El cóndor negro

Duros y conservadores años los 80, en que rigen los destinos ingleses la Dama de Hierro, y los de la primogénita en el norte de América por el mal actor y peor político Ronald Reagan. Se imponen durísimas condiciones al mundo entero, durísimas por las consecuencias que ocasionarían a los países menos desarrollados (y que aun no dudan en aplicarlas en sus propias tierras (1)).

Dice el dicho que los planes de exclusión sólo se imponen por la vía de la represión . Y la nueva política neoliberal, que produjo desocupación y protestas, obligarían a los gobiernos obedientes a “disciplinar” a los protestotes que serían, como en el relato de Roberto Arlt acusados de subversivos, comunistas, rojos, etc.

Fueron “años de plomo” para los que se animaron a enfrentar la represión, para los que se animaron a enfrentar la corrupción, para los que se animaron…

La “segunda guerra fría” continuó la marcha, surgida en un contexto post mundo dividido en dos polos con pretensiones hegemónicas. Así, los que se levantaron a denunciar las crueles condiciones que se producían y las que sobrevendrían ya eran avistados y amenazados por el vuelo de ese cóndor negro que preanunciaba la masacre. Terminaron en las fauces del feroz sistema devorador de gentes.

Para entonces la imperial voluntad, que ya tenía planificado el futuro propio y ajeno, había sembrado dictaduras por aquí y por allá en la América piel color aceituna/café. Todas dictaduras funcionales a la Alianza Para el Progreso y educadas en la Escuela de Panamá (entrenadas, descerebradas).

Entonces nació un cóndor negro, un perverso Plan del cual, a principios de la década de 1990 se descubrieron en Paraguay documentos secretos de la policía política paraguaya. Cartas como esta se destruyen (aconsejaba Juan Cruz Varela cuando empujaba a Juan Galo de La Valle a fusilar a Manuel Dorrego). La policía política paraguaya no destruyó la documentación que sirvió para descubrir el plan siniestro.

Estos documentos fueron “bautizados” con el macabro nombre de «los archivos del terror», y no sólo informaban del accionar de esa fuerza, sino que revelaban la coordinación de los gobiernos militares sudamericanos durante las décadas de 1970 y 1980 para perseguir a los opositores políticos.

En ese contexto, en septiembre de 1974 fue asesinado en Buenos Aires, el general Carlos Prats, ex comandante en jefe del ejército. Para esa operación, agentes de la DINA chilenos, enviados por el gobierno del General Augusto Pinochet, se movilizaron a Buenos Aires y contaron, obviamente, con la colaboración argentina. Pinochet había contado con toda la ayuda norteamericana del gobierno de Richard Nixon y con los recursos de inteligencia y operatividad de la CIA (2), ergo el Plan Cöndor nació con la aprobación y el sustento de dichas instituciones. Por este plan, los opositores políticos eran detenidos en cualquier país y luego, al ser reclamados por las autoridades represivas de cada gobierno, eran trasladados a su país de origen.

Se había hecho realidad un anhelo mas digno de mejores causas: el desconocimiento de las fronteras… Patricia Verdugo (3) destaca que estas acciones iban más allá de las fronteras sudamericanas: «Vemos en el año '75 que se opera en Italia, al intentar matar a Bernardo Leighton, un alto dirigente del partido Demócrata Cristiano de Chile, que estaba exiliado en Roma … «Y en el año 76 estamos viendo la Operación Cóndor en pleno, cuando actúa la coordinación chileno-paraguaya para poder llevar a los asesinos a Washington y en septiembre matar al ex canciller chileno Orlando Letelier”

GÉNESIS

“…ay de estos días terribles asesinos del mundo! ”
En estos días. Silvio Rodríguez.

En el principio fue la semilla de la maldad plantada por los militares de varios países del “Cono Sur” … pero la semilla llegó de algún lugar. La presidenta de la Organización de Desaparecidos bolivianos (Loyola Guzmán) insiste en que el Plan Cóndor reconoce orígenes anteriores, básicamente en el asesoramiento de la dictadura brasileña de 1964 “ El golpe de Estado, que derribó en 1964 al presidente Joao Goulart, tipificó el conjunto de operaciones que la CIA desarrolló y perfeccionó, y con dichos procedimientos consiguió desestabilizar al gobierno y permitir la sublevación de los militares, con el pretexto de restaurar el orden y evitar el comunismo. La oposición tenía, por cierto, una dinámica interna propia, determinada por las contradicciones económicas y sociales, que se agudizaron en Brasil . Una nueva cinta de audio desclasificada y documentos liberados 40 años después del golpe de Estado que en 1964 instaló el régimen militar en Brasil, muestran que el entonces presidente estadounidense Lyndon Johnson participó directamente en la decisión de respaldar a las fuerzas golpist as, de ser necesario.(4)

La intervención brasileña fue muy fuerte en Chile. Como inspiración para el golpe militar y después como entrenamiento de militares chilenos en aspectos tácticos de la represión y en la aplicación de torturas. Brasil no se limitaba a asesorar a otros gobiernos, también recibía a agentes de otros países en su territorio para perseguir a opositores políticos.

Pues el gobierno militar de Brasil fue el que mostró el camino a los regímenes de facto. Chile fue la sede donde el Plan Cóndor se diseñó. De los países “miembros” le cupo a Argentina el funesto “honor” de ser el país sudamericano donde más desapariciones se produjeron. La CONADEP publicó en su informe de 1984 más de 9.000 casos, pero organismos de derechos humanos sostienen que hubo 30.000. Bolivia tuvo una participación menor, pero no por eso menos importante (después el gral. Hugo Bánzer Suárez se dedicó a negar la existencia del Plan Cóndor). Uruguay no se quedó afuera, pues trasladó comandos a Argentina para buscar, secuestrar, torturar y desaparecer a exiliados uruguayos (entre los que se cuentan los legisladores Zelmar Michelini y Héctor Gutiérrez Ruiz, asesinados en Buenos Aires en 1976)

GENIO Y FIGURA HASTA LA SEPULTURA

Uno de los máximos responsables de los crímenes cometidos por el Plan Cóndor, fue quien creara en 1973 la DINA como una organización fuera de la estructura orgánica institucional de las Fuerzas Armadas, dependiente directamente de su creador: AUGUSTO PINOCHET UGARTE. Esta organización tenía por finalidad llevar a cabo una serie de actividades criminales, tales como secuestros, torturas y asesinatos o «desapariciones” (5) La DINA: un organismo militar dependiente de la Honorable Junta de gobierno (Pinochet) y posteriormente del Presidente de la República (Pinochet) no era un Organismo Autónomo que pudiera tomar resoluciones por su cuenta. En noviembre de 1973 es nombrado a cargo de la Comisión DINA por la Junta Militar de Gobierno (…) Augusto Pinochet Ugarte, Presidente de la Junta de Gobierno…

A fines de noviembre de 1975 Pinochet recibió a Dtefano Delle Chiae, terrorista que un mes antes había llevado a cabo en Roma el atentado contra Bernardo Leighton y su esposa. (6)

Augusto Pinochet fue uno de los pilares del PLAN CONDOR, entre los 70 y los 80. Este sistema represivo coordinado de las dictaduras del Cono Sur, costó la vida a mas 100000 personas. Fue este dictador uno de los líderes de la operación en la cual participaron también los siguientes dictadores:


Por Argentina el Gral. Jorge Rafael Videla,

Por Uruguay Juan María Bordaberry,

Por Paraguay el Gral. Alfredo Stroessner

Por Bolivia el Gral. Hugo Banzer Suárez.

Pinochet fue exonerado después de que, en diciembre de 2004 fuera procesado por el juez Juan Guzmán como autor de 9 secuestros y un homicidio en el marco del plan de represión conjunta. Conservó su “inmunidad” que mas bien fue IMPUNIDAD, COMPLICIDAD y GENOCIDIO hasta que se fue.

Murió un genocida. No hubo JUSTICIA.

LQS. Mónica Oporto. Diciembre de 2006

PROHIBIDO OLVIDAR!

Prohibieron ir a la escuela e ir a la universidad.
Prohibieron las garantías y el fin constitucional.
Prohibieron todas las ciencias, excepto la militar.
Prohibiendo el derecho a queja, prohibieron el preguntar.
Hoy te sugiero, mi hermano, pa' que no vuelva a pasar,
¡Prohibido olvidar!

Prohibido esperar respuestas. Prohibida la voluntad.
Prohibidas las discusiones. Prohibida la realidad.
Prohibida la libre prensa y prohibido el opinar.
Prohibieron la inteligencia con un decreto especial.
Si tú no usas la cabeza, otro por tí la va a usar.
¡Prohibido olvidar!

Prohibido el derecho a huelga y el aumento salarial.
Prohibieron ir a la calle y al estado criticar.
Prohibieron reírse del chiste de su triste gobernar.
Prohibieron el desarrollo del futuro nacional.
Yo creo que la única forma de darle a esto un final es:
¡Prohibido olvidar!

Prohibieron los comentarios sin «visto bueno» oficial,
Prohibieron el rebelarse contra la mediocridad.
Prohibieron las elecciones y la esperanza popular.
Y prohibieron la conciencia, al prohibirnos el pensar.
Si tú crees en tu bandera y crees en la libertad:
¡Prohibido olvidar!

Pobre del país que, con la violencia crea
que puede matar la idea de su liberación.
Pobre del país que ve la justicia hecha añicos
por la voluntad del rico o por orden militar.

(1) Baste referirse a “Tocando el viento” una excelente película sobre la problemática minera inglesa de los años de la dama de hierro.

(2) La Editorial Atlántida editó un libro llamado «Mis Memorias», firmado por Henry Kissinger

(3) Patricia Verdugo es una reconocida periodista chilena que desde finales de los años setenta concentra sus investigaciones en defensa de los derechos humanos

(4) http://www.terrorfileonline.org/es/index

(5) Según el testimonio prestado ante la Corte Suprema de chile de MANUEL CONTRERAS SEPÚLVEDA

(6) http://www.derechos.org/nizkor/chile/juicio/pinouk.htm

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS