El acuerdo de PP y Cs elimina la universalidad de la sanidad en Madrid

Publicidad

‘Sanidad Pública de Calidad’ es el título del primer bloque del acuerdo de gobierno entre PP y Ciudadanos. Cuenta con dieciséis puntos y ya en el primero, que es donde debería aparecer por definición la universalidad del derecho, la palabra no aparece. Este primer punto sólo garantiza que la sanidad seguirá siendo gratuita y que se mantendrá la libertad de elección de los pacientes del Hospital, Centro de Salud y profesional sanitario. Ya no aparece la palabra «universal». Este es, sin lugar a dudas, uno de los guiños a Vox a los que hizo referencia Isabel Díaz Ayuso cuando aseguró que «cualquiera de las tres formaciones firmaría este acuerdo».

La candidata de Vox, Rocío Monasterio, dijo en twitter «En el pasado año, miles inmigrantes ilegales fueron atendidos por la sanidad pública mientras quien cumple con sus obligaciones cívicas cuenta los días para que se acabe su lista de espera». En mayo, en un desayuno informativo, afirmó «no puede ser que en la sanidad madrileña se atienda a todos los inmigrantes ilegales porque no hay presupuesto». Si el próximo gobierno de la Comunidad elimina la palabra universal de la sanidad abre la puerta a que esto ocurra.

El segundo punto hace referencia a la Atención Primaria: «Modernizaremos y reorientaremos la Atención Primaria madrileña para ofrecer unos servicios más accesibles y orientados a los ciudadanos». Está claro, asegura Víctor Jiménez vicepresidente de AME, que las consultas de los centros de salud van cerrar a las seis y media de la tarde y, mucho nos tememos, que el verbo reorientar -que utilizan en el texto- signifique una privatización de parte de los servicios de atención primaria por la falta de personal que el Partido Popular ha generado durante estos años.»

Respecto a las listas de espera «nos da la risa», dice Jiménez: «Primero hablan del mismo plan de choque de reducción de lista de espera, impuesto por gobierno actual que no dio ningún resultado satisfactorio y que, además en 2018 anuló el Tribunal Supremo. Y, por si esto fuera poco, presentan como novedad la “publicación de datos reales sobre lista de espera” ¿Nos han estado mintiendo toda la legislatura?. También nos llama la atención que quieran crear una nueva Tarjeta Sanitaria Única, cuando la que tenemos ahora es interoperable en toda España. Eso nos hace sospechar que, a lo mejor, esta nueva tarjeta solo se la dan a los españoles».

Las quejas más frecuentes tiene que ver con los tiempos de espera y la modificación de lineas

Según datos internos de la Empresa Municipal de Transportes, a los que ha tenido acceso Radio Madrid, de enero a octubre las reclamaciones por alteraciones en el servicio de autobuses se han cuadriplicado. En enero ascendían a 216 frente a las 806 registradas en octubre. De ellas, el 78 por ciento (626 incidencias) son por esperas prolongadas en las paradas. Además, esta cifra duplica el número de quejas presentadas por este motivo, en el mismo mes del año pasado.

Los números demuestran que octubre fue un mes complicado para los usuarios de la EMT, porque también aumentaron las reclamaciones por niveles de ocupación o falta de autobuses. Se presentaron 164 quejas, mientras que en octubre de 2018 fueron solo 60. Problemas, además, en los sistemas de información, tanto en las pantallas de las paradas como en la aplicación móvil. En un año, (de octubre de 2018 a octubre de 2019) se han multiplicado por tres las reclamaciones en este sentido.

El comité de empresa mantiene la convocatoria de huelga

Tras la reunión fallida del pasado viernes convocada por el Comité de Huelga, a la que no acudió ningún representante del Ayuntamiento, ni el Gerente de la empresa, los sindicatos mantienen la convocatoria de paros parciales de dos horas, en todos los turnos, los días 22, 25, 27 y 29 de noviembre y una jornada de huelga el próximo 3 de diciembre.

Los trabajadores consideran una buena noticia la contratación de 90 nuevos conductores anunciada por el consistorio pero insisten en que son insuficientes. Desde su punto de vista, en diciembre, habría que contratar a otros 110 trabajadores para poder cubrir el servicio especial sustitutorio de la línea 4 de metro, que cierra el día 11.

 El Ayuntamiento asegura que el hecho de que los sindicatos de la EMT mantengan la huelga, pese a aceptar por escrito la contratación inminente de 90 conductores, demuestra que estas movilizaciones son meramente políticas. Además reitera que nadie va a negociar como el comité de empresa mientras se mantenga la convocatoria de huelga.

Fuente

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More