El Casal Popular de Castellón se reinventa con la ocupación de un edificio de la Sareb

Celebración en la nueva sede de la casa popular en la ronda de Magdalena 91 Dídac Ramírez

El pasado mes de marzo fue un mes negro para el tejido social alternativo de La Plana. El Casal Popular de Castellón, espacio de convergencia militante, autónoma y dinamizadora de la ciudad, cerró sus puertas. Sin embargo, la asamblea del Casal, después «de analizar los errores y reformular el proyecto», emprendió la tarea de buscar otro local, en esta ocasión liberando un espacio abandonado.

El edificio ocupado está incluido en el listado de inmuebles de la Sareb o «banco malo», y está situado en el barrio de la Guinea
Esta mañana, casi cuatro meses después, la asamblea del Casal ha decidido hacer pública la ubicación de lo que será «el nuevo punto de confluencia de los movimientos sociales, asociaciones y colectivos de Castellón». Según han revelado, el espacio fue ocupado el sábado pasado por algunas activistas de la asamblea, pero no se ha dado a conocer hasta hoy por la mañana, una vez asegurado el mismo. El edificio ocupado está incluido en el listado de inmuebles de la Sareb o «banco malo», y está situado en el número 91 de la concurrida Ronda Magdalena, concretamente en el barrio de la Guinea, uno de los lugares más humildes y multiculturales de la ciudad, cercano también al estadio de fútbol Castalia y el centro social la Cosa Nostra.

A las diez de la mañana se ha desplegado una pancarta por el balcón con el lema «Recuperamos espacios abandonados. Lo que el pueblo construye, al pueblo le pertenece », que ha dado a conocer así el nuevo uso del edificio de dos plantas. En la puerta hay colgado un cartel donde se avisa a la policía que no puede entrar sin autorización judicial.

Nuevos retos y objetivos al frente

Con esta nueva ubicación el proyecto pretende, además, abrirse al barrio, una «asignatura pendiente» del anterior espacio. Miembros de la asamblea informaron a la Directa sobre las futuras acciones que prevén realizar, entre las que se encuentra unas jornadas para dar a conocer el proyecto a las vecinas, con panfletos de presentación escritos en valenciano, castellano, árabe y rumano, lenguas principales del barrio. «Queremos que el proyecto esté abierto a todos, que cumpla una función de cohesión de barrio, más allá de ser el espacio de los colectivos y asociaciones que quieran participar», afirman.

https://directa.cat/sites/default/files/resize/media/Jinsu/casalpopular-4-650×433.jpgLa nueva sede de la casa está situada en la ronda Magdalena de Castellón / Dídac Ramírez

Por otra parte, desde la asamblea del Casal se ha optado por el empleo, en contraposición al arrendamiento del anterior espacio. Es así como la asamblea pretende llamar la atención sobre la gran cantidad de espacios abandonados y en desuso que existen en la ciudad, y como estos «pueden servir para el desarrollo individual y colectivo, sobre todo de la juventud, la parte más afectada por el paro y el colectivo más migrante de la ciudad «. Mediante el empleo también se recupera una tradición que desde los años noventa ha sido proveyendo en la comarca de la Plana de varios espacios liberados, como el Maset Blau, La Fabrik, La Nau o Roquetes.

https://directa.cat/actualitat/casal-popular-de-castello-es-reinventa-amb-locupacio-dun-edifici-de-sareb

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS