El Ayuntamiento de Madrid amenaza de desahucio a 250 vecinos en Malasaña en plena pandemia

Pretende dejar en la calle a 40 niños y 210 adultos.

210 adultos y 40 menores podrían quedarse en la calle el próximo martes 24 de noviembre en un desahucio ilegal promovido por el Ejecutivo de Almeida en plena crisis sanitaria por Covid19.

El Ayuntamiento de Madrid pretende echar a los habitantes del antiguo Palacio de la Infanta Carlota sin autorización judicial, con los recursos de los vecinos sin resolver y vulnerando la legislación española, la internacional y los derechos humanos que protegen la inviolabilidad del domicilio y el derecho a una vivienda.

La intención del Consistorio es recuperar el edificio y ejecutar el desahucio sin haber promovido soluciones habitacionales para las familias vulnerables que allí viven, muchas de las cuales son víctimas de la economía irregular y del desempleo provocado por la pandemia.

Los servicios sociales han ofrecido verbalmente habitaciones o pisos compartidos hasta un máximo tres meses, pero ninguna propuesta ha sido formal o por escrito, a pesar de que las familias así lo han pedido.

La especulación inmobiliaria convirtió el antiguo Palacio de la Infanta Carlota en 35 apartamentos. Una reforma que permitió el Ayuntamiento, gobernado entonces por Alberto Ruiz Gallardón, y que resultó un atentado al patrimonio histórico artístico, a pesar de las denuncias de los vecinos de Malasaña.

Sus inquilinos pagaban el alquiler en efectivo, hasta que en 2011 llegó la expropiación municipal. Cintia, la empresa de un especulador iraní, fue indemnizada con 10 millones de euros.

Después de nueve años de dejación y abandono municipal, ahora, en plena segunda ola de la Covid19, el Consistorio tiene prisa por recuperar el edificio. Tanta, que pretende dejar en la calle a 40 niños y 210 adultos.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS