El Banco de Inglaterra se prepara para una eventual ruptura de la Eurozona

El gobernador del Banco de Inglaterra, Mervyn King, ha instado a los bancos del Reino Unido a prepararse para un eventual colapso de la Eurozona y ha confirmado que la institución trabaja en planes de contingencia por si algún miembro abandona la moneda única.&nbsp Al euro le quedan nueve días para reformarse o desintegrarse.

Durante una rueda de prensa en Londres para presentar el Informe de Estabilidad Financiera de la institución, King se ha negado a especular sobre las posibilidades de un&nbsp default&nbsp en la Eurozona, aunque ha reconocido abiertamente que "estamos preparando planes de contingencia" por lo que pueda ocurrir.

En este sentido, el organismo ha pedido a los bancos que eleven sus reservas de capital.&nbsp Aunque piensa que las entidades están bien capitalizadas, cree que ante el cariz que ha tomado la crisis de deuda en la Eurozona es recomendable que mejoren su resistencia.

King no ha querido aportar más detalles sobre los citados planes, que prepara junto al Gobierno y al regulador bancario del Reino Unido, la Financial Services Authority (FSA).

Sólo se ha limitado a decir que la crisis de la Eurozona podría terminar de muchas formas distintas. "Puede ser que no se rompa,&nbsp puede que su proyecto continúe de forma distinta, pero tal vez se siga hablando de un posible&nbsp default&nbsp de algún país. Ninguno de nosotros sabe realmente qué ocurrirá".

Durante su intervención, Mervyn King también ha asegurado que&nbsp la crisis de la Eurozona es de solvencia y no de liquidez.

El Reino Unido está tratando de reforzar la capacidad de resistencia de su sistema financiero "ante las tormentas que puedan venir en nuestra dirección", ha apuntado el gobernador del Banco de Inglaterra.

Habla de crisis sistémica

Para King existe una pérdida de confianza debido a la crisis de la Eurozona que está dañando la actividad económica del Reino Unido.

"La pérdida de confianza y el endurecimiento de las condiciones crediticias merman las perspectivas económicas y afectan a la capacidad de las empresas, hogares y gobiernos para pagar sus deudas, al tiempo que amenazan la capacidad de los bancos", ha asegurado.&nbsp "Esta espiral es característica de una crisis sistémica".

"Los riesgos soberanos y bancarios que emanan de la zona euro se han intensificado y siguen siendo la amenaza más importante e inmediata para la estabilidad financiera del Reino Unido, asegura&nbsp el banco central&nbsp en&nbsp su&nbsp Informe de Estabilidad Financiera&nbsp publicado hoy.

La banca británica tiene una exposición a la deuda soberana de 15.000 millones de libras. No obstante, la exposición más significativa es al sector privado de Irlanda, España e Italia, que asciende a 160.000 millones de libras.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS