(El cambio sensato) El único alcalde de Cs en Andalucía dura cinco meses: dimite tras ser imputado por irregularidades en la gestión de fondos públicos

Publicidad

Ciudadanos en Andalucía solo consiguió ser la lista más votada durante las pasadas municipales en la localidad sevillana de Espartinas. Un pacto con el PSOE le allanó el camino a la alcaldía. Su regidor, José María Fernández, ha anunciado hoy su dimisión tras ser imputado en un caso de supuestas irregularidades en los contratos del plan de empleo público de la Junta. Dice no querer “perjudicar” al partido en plena campaña electoral de las generales.

Una denuncia del Partido Popular, que había gobernado con mayorías absolutas durante más de tres décadas, ha conducido al regidor a un callejón sin salida a los seis meses de coger el bastón de mando. En un comunicado, Ciudadanos ha hecho pública su renuncia al cargo en estricto cumplimiento de los estatutos del partido. Aseguran que esta retirada no tiene que ver “con un caso de corrupción política” y aluden a un embrollo administrativo que provocó que los aspirantes baremados para ocupar una plaza no tuvieran plazo de alegaciones. No es esa la versión de la oposición.

No es la primera dimisión en las filas de Ciudadanos en este ayuntamiento. El que fue número dos en la lista de las municipales dimitió como concejal de Empleo aunque continuó como tercer teniente de alcalde. El alcalde tuvo queanular casi una veintena de contratos firmados dentro del Plan de Emergencia Social financiado por la Junta.

Las denuncias de dos técnicos del ayuntamiento, que advirtieron de que estaban recibiendo presiones para acelerar los trámites administrativos sin poder comprobar los datos de los aspirantes a ocupar estas plazas de empleo público, encendieron las alarmas. Además varios vecinos del municipio firmaron un escrito denunciando irregularidades en el proceso de adjudicación del plan de empleo. Una vecina incluso llegó a emprender una huelga de hambre tras detectar las anomalías en la selección de los aspirantes y para denunciar públicamente que había sido injustamente discriminada.

La guinda la puso el concejal de Servicios Sociales, el socialista Ignacio Rubio, que en una grabación admitía las irregularidades y señalaba como responsable directo al alcalde. Semanas antes, se conoció que el socialista había contratado a su propia hija para impartir un taller de danza del vientre. Tras hacerse público, ésta renunció a su plaza.

El PP puso una denuncia por un presunto delito de prevaricación, acusando al alcalde de haber firmado los contratos aún a sabiendas de las irregularidades cometidas y llevando también ante el juez al edil socialista. Ciudadanos asegura que la oposición actúa por venganza tras destaparse varios informes de la intervención general del ayuntamiento que destapan anomalías en las cuentas públicas durante la etapa de gobierno de los populares.

El alcalde de Espartinas ha sido citado a declarar por este caso el próximo 20 de enero en condición de imputado. Este hecho ha provocado que Ciudadanos le haya pedido que asuma cuanto antes sus renuncia. Un comunicado de la dirección regional del partido ha confirmado su retirada.

Agencias/Prensa

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More