El 76% de recorte en prevención de incendios augura un «futuro negro»

Agencias

Los buenos datos de incendios hasta el 18 de agosto, que constituyen el menor número de fuegos y la mínima superficie afectada en la última década, no pueden asociarse a mejoras impulsadas desde las administraciones públicas puesto que sus inversiones en prevención, a nivel nacional, se han reducido un 76 por ciento respecto al presupuesto de 2008 y 2009, con nueve millones de euros en 2013, según ha informado WWF, que pronostican un «futuro negro» para los bosques y el medio rural.

   En este sentido, considera que «en gran medida» los buenos resultados se deben a las condiciones meteorológicas favorables de los primeros meses del año, en concreto, a las lluvias registradas hasta el mes de julio que han mantenido una elevada humedad en el suelo, dificultando la propagación de los fuegos.

   Por contra, ahora la situación se complica porque el ‘combustible forestal’ ya está completamente seco y se podría continuar con la tendencia de la última semana en la que el fuego ha devorado el 20% de lo quemado en todo el año.

   Los ecologistas recuerdan que los recortes en extinción y prevención «acabarán saliendo caros» pues, en su opinión, contribuirán a incendios «más impactantes y destructivos» con «enormes» impactos ambientales, económicos y sociales, por lo que la inversión para combatirlos «no debe ser considerada como gasto sino como una inversión de futuro».

LOS BUENOS DATOS DE LA CAMPAÑA 2013

   Hasta el 18 de agosto, fecha de la última actualización de los datos oficiales que ofrece el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, en 2013 se han producido en España 5.650 siniestros en los que han ardido 26.785 hectáreas, la cifra más baja en la última década. Se trata de un tercio de la superficie afectada en los últimos diez años, en los que de media, durante el mismo periodo ardieron 95.000 hectáreas, en un total de 11.800 siniestros. El número Grandes Incendios Forestales (GIF) ha sufrido también una importante reducción, ya que de media, al año, se producen un total de 30 GIF, mientras que, sasta la fecha, en 2013, se han producido 14.

   En opinión de la ONG, las cifras son muy positivas y ofrecen una tregua a los bosques españoles tras los devastadores incendios de 2012, en los que ardieron 210.000 hectáreas, el peor año en varias décadas, debido en gran medida a la intensa sequía sufrida y a las fuertes olas de calor veraniegas.  

   Finalmente indica que el 96 por ciento de los incendios forestales fueron causados por el hombre, bien por imprudencias en los fuegos de Andratx (Mallorca), Almorox (Toledo), Ayora (Valencia), Valdemorillo (Madrid) y los de Tortuero, Tórtola de Henares y Valdeconcha en Guadalajara; o con intencionalidad, como parecen apuntar los incendios de Cualedro (Orense) y Oia (Pontevedra).

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS