El Candidato de la caravana de la muerte

Publicidad

Por Maité Campillo 

Introducción

Un carnaval electoral va entrando poco a poco en escena (nos encontramos ante Gabriel Fullera León), hombres y mujeres enmascarados con disfraces diversos y pancartas políticas arrollan al compás de la conga presidida por la corneta china: ¡¡Que bueno es, que bueno es, el PAU, PAU, PAU con el número 3!!. Lo repiten hasta el paroxismo en una coreografía de carácter narrativo donde se destacan la sensualidad y la violencia; un grupo va asediando a una mujer vestida con una bata cubana (vestido rumbero), y a la medida que la música va ganando en fuerza, su baile se vuelve mas frenético. Cerca del clímax, un enmascarado de la muerte la agarra de la mano, ella trata de zafarse ante el entusiasmo de los demás, y al no lograrlo hace por quitarle la máscara al osado y al hacerlo descubre el rostro vacío de la muerte. Grita horrorizada y todo se descompone…

¡Santiagueros! ¡Pueblo de Cuba! ¡A votar, a votar en las elecciones de Junio del 52, por el mejor candidato!… Efraín Amaro, para senador. Con el número 3 en la boleta del Partido Acción Unitaria… ¡¡A votar pueblo estúpido!!. A votar en las elecciones mas honestas de nuestra historia ¡¡A votar pueblo de Cuba!! ¡Contra el latrocinio y la corrupción, el PAU va

adelante!… (se va alejando.)

Aquí siempre hay una máscara delante del rostro. Y cuando has desenmascarado un objeto, no puedes estar seguro de estar mirando al objeto mismo, puede ser que sea una segunda máscara”.

Émile Zola, carta a Paul Cézanne, 16 de junio de 1860.

¡¡Abre la muralla!!

¡¡Suena el guaguancó, los tambores de la rebelión!!

Máscaras y disfraces modelan el carácter. La caravana de la muerte con el candidato jefe es larga como el transiberiano. Llena de candidatos y candidatas, policías, alguaciles, especialistas de la mentira… marionetas. Todos comediantes de burdel de vieja y nueva generación. Todos curtidos año tras año en las cloacas del Estado, mueca lejana. Todos mamando de la ‘vaca patria’ (matan tu tiempo capaz de enfrentar los embates con energía y coraje) con el signo en la frente, antes de ellos nacer la soñaban, añorándola en su ‘despertar’ con fuerza para exprimirla, secarla, dejarla estéril, deteniendo la marcha del reloj de una revolución que llegará por inevitable; ancho de espalda y barriga hueca sin fondo, sabe más por zorro que por vendido (las nuevas incorporaciones siguen sus pasos, nada cambia), desfilan y agitan las masas con la caravana de la muerte ¡Aspiran a cúspide! Al deshonor máximo, al cenit de la política profesional… ¡¡La Presidencia!!.

Ha llegado la hora, mamá-papá están contentos, las nuevas generaciones avanzan. Hablan con veneración al candidato jefe, su promesa por fin cumplida. Están en juego cargos y carguillos importantes pendientes, y el súbito arrebato de poderío se apodera del nuevo clan de Estado. La promesa cumplida, la ilusión disparada arremete adulada, rodeada de seguidores del gran chollo que se avecina. Sí, mamá-papá están muy contentos, fútil quimera en consejos: confían en ‘tu’ ignorancia hijo (trabajada y modelada en diversos medios), hemos triunfado, el futuro no puede esperar ni el bolsillo… y la demencia humana mucho menos.

La caravana de la muerte llega a una ciudad dormitorio, se dirige a un extrarradio de la gran ciudad que en otros tiempos fue un pueblo, entre miles de obrer@s de otros pueblos venidos a menos por la crisis y un “ejército” de parásitos de muchas “profesiones”. El Pabellón Deportivo está dispuesto. La comparsa anima el ambiente con sus ‘tijuanas, tequilas, sexo y marihuana… ¡Beban, consuman, con el coyote no hay aduana!. Para la llegada del candidato jefe, sus afines, el tonto útil. Varias decenas de éstos tienen todo preparado para el burdel, a forma de comedia anglosajona con tramoyistas y trompetillas de diana soldadesca. Figurines de la cadena USA: pregoneros del Pentágono. Propagandistas de la OTAN: carteristas de salón. Banda de música: tambores y cornetas de la armada de tierra, mar y aire. Equipo técnico: de recogida de litronas de los restos que quedaron de la bienvenida al Papa. Varios juntaletras y borrones: y, otros medios afines a la caravana, dan respaldo al personaje. Pancarta: Todo dispuesto gracias a los fondos de Estado… impuestos y trapicheos, lo aseguran.

Afuera del Pabellón Deportivo, una columna de varias decenas de personas con gran algarabía se disponen a entrar; cantan y gritan dando vivas y pasos de baile de carnaval:

¡Llega, el que será próximo presidente, la suerte viene la suerte se va!

¡¡La banca manda!!

El telón sube en lo oscuro. El silencio impacta. Todas las miradas atentas hacia el centro de la escena. Llega el futuro presidente, como figurín de opereta de palacio. Asalta el escenario adornado con los colores patrios, y veinte niñ@s-Jesús vestiditos de colegio de simoninas (quizá aburridos), con caras de asco. El pabellón estalla, se viene abajo en aplausos. Entra como Lagartijo el torero, hace el paseillo y saluda a los niñ@s que le miran educados en la sonrisa del fraile “de la rosa”, con el veneno entre los dedos para firmar y sellar leyes, libros y premios… (¡¡Presidente, presidente, presidente!!.) Balan como ovejas de rebaño compacto bien domesticado, él levanta el puño, no más, para decirse ¡¡¡Os tengo bien agarrados!!!. De súbito la banda de tambores y cornetas de tierra, mar y aire entra triunfal a paso marcial (cuadrándose ante la banca que observa desde la tribuna de honor) con cabra y estandarte de la virgen del Pilar.

¡Ciudadanos!

Llegó la gloria para los que hemos esperado este momento celestial, porque solo dios está con nosotros, con los elegidos; para haceros la vida mas insoportable si cabe (el público estalla en aplausos plas,plas,plas,plas.) Nos vamos a forrar a cuenta de vosotros, porque sabemos que aunque seamos más corruptos, seréis comprensibles.

(¡¡Presidente, presidente, presidentee!!.)

Llegaréis a los 6.000.000 de parados -¿que digo?- hasta 10. 000.000 podéis llegar, pero, estamos seguros que comprenderéis la difícil situación. La sanidad será para nosotros, los amos elegidos, vosotros os vais a morir de sarampión, viruela, toseréis hasta enroquecer, tendréis migrañas hasta enloquecer y ni dinero dispondréis para pagaros el entierro.

(¡¡Presidente, presidente, presidenteee!!.)

Nos lavaremos las manos de todo, porque es ley de vida, somos los elegidos; diremos como los de Salud de la Generalitat que el caso «No presentaba ninguna anomalía ni particularidad, que estuvo atendida en todo momento de acuerdo con la gravedad de su enfermedad, y que, en ningún caso la muerte se puede atribuir, a una posible falta de personal o de recursos para atenderla adecuadamente.» Que la culpa es de él o de ella. Por ponerse enfermo sin tener recursos y no acudir a un hospital privado, para sufrir menos… ¡hubiese muerto antes! (nuevas carcajadas de entre el público, jaaa,ja,ja,ja!!!.) Como la Generalitat de Cataluña, titular de los cuatro hospitales por los que peregrinó la mujer de Girona (Carmen Mesa y familia), defenderemos también la actuación del servicio ¡Como honor de Estado!.

(¡¡Presidente, presidente, presidenteeee!!.)

¡Ah! Nos diréis y con razón, que la necesidad no es una virtud, pero es

una evidencia ¡¡De la miseria e incompetencia de la chusma no tiene culpa el amo, quede claro!!. Y, sabéis por qué, porque somos una de las dos bandas más fuertes de la caravana de la muerte. Represento la ley, los otros son nuestros coros sinfónicos del burdel de la comedia de la democracia.

(¡¡Presidente, presidente, presidenteeeeee!!.)

¡Andaréis como despojos deambulando por las calles sucias llenas de ratas y sin luz. Porque no tendréis casa ni una mínima pieza tendréis, a lo mucho, os permitiremos dormir en el suelo sin cobrar (por ahora) en un cajero

automático, bajo túneles, bajo puentes, entre cartones, en alcantarillas… Y nadie osará impedir los desahucios, nuestro chollo del siglo!. Lo hemos demostrado con la vecina de Malasaña, Victoria Sanz ¡Ni sus 84 años la han salvado! ¡Ni que padezca un cáncer terminal y su hijo tenga un 41% de discapacidad!. Nuestros uniformados lograron cumplir con éxito la orden. ¡Son nuestros, delincuentes, para hacer cumplir la ley!. Algo sencillo… destruir la vida de la anciana, separar la madre del hijo, ocupando el barrio de Malasaña desde primera hora de la mañana. Así, es como hemos logrado acabar con la diabetes de la viejita, el sobrepeso y las protestas… ¡¡Sin necesidad de ir a hospitales!! Con todo hemos acabado de un golpe, con una simple orden ¡Que se vaya a un asilo, y el hijo, si no ve, que venda cupones!.

(¡¡Presidente, presidente, presidenteeeeeee!!.)

Vuestros hijos e hijas, muuuchos, muchísimos serán semianalfabetos y hasta analfabetos totales; porque no tendrán enseñanza gratuita y vagaran como delincuentes sin futuro. ¡Sólo las cárceles serán su destino!. Nos miraran y dirán de nuestra democracia: ¡¡¡mirad, la panda de traidores!!!… Y la tunda que recibirán de parte de todo el parlamento sin distinción, la recordaréis siempre por vuestro bien. Nuestra humildad, nuestra Paz, es ejemplar.

(¡¡Presidente, presidente, presidenteeeeeeee!!.)

Lo que prometo cumplo, esa es la diferencia. Las colas del paro llegaran hasta Bruselas, y muchos morirán en el intento de llegar al INEM, así es la vida, aprended como yo, la sinceridad es mi poder. Y ahora mis mejores deseos van dirigidos a los ancianos, nuestro pasado, a ellos me dirijo en bien de la colectividad. Lo mejor que podéis hacer es suicidaros. Nos estáis jodiendo. Dejando sin dinero. ¡Se acabaron los viajecitos turísticos a Benidort y Canarias, y las recetas para pastillitas, también, hasta aquí hemos llegado!.

Coro de “veteranos” en un intento de ridiculizar al candidato a presidente:

¡¡¡Heil Hitler!!!.

¡Ja,ja,ja… humor si que tienen, eh! ¡¡Pues ala, a ser solidarios y a morirse como dios manda, cuanto antes, mejor!!.

(Coro de comemierdas… ¡¡Presi-den-te, presi-den… pre-si…!!.

¡Silencio! ¡Cállense coño! ¡Y sin rechistar a casa! ¡Disfrutarla que ya os queda poco, vamos, a votar, a votar coj-ooones!… Se acabó por hoy, aleluya, hermanos.

¡¡¡PRESIDENTE, PRESIDENTE, PRESIDENTE!!!

La voz de una joven se impone entre la multitud:

¿Felicitación y ánimo a nuestros “amigos” tras el escrutinio?… ¡Alabado sea el crimen hermanos! ¡Alabados los electos que formáis parte

de él! ¡Los pueblos mueren, lo irracional es religión! ¡Verdugos, esbirros, alabad al amo, alabad el petróleo y el oro robado!. ¡¡Gracias, gracias hermanos!!… La vida es un misil, el ser humano no existe, nuestras balas marcan su nombre; un hombre no es más que un hombre.

PD.

¡Boicot a la falsa Duma de “Las Españas”!

Maité Campillo (actriz y directora de teatro)

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More