El califato del DAESH ya estaba derrotado

Por Juanlu González / Canarias Semanal

“No caigamos en las trampas propagandísticas del imperio”

Hoy -escribe nuestro colaborador Juanlu González – muchos medios occidentales se están haciendo eco de la supuesta derrota del Estado Islámico en Siria, atribuyendo la victoria a las autodenominadas Fuerzas Democráticas Sirias (…).

     Hoy, muchos medios occidentales se están haciendo eco de la supuesta derrota del Estado Islámico en Siria, atribuyendo la victoria a las autodenominadas Fuerzas Democráticas Sirias y, por ende, aEstados Unidos y su coalición de enemigos de Damasco, que quedaría así debidamente «blanqueada» ante la opinión pública internacional. Sin embargo, nada más lejos de la realidad. Inevitablemente, se me vienen a la mente las escenas de Bush en el portaaviones Abraham Lincoln, diciendo que habían ganado la guerra de Irak en 2003 y todavía, más de 15 años después, aún tienen soldados desplegados en el país en misiones bélicas.

Apropiarse de la victoria sobre el Daesh en Siria, equivaldría a afirmar que EE.UU. fue quien derrotó al nazismo en la IIGM, cuando realmente fue Rusia quien hizo la mayor parte del trabajo, derrotó a Alemania y puso la mayoría de los muertos. Para entendernos, matar al último terrorista no es haber derrotado al terrorismo. Afirmar eso es una falta de respeto a los miles de muertos que cayeron luchando —y venciendo— al Daesh durante estos años, hasta haberlos reducido a los minúsculos restos que quedaban en los desiertos al este del Éufrates, rematados por los kurdos o, más bien, por las carnicerías de la aviación norteamericana, que no mataron sólo a terroristas, sino también a las familias (mujeres y niños) que convivían con ellos.

Pero hay más. Ojalá hubiera sido borrado el Daesh de Siria para siempre. Haber revertido sus últimas conquistas territoriales no significa que han desaparecido del país. Simplemente adoptarán una nueva estrategia, más acorde con el terrorismo yihadista tradicional: atentados indiscriminados, guerrilla urbana, masacres por sorpresa, secuestros… Creo que, desgraciadamente, les quedan muchos años de vida. Es bien posible que vuelvan al redil y confluyan con al Qaeda, que controla la provincia de Idleb casi en su integridad, en el noroeste de Siria. Ya se han sucedido numerosas conversaciones en tal sentido, no sería de extrañar que cuajaran en algún momento del futuro inmediato.

Pero, que EE.UU. se arrogue la victoria sobre el Daesh es más que irónico. Basta recordar algunos detalles:

Las conquistas territoriales del Estado Islámico se produjeron cuando la coalición de EEUU campaba a sus anchas por los cielos de Siria, antes de la implicación rusa. Los dejaron hacer a sus anchas.

Jamás los bombardearon a pesar de las quejas expresas de sus pilotos, escudándose en las más peregrinas excusas.

Los kurdos no cruzaron el Éufrates para pedir autonomía en suelo sirio, sino para robar las riquezas en hidrocarburos de Damasco para EEUU.

Las denuncias de que las tropas de las FDS caminaban sin ser atacadas por los territorios del Daesh en el este, fueron permanentes y comprobables.

EU.UU. y sus aliados, principalmente Arabia Saudí, han creado y financiado al Estado Islámico mientras así le convenía.

También las noticias de trasvases de contingentes de barbudos que se afeitaron a toda prisa para incorporarse a las milicias pro norteamericanas, como habían hecho a la inversa en otras ocasiones.

La última cooperación descubierta entre el Daesh y EEUU hace referencia al traslado del oro sirio en helicópteros hacia destinos desconocidos, lo mismo que muchos de los comandantes terroristas evacuados de cercos militares hostiles.

No caigamos en las trampas propagandísticas del imperio, no es la primera ni la última vez que tratarán de engañarnos con alguna dosis de autobombo y buenas noticias de las que estamos tan necesitados y necesitadas.

http://www.bitsrojiverdes.org/wordpress/?author=1

http://canarias-semanal.org/art/24871/el-califato-de-daesh-ya-estaba-derrotado

COLABORA CON KAOS