El autismo de Colombia

&nbsp

Buenos Aires.- La ex candidata presidencial colombiana, Ingrid Betancourt, declaró que las FARC no representan una opción política en Colombia porque es una organización "autista" y reveló que durante los más de seis años de secuestro en manos de esa agrupación armada estuvo muy cerca de la muerte y fantaseó con el suicidio.&nbsp

Me gustó verdaderamente esta expresión “autismo” pronunciado por Ingrid Betancourt. Esta deficienciaen la política es peligrosa, aunque ella se refiere y lo asocia a las FARC, es válido para aplicárselo a muchas actitudes de nuestros gobernantes en América Latina. Ella, muy bien entendió el error político terrible cometido por las FARC, no se puede vivir de espaldas a la realidad. Debemos abrir nuestros ojos políticos, no engañarnos, es una cuestión de conciencia, o de falsa conciencia. Temor de ver nuestra realidad y aceptarla. Las FARC no entendieron que necesitaban urgentemente cambiar su política, analizarse internamente, el secuestro nunca podrá ser un elemento de lucha revolucionaria, porque va directamente contra el pueblo, y el pueblo es uno, no podemos diferenciarlo, no podemos convertirnos en ajusticiadores de una clase social, aunque esta sea eminentemente oligarca. Ser oligarca no es un delito, es una siembra. El Estado Colombiano, eminentemente oligarca, lo ha sembrado por años, son costumbres ancestrales, está en su esencia, se remonta a la época de nuestros Libertadores. ¿Cómo se puede cambiar estos elementos psicológicos de la noche a la mañana? Se puede hacer, eso si,con educación, constancia y una buena comunicación, una buena política, que permita el diálogo.Para ser más precisos busquemos una definición de oligarquía.

Tenemos que La oligarquía, en ciencia política, es una forma de gobierno en que el poder supremo está en manos de unas pocas personas. Los escritores políticos de la antigua Grecia emplearon el término para designar la forma degenerada y negativa de aristocracia (literalmente, gobierno de los mejores). Estrictamente, la oligarquía surgirá cuando la sucesión de un sistema Aristocrático se perpetúe por transferencia sanguínea o mítica, sin que las cualidades éticas y de dirección de los mejores surjan como mérito reconocido por la comunidad, siendo esta definición muy cercana a la de monarquía y más todavía a la de nobleza. Los oligarcas dueños de propiedades, de tierras o de grandes acumulaciones de dinero, son poseedores de fuerza en la dirección política gracias a sus fuertes influencias económicas. Poseen estándares éticos posiblemente dudosos, con diversos medios de legitimación, que tienen como piso el poder acumulado y el símbolo histórico que haya significado la sucesión que les dio fuerza. La oligarquía es un grupo minoritario de personas, pertenecientes a una misma clase social, generalmente con gran poder e influencia (aristoi) que dirige y controla una colectividad o institución.

En Colombia no mandan los mejores, manda una casta social que son los dueños de las tierras, empresas, Medios de Comunicación. De paso son esas mismas familias las que tienen el poder político y&nbsp lo usan. Sin entrar en detalle, el Presidente Uribe es dueño de tierras, hatos y fincas, es algo tan normal que así sea, que la oligarquía Colombiana considera intrascendente este exceso de poder del presidente. La clase dominante se acostumbra a gobernar y los pobres de la tierra a obedecer.
No solamente son los dueños de la tierra productiva Colombiana, sino de los capitales. Los escándalos políticos por negocios relacionados con drogas son eternos en Colombia, droga producida por gente que está mandando actualmente, el caso del paramilitarismo, creado precisamente para combatir a la guerrilla de las FARC, pero utilizando las mismas armas de la violencia armada, venta de droga, asesinatos dirigidos directamente desde el EstadoColombiano. La oligarquía se cree noble, de herencia eterna de la vida en Colombia, son ellos los que pueden gobernar, se creen con derecho de hacerlo, les viene de cuna. En una entrevista exclusiva en París con el canal argentino América emitida en la noche del lunes, Betancourt consideró en tanto que el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, "es una persona que ha sabido entender que para los colombianos el tema de los secuestrados es prioritario y ha tratado de ayudarnos con su mejor voluntad".&nbsp Pero también afirmó que el mandatario de Colombia, Álvaro Uribe, "tiene la vocería de los colombianos y en esto un poquito la reflexión tiene que ser que si nos quieren ayudar pues que nos ayuden, a que a través de la democracia los colombianos podamos cambiar el país", precisó DPA. Esta vez, Ingrid Betancourt, dio un buen reconocimiento a Hugo Chávez, pero aclaró que es Uribe el que tiene la vocería de los Colombianos. Es claro que la oligarquía Colombiana no aceptará nunca que seamos un mismo pueblo,la política de la unión de nuestros países es contraria a sus intereses. Siempre lo ha sido desde la independencia. No han cambiado nada las cosas, esta unión, no es conveniente al Imperio norteamericano. La clase oligarca Colombiana no aceptará nunca al bravo pueblo venezolano como su hermano. Ahora viene Uribe a Venezuela. El bravo pueblo Venezolano acepta como hermanos a los miles de compatriotas Bolivianos, a Evo Morales su presidente Aimara, el pueblo pobre Colombiano victima de la oligarquía y la violencia. ¿qué busca la oligarquía Colombiana en Venezuela? siendo Uribe&nbsp el máximo representante de ella. ¿Qué tenemos que hablar como pueblo soberano con esta oligarquía? Son diferentes caminos, el pueblo venezolano sabe que los secuestrados que quedaron en la selva, no son importantes para el Estado Colombiano, al sacar a la joya mediática de su cautiverio: Ingrid Betancourt,&nbsp los demás son basura para el Estado Colombiano. Demostrando con ello, que existen dos tipos de rehenes. Posiblemente el Estado Colombiano, atacará con todo a las FARC, echará el resto, por así decirlo, será la última escalada violenta, aunque mueran en esta acción los secuestrados pobres. La oligarquía tapará todo, le perdonarán cualquier violencia realizada con tal que desaparezcan las FARC. Vemos con preocupación un autismo terrible en el Estado Colombiano en ver su realidad política, el mismo autismo a que se refería Ingrid Betancourt cuando hablaba de las FARC. Ese autismo como concepto&nbsp se lo debería aplicar ella misma.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS