El Banco de Alimentos de Granada inicia una investigación sobre una residencia universitaria religiosa que podría estar lucrándose con alimentos gratuitos

La noticia saltaba esta mañana a los medios locales. El Presidente del Banco de Alimentos de Granada, Antonio López, ha admitido hoy que existe una denuncia contra la Residencia Universitaria Madre Teresa Rodón de la capital granadina, gestionada por la congregación de las monjas franciscanas de Nuestra Señora del Buen Consejo. De esta manera, según publica hoy el Diario Ideal, las monjas podrían llevar una década utilizando, supuestamente, la comida que reciben de manera gratuita en el Banco de Alimentos, para la manutención de las alumnas que se alojan en dicha residencia. Hay que señalar que cada alumna paga en torno a unos 600 euros por alojarse y comer en la Residencia Madre Teresa Rodón.

El Presidente del Banco de Alimentos ha explicado que, aunque ellos no son policías y no tienen porque estar investigando a la gente que acude a esta ONG a por comida, van a iniciar una investigación, pues los hechos, de ser ciertos, le parecen bastante graves. Los estatutos de esta ONG prohíben tajantemente que nadie se lucre con las actividades de la organización. Las monjas retiran alimentos para 55 personas de manera totalmente gratuita.  

Po su parte, una portavoz de las religiosas se ha limitado a decir que la denuncia es una rabieta de un ex trabajador del centro por haber sido despedido, y que “no quieren entrar a valorar, desmentir o confirmar esta denuncia pública”, según explica el Diario Ideal.

Por su parte, el ex cocinero, que ha sido quien ha interpuesto la denuncia, ha manifestado a Canal Sur que esta práctica era lo habitual y que además se solían servir muchos alimentos que ya habían sobrepasado la fecha de caducidad. Las monjas, en su página web, hacen hincapié en la gran calidad de la comida que sirven a sus alumnas, y en los beneficios de la dieta mediterránea.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS