El Ayuntamiento de Barcelona anuncia el cierre definitivo de la neonazi Librería Europa

Publicidad

El consistorio y diversas entidades se suman a la acusación popular del Movimiento contra la Intolerancia en el proceso abierto contra su propietario, Pedro Varela, que está en libertad provisional tras pagar los 30.000 € de fianza.

El Ayuntamiento de Barcelona impedirá reabrir la Librería Europa en la que ha sido hasta ahora su ubicación, en la calle Séneca de la barcelonesa Vila de Gracia, porque no tiene licencia. Tras ser precintada a principios de julio por orden judicial, en un operativo policial donde fueron decomisados cerca de 15.000 libros nazis y negacionistas, la librería, que llevaba funcionando más de 20 años sin licencia, no podrá volver a abrir en la misma localización , ya que el Plan de Usos vigente del barrio no le permite optar a una nueva.

Jaume Asens ha explicado este martes que el Ayuntamiento abrió en marzo un expediente al descubrir que el establecimiento no tenía licencia

El teniente de alcalde de Derechos de Ciudadanía, Participación y Transparencia, Jaume Asens ha explicado este martes que el Ayuntamiento abrió en marzo un expediente al descubrir que el establecimiento no tenía licencia. Según explicó Asens, la librería era «un espacio pantalla» que servía de punto de encuentro de la ultraderecha en España y como sala de conferencias y de apología del nazismo.

Después de 24 años de historia, varios registros policiales y dos condenas a su propietario, Pedro Varela Geiss, la librería Europa de Barcelona llega a su fin por la vía administrativa. La librería y su local, que funciona desde 1992 como un centro de difusión de ideas negacionistas del exterminio nazi y defensoras del Tercer Reich y de su caudillo, Adolf Hitler, tiene sus orígenes como sede de la asociación neonazi Círculo Español de Amigos de Europa (CEDADE), creada en Barcelona en 1966 y considerada una de las organizaciones neonazis más importantes de Europa y por la que pasaron el partido fascista belga, el general de las Waffen SS Léon Degrelle, ex combatientes de la División Azul así como militantes de Fuerza Nueva de Blas Piñar.

En 1996, en la primera razia de la policía en la librería y en el domicilio de Varela, se requisaron más de 20.000 libros y materiales neonazis. La sentencia definitiva del caso sin embargo, no llegó hasta doce años más tarde, cuando la Audiencia de Barcelona condenó a Varela a siete meses de prisión por un delito de apología del genocidio. Poco antes, el Tribunal Constitucional dictaminó la anulación del delito de negación del Holocausto en España -tipificat en muchos países europeos- a raíz de un recurso de Varela. Este tribunal sentenció en 2007 que la libertad de expresión prevalecía sobre este delito.

Diez años después, en 2006, en una segunda operación policial contra la Librería Europa, Varela volvió a ser detenido y se incautaron de unos 5.000 libros que almacenaba el local. La sentencia anunció en 2010 y Varela fue condenado a un año y tres meses de prisión por un delito de difusión de ideas genocidas, acusaciones que le llevaron a ingresar en Can Brians.

Con la reforma del Código Penal de julio del año pasado, también las personas físicas pueden ser condenadas, lo que ha facilitado el cierre del local de la calle Séneca. Así, también se ha podido aplicar a los detenidos y a Varela el delito de asociación ilícita, así como el de negar el Holocausto, que hasta ahora no era delito.

La clausura anunciada por el Ayuntamiento de Barcelona se suma a una querella presentada este lunes por el Movimiento contra la Intolerancia como acusación popular.

La clausura anunciada por el Ayuntamiento de Barcelona tras la tercera razzia que llevó a la detención de Varela y tres personas -en libertad en cargos (de hecho Varela no ingresó en prisión para que una persona pagó su fianza de 30.000 euros), se suma a una querella presentada este lunes por el presidente de Movimiento contra la Intolerancia, Esteban Ibarra, ante el Juzgado de Instrucción número 9 de Barcelona, como acusación popular, en la causa abierta contra Varela, por la comisión de dos presuntos delitos: asociación ilícita y un delito contra los derechos fundamentales.

La querella es contra Varela y otros responsables de la Librería Europa y la Editorial Ojeda, por la difusión de libros y materiales negacionistas, antisemitas y supremacistas. También, como informó AraInfo, la Federación de Comunidades Judías en España, a través de su presidente Isaac Querub, ha manifestado la voluntad de sumarse a esta querella. Entidades como SOS Racismo, Unidad contra el Fascismo y el Racismo, Amical Mauthausen, la CUP, la Comunidad Judía Bet Shalom y Musulmanes contra la Islamofobia, han apoyado al Ayuntamiento en esta medida. Por otra parte, colectivos antifascistas y antirracistas y vecindario, movilizado durante años contra la actividad de la librería han celebrado el anuncio de su cierre definitivo.

Imagen de portada: Exterior de la seu de la Llibreria Europa a la Vila de Gràcia – Sguastevi

https://directa.cat/actualitat/lajuntament-de-barcelona-anuncia-tancament-definitiu-de-neonazi-llibreria-europa

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More