El alcalde de Málaga culpa a la Asociación de Memoria del ‘pipicán’ sobre la fosa común de San Rafael

Publicidad

Si ha habido agresión a la memoria de los muertos, la culpa ha sido… del movimiento memorialista. Ni corto ni perezoso, el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre (PP), ha echado balones fuera asegurando que el parque para perros, supuestamente situado sobre un conjunto de 21 fosas comunes de la Guerra Civil en el cementerio de San Rafael de la capital, se construyó a partir de la información que proporcionó la Asociación de la Memoria Histórica de Málaga, por lo que “con los datos que se tenía, se ha hecho el trabajo correcto”.

De la Torre defendió la buena fe de su equipo municipal apelando al hecho, bien conocido, que “el Ayuntamiento de Málaga dio un ejemplo a nivel nacional e internacional de sensibilidad en esta materia. Fuimos pioneros y antes incluso de que la ley existiera, nosotros nos movimos”. En efecto, la gestión de las inhumaciones y recuperación de restos de la fosa de Málaga no solo fue modélica, en realidad fue casi una excepción: San Rafael fue una de las pocas fosas importantes donde una Administración gobernada por el Partido Popular colaboró estrechamente con el movimiento memorialista y las instituciones gobernadas por la izquierda.

El alcalde ha descartado la dimisión del concejal de Ordenación del Territorio y Vivienda, Francisco Pomares, que pedían los socialistas, ya que, según ha apuntado este lunes, la información que se dio al Ayuntamiento “ha sido respetada”. “Si lo que nos han dado está mal, es cosa de quien lo dio mal, no de nosotros, no de Urbanismo”, ha resaltado el alcalde, así como que, según esos datos, “el parque canino no está sobre las fosas”.

LA OTRA VERSIÓN

La versión memorialista es bien distinta a la del alcalde. El presidente de la Asociación de la Memoria Histórica, José Sánchez, sostiene que el parque tiene casi 70.000 metros cuadrados y la fosa no llega a ocupar el diez por ciento, “por lo que colocar un ‘pipicán’ sobre una de las fosas o es una incompetencia muy grande por no comprobar las medidas o no comprendemos cómo se ha producido”. “No queremos que los restos de nuestros muertos estén dentro de la Catedral, pero sí que estén perfectamente dignificados y que sobre su sitio de asesinato no nos vayan a colocar un ‘pipicán’”.

Y recalcó Sánchez: “Intentamos remediar esta aberración y en 2015 el concejal, con el que nos pudimos reunir en noviembre, negó reiteradamente la evidencia que queda desmentida con planos y mediciones topográficas del equipo de arqueólogos que trabajaron en las fosas”, ha indicado, apuntando que “levantar ese ‘pipican’ significa quitar solo la valla que los rodea, es barato quitarla y ponerla en otra posición distinta. Es casi un coste cero”.

La portavoz socialista, María Gámez, tampoco se anduvo por las ramas. Aseguró que existe “la constatación fehaciente de que no se ha respetado la memoria ni el lugar de las fosas donde fueron exhumados los cadáveres de la Guerra Civil que yacían allí” e incidió en que “no se ha respetado de una forma bastante vergonzante”.

UN ERROR ¿INVOLUNTARIO?

Preguntado por los periodistas sobre si se rectificará, De la Torre ha afirmado que “si es necesario se harán los cambios que sean necesarios”. “Prefiero pensar que es un error involuntario, que no ha habido ninguna intencionalidad de crear una dinámica negativa hacia el equipo de gobierno”, ha dejado caer el regidor.

También ha recordado que “la investigación de todas esas fosas se hizo con cuidado exquisito, tratando de identificar y de individualizar cada uno de los restos que están en esa pirámide –un monumento ubicado en la zona-, que es un ejemplo, donde están los nombres no solamente de los que pudieran estar en esas fosas sino también más nombres” que proporcionaron según archivos de esta Asociación.

“La misma asociación me mostraba en una ocasión su preocupación por la lentitud de la Junta en atender los pagos y algunas cuestiones, y a pesar de esas cuestiones se inauguró ese monumento”, que se ubica en la zona, ha apuntado.

Del mismo modo, con respecto al parque, ha vuelto a resaltar que “cuando se elaboró el proyecto del parque, desde urbanismo le pidieron informes a la Asociación, y mandó dónde estaban ubicadas –las fosas– según los trabajos de excavación, para, justamente, evitarlas”, ya que se trataba de que “la gente sepa dónde estaban, y los caminos van evitando siquiera pisarlas”.

Así, ha explicado que cuando se planteó el parque canino fue “justo fuera del cementerio, sobre unos terrenos de un polígono industrial que se habían conseguido, de unos 3.000 metros cuadrados”, al tiempo que ha enseñado un plano en el que ha mostrado la zona en la que se encuentra el parque y en la que está el cementerio y las fosas señaladas por la Asociación, “absolutamente fuera de esta zona”.

“Sabíamos que había que resolver ese tema y lo hemos resuelto muy bien con la colaboración del Estado”, así como “a través de la Asociación de la Memoria Histórica, con la colaboración de la Junta y, obviamente, municipal”, ha añadido.

En ese sentido, se ha comparado con otras ciudades: “reto yo a Córdoba, por ejemplo. ¿Dónde ha estado la señora Rosa Aguilar, qué ha hecho para resolver estos temas en Córdoba? Nada. Hemos sido ejemplares en esta materia y estamos queriendo ser ejemplares en el tema del parque”, ha incidido.

DESLEALTAD SOCIALISTA

Por otro lado, De la Torre ha tachado la postura de los socialistas de “desleal”. “Me parece desleal y me parece injusto para un ayuntamiento que ha hecho un ejemplo único en España”, ha apostillado.

“Deslealtad es la palabra más suave que se me ocurre, es difícil de encontrar otro ejemplo parecido”, ha manifestado el regidor, lamentando que “el PSOE, sabiendo esto, no haya tratado de aclararlo vía el diálogo correspondiente, sabiendo que están las puertas abiertas al diálogo”.

Igualmente, De la Torre ha criticado que la Asociación de la Memoria no haya hecho esa aclaración, cuando “la podría haber hecho porque en octubre del año pasado tuvieron una reunión donde se alude a ese tema”, con la que, según ha asegurado, “quedaron satisfechos”.

“Y ahora nos encontramos a las tres de la tarde del viernes pasado, que es el día en que se presentan las mociones, con esta noticia, que ha tenido eco a nivel nacional”, ha lamentado. Asimismo, ha señalado “la mala intención de quien redacta la moción, que al parque canino le cambian el nombre, le ponen otro nombre que sea más llamativo”.

Por otro lado, también ha señalado que, según el arquitecto autor del proyecto, “las fosas siempre se notan porque está más hundido el terreno, por lo tanto es fácil de identificar y en esa zona no hay hundimiento”, aunque ha señalado que esa es una percepción “más personal” del encargado.

MÁS DE 4.000 ASESINADOS

En 2010 presentaban los resultados de los trabajos de exhumación, calificados entonces de “modéllicos” por la Junta de Andalucía. Las principales conclusiones del informe pusieron de manifiesto que  de las 4.471 personas registradas como asesinadas en el antiguo cementerio de San Rafael, desde febrero de 1937 hasta mayo de 1957, se pudieron recuperar los restos esqueléticos de 2.840 cuerpos en el transcurso de la intervención, que abarcó desde el 16 de octubre de 2006 hasta el 16 de octubre de 2009, día en que se levantó el último cuerpo de la fosa sur del Patio Civil.

Del mismo modo, el análisis antropológico indicaba que todos los esqueletos recuperados comprenden una edad superior a los 15 años, exceptuando una cantidad significativa de restos que pertenecían a niños, los cuales no fueron asesinados pero que por diferentes circunstancias terminaron inhumados en las fosas de San Rafael.

http://www.andalucesdiario.es/ciudadanxs/el-alcalde-de-malaga-culpa-a-la-asociacion-de-memoria-del-pipican-sobre-la-fosa-de-san-rafael/

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More