, ¿en que son buenos?. Preguntando.

¿Cuál es el carro del año?- ¿Cuánto cuesta?- ¿Me puedo comprar uno?- ¿Dónde esta la calle 8?-¿Puedo tener Internet las 24 horas?- ¿Ya no tengo que comer más arroz y frijoles, verdad?, ninguna de sus primeras 20 preguntas esta dirigida a la integración social como obrero, empleado o campesino. Llegaron al paraíso terrenal donde usted toma los mangos sin pedirlos y disfruta del aire puro campestre sin plantar el árbol.

Los menos avispados cuando los sacas a recorrer la ciudad, quedan deslumbrados con la modernidad en la construcción, las autopistas, los súper abarrotados de mercancías y bolsillos con el entretejido arañido.

Alcanzan la conciencia de saber que están en el capitalismo pero sin distinguirle sus monstruosas interioridades.

Después de interactuar con el cosmopolitismo Miamense, la pregunta clave, ¿Cuándo puedo empezar a trabajar?, me hace falta ganar Money man, para enviarle cosas a los que se quedaron en la isla del diablo. Necesito que me paguen bien.

¿Hablas bien el inglés?…

Bueno me defiendo, tú sabes como es eso, lo chapaleteo. No me ahogo. Pero esto es un apéndice de Cuba. Na, palante vamos a darle berrinche a estos gringos.

Con el paso de los meses los puntos de vista comienzan a tomar otros colores menos intensos y empiezan a detallar la gama que existe entre el blanco y el negro.

La velocidad de movimientos de la diaria rutina los envuelve en su tramposa soledad y la nostalgia los embriaga.

Te les acercas a intercambiar experiencias de Cuba y el llanto no los deja hablar, enmudecen ante el recuerdo de las amistades, del barrio, de los camellos, de los almendrones, de las colas, de la bodega, de los hospitales, del Festival de cine Latinoamericano, de Coppelia, de Santa María, la Playita de 16, pero nunca del trabajo voluntario, de la guardia Cederista, de las marchas del pueblo combatiente, de las micro-brigadas, del pago de las MTT y el Sindicato, de las reuniones de rendición de cuenta del poder popular, de los ejercicios militares “El bastion”. Estos temas no forman parte de la cultura social en la isla, aunque lleven cinco décadas viviendo con ellos.

¿Extraña paradoja en la conciencia humana? Un corto pero profundo análisis temático del lenguaje te dicen, ¡Acere, esto no esta fácil, aquí todo esta inventao! Y estos rubios, no entienden, no hay búsqueda aparente. Aquí si te llevan al tanque rápido…

Excelente descripción de la realidad citadina. Llego el momento en que descubren que todo lo que brilla no es oro. Y asoma la resignación.

Pero les atrapa la defensa a capa y espada de la isla. Ya Cuba pasa de ser la isla del diablo donde estaban ciegos a el paraíso terrenal, no permiten que nadie les hable mal de su añorada isla con todas sus virtudes y defectos.

Los negrones de Kokosolo, del Cerro con su Llave, de Regla con sus tradiciones Sincréticas, La Lisa con la invasión Santiaguera y su mercado campesino dejan de ser detestables para pasar a la añoranza de lo pedido. Jejeje. Las mujeres con su baja y chupa, sus rolos y sus bermudas mostrando el terminal de sus glúteos. Esa es la Cuba actual, fuera de la etiqueta tradicional. Cuando nos juntamos siempre se refieren a este territorio como una condena de destierro inducida.

Chocando bruscamente con toda esta madeja de incomprensiones estamos los que nacimos en estas tierras y sentimos envidia por los que han vivido en este laberinto de episodios sociales. Trampas del destino.

Continuara…

Mi primera visita a Cuba como polizón de mi padre y el encuentro con mis familiares isleños a los que no conocía y que hoy los arrastro en todos mis diálogos, conciente o inconcientemente, por encima de cualquier precepto ideológico.

Gracias

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS