“El 70% de las personas que pasan por los CIE no son deportadas”

Publicidad

Buenas tardes, Dayana, ¿cuál es tu labor dentro de SOS Racismo Madrid?

Yo soy una de las coordinadoras del grupo CIE en SOS Racismo Madrid. El trabajo de coordinación consiste en coordinar la labor de las personas nuevas voluntarias que se incorporan en la organización y en gestionar formaciones internas de cara a las visitas al CIE, porque es necesario por lo menos tener un mínimo de conocimiento jurídico para entender la situación que están viviendo las personas internas en el CIE.

¿En qué consisten vuestras visitas al CIE?

En SOS Racismo Madrid, salvo dos trabajadores que hay, el resto de personas somos voluntarias, entonces sí que hacemos visitas al CIE que se puede visitar por parte de organizaciones que luchan por los derechos de las personas, abogados y consulados en el horario de la mañana de lunes a viernes entre las 10:00h. y las 13:00h. de la mañana. Y en ese horario, el contenido de esas visitas es hacer un acompañamiento para las personas, enterarnos de cómo está la situación en el CIE, porque el objetivo de estas visitas es denunciar la violación sistemática de los derechos humanos dentro del CIE.

¿Particulares y prensa no tienen acceso al CIE?

Tienen que tramitarlo con la policía, como para ir a cualquier sitio oficial. Normalmente dicen que no, pero se puede intentar.

Para que podamos entrar, nosotros desde SOS Racismo tenemos que enviar el DNI, pero es que las organizaciones que tenemos en nuestro estatuto la defensa de los derechos humanos pues tenemos el derecho de visitar el CIE.

¿Os facilita la Policía Nacional vuestra labor u os ponen mas trabas de lo que os facilitan?

Ponen trabas, ponen trabas a la propia visita. Ponen trabas todo el tiempo, allí dentro no puedes tener el teléfono ni apagado, lo tienes que tener dentro de la mochila

A veces necesitamos documentación de la persona, la persona no la tiene, no le dejan ir dentro a sacar al documentación. Si la persona necesita enviarle la documentación a su abogado o que se la mandemos nosotros, no nos dejan hacer la fotocopia ahí dentro, tenemos que salir a hacer la fotocopia, luego no nos dejan entrar. Es decir, es un entramado de cosas estúpidas que lo único que hacen es obstaculizar la visita y esto va en detrimento de las personas que están ahí dentro. Si vamos ahí a denunciar la violación sistemática de derechos y a nosotros nos tratan así, ¿lo que no vemos?

¿Y esto les causa cierta indefensión a todos los migrantes que hay ahí dentro?

Cierta no, total indefensión. Porque para empezar, es un centro de internamiento de extranjeros, no es una cárcel. Son personas que están ahí porque tienen una orden de expulsión abierta esperando a ser deportadas. Están bajo custodia policial y con un régimen disciplinario absoluto.

Y bueno, recapitulando un poco, por si alguien ha llegado hasta este punto un poco perdido, ¿qué son los CIE?

Los CIE son centros de internamientos de extranjeros, donde están personas migrantes sin papeles en situación administrativa irregular y con una orden de expulsión abierta esperando ser deportadas. La cuestión es que las estadísticas demuestran que el 70% de las personas que pasan por esos centros no son deportadas. Entonces uno se plantea la utilidad de esos centros y el nivel de castigo o de miedo que se siembra sobre esas personas, porque pueden estar ahí hasta 60 días. Entonces tu estás 60 días en una incertidumbre total porque no sabes si vas a salir a la calle o vas a ser deportado.

Supongo que a ellos no se les va informando sobre cómo se va desarrollando su caso…

La cuestión es que para entender un poquito el entramado, las personas que están allí tienen una orden de expulsión abierta. Pero después,  para meterlas en el CIE, es otro juzgado el que ha tramitado este internamiento. Entonces, en el momento que se quiera levantar ese internamiento para que la persona pueda salir, en el momento en que esa orden de internamiento se le puede quitar a la persona, esta sale. Es inmediato, en cuanto se dice que sí, la persona va fuera. Entonces se van haciendo cosas, sobre todo para las personas que tienen un arraigo demostrados, es decir, son personas que llevan años viviendo aquí, tienen hijos o personas a su cargo. Aún así se han dado casos de que se ha deportado a personas con estas características.

¿Cuales son los motivos por los cuales lucháis y pedís el cierre del CIE?

Básicamente porque es un centro donde se violan sistemáticamente los derechos humanos, después porque la inutilidad del centro está más que demostrada, o sea no hay ninguna necesidad de tener a las personas 60 días en un lugar para luego no deportarlas. Con esto quiero decir que si tuviéramos la certeza de que igual las iban a deportar, pediríamos también el cierre de los CIE. Pero bueno, es un dato también de contundencia. Y tercero, porque las vías para regularse, para poder acceder a esta regular situación administrativa son muy complejas por cómo está hecha la Ley de Extranjería. Habría que modificar esa ley y ver qué pasa con personas que llevan aquí hasta 10 años y no pueden conseguir los papeles.

Ahora que has hablado también un poco de la Ley de Extranjería, creo que pedís también que se cambien algunos aspectos de esta. ¿Cuáles son los aspectos más lesivos que veis en ella?

Habría que repensarla completa, porque es una ley que no se ha tocado desde hace un montón de tiempo. Hay colectivos que están pidiendo que no esté sujeto a la residencia necesariamente un contrato de trabajo, esto es verdad que a día de hoy es así, porque si tú llevas 3 años aquí y consigues que alguien te haga un contrato pues sí puedes coger la residencia por arraigo pero sigue estando anclada al permiso de trabajo. Esta cuestión está ligada a la utilidad de la migración, más que al derecho. O sea no puede estar por encima que yo sea útil, a que yo tenga mis derechos. Habría que repensar, que mirar la ley completa y adecuarla un poco a los tiempos y a la situación actual que hay ahora mismo.

También queríamos saber, ¿cómo llega una persona a ser internada en un CIE?

Hay varias casuísticas, por llamarlo de alguna manera. Las tres fundamentales son: gente que acaba de llegar por la frontera sur y bueno los van derivando y acaban en el CIE. Estas personas como han entrado por esta frontera, son personas de Marruecos por ejemplo, hay deportaciones semanales. Estas personas que llegan, en menos de una semana vuelven a ser deportadas y de ahí las historias de gente que entra varias veces. Luego están las personas que llevan un tiempo en España, el tiempo que sea da igual, y que por razones como quedarse sin trabajo no han podido renovar la residencia y la han perdido. Otra razón son personas con residencia que tiene algún tipo de antecedente. Porque al tener antecedentes pierdes el derecho a la residencia. Pero, ¿qué pasa con esto? Que no hay gravedad, no hay mayor o menor gravedad. Es el delito que sea. Por ejemplo, ha pasado con los manteros. Estas son como las tres casuísticas, entonces llegan o personas que vienen desde frontera sur que desde los propios sitios los van derivando al CIE, o mediante redadas callejeras.

Luego, otra cosa que denuncian algunos medios son las redadas policiales donde no necesariamente se respetan sus derechos…

Bueno, las redadas ya están declaradas desde hace muchos años ilegales. Ya se le ha pedido a la policía desde Europa que no pidan papeles en función del perfil étnico. Pero claro, ¿dónde son las redadas?, ¿Has visto alguna vez una redada en Serrano o en el barrio de Salamanca? Vemos redadas en Lavapiés, en Usera… Muchas veces estas redadas las hacen en lugares estratégicos donde hay población de un tipo determinado hacia donde dentro de unos días habrá un vuelo de deportación. De lo que se llaman macrovuelos, así que más racista no puede ser.

La atención médica dentro del CIE, que es un lugar que pertenece tanto al Ministerio como a la Policía, la lleva una clínica privada, cosa que no se entiende.

Cuando habláis de las condiciones de los internos en el CIE y de su propio internamiento habláis de una vulneración sistemática de los derechos humanos y bueno, tú que has estado allí, ¿nos podrías hablar un poco de las condiciones que has visto que se dan?

Bueno, nosotros no entramos dentro del CIE, solo entramos a la parte de los locutorios. Hay mucha opacidad en torno a las instalaciones y a todo esto, pero bueno. Lo que primero denunciamos es el trato policial vejatorio, porque ha habido agresiones y ya te digo si nosotros somos testigos de cómo obstaculizan nuestro trabajo… Lo que pase ahí dentro…

Y otra de las cosas que preocupan y mucho es el tema de la atención médica dentro del CIE. La atención médica dentro del CIE, que es un lugar que pertenece tanto al Ministerio como a la Policía, la lleva una clínica privada, cosa que no se entiende. Entonces ellos tienen, las personas que están internas en el CIE, si se sienten mal que pedir cita y la doctora o doctor que corresponda atiende hasta una cantidad. No hacen exámenes muy exhaustivos, tienen problemas para que les den los informes médicos… Para todo le dan paracetamol, les cuesta mucho que se los lleven a un hospital. Y no hay que olvidar jamás que en el CIE de Aluche murió Samba Martine por desatención médica, una persona que entró con VIH y no se le detectó en ningún momento. Es una persona que se le dejó morir porque todas las veces que la vio la doctora dijo que estaba fingiendo para llamar la atención. Se la llevó al hospital a rastras hasta que la segunda vez que la llevaron murió porque estaba muy mal ya. A Samba la mataron directamente en el centro, entonces esto es algo que nos preocupa mucho. Y luego pues bueno también el CIE es uno de los lugares donde se puede pedir asilo y estamos teniendo constantemente problemas para que las personas puedan hacer su petición de asilo, se la vayan a conceder o no, es un derecho solicitarlo. Después, están las anécdotas de la mala alimentación. Y otra cosa que me parece terrible es que claro como esas personas están esperan a si salen o se van los días pasan sin hacer absolutamente nada entonces el desgaste psicológico y emocional es muy grande.

Y supongo que allí no tienen ningún tipo de ayuda psicológica.

No, porque no… Entre las organizaciones que visitan lo hacen ‘Psicólogos Sin Fronteras’. Contactamos a veces con ellos pero es algo externo al CIE. En el CIE no se controla si tú tienes dentro una persona que tiene una adicción, si tienes una persona que tiene una enfermedad crónica. Se dan muchas casuísticas que no están controladas. Si a lo mejor se da la situación de una persona que necesita unas pastillas concretas se le tiene en cuenta. Pero si no llega con ese papel puede pasar cualquier cosa. Y una persona que es adicta y dentro no lo puede tener se va a poner tensa. Entonces, bueno, esto a grosso modo, pero para mí es muy grave todo eso.

También queríamos saber si las personas dentro del CIE cuentan con algún tipo de asesoramiento jurídico.

A ver, dentro del CIE sí que está el SOJE, que es el Servicio de Orientación Jurídico. Daos cuenta de que una persona a lo mejor tienen una orden de expulsión abierta de hace dos años. Y en ese momento, vino el abogado de oficio, firmó y la persona ni sabe que lo tiene. Entonces, hay que tener en cuenta que muchas veces las personas que están ahí dentro no entienden su situación y menos todavía las personas recién llegadas. Y bueno, en teoría hay folletos en varios idiomas, punto. No en todos.

Entonces, muchas veces firman sin saber ni lo que están firmando.

Sobre todo el tema jurídico, es que en el SOJE sí que puede solicitar una entrevista y que allí un abogado les atienda y les asesore. No en todos los CIE está ese servicio, pero en el de Madrid sí.

En el caso de que una persona sea menor de edad, ¿qué pasa con ella?

Cuando llegan menores no acompañados (MENA), automáticamente son tutelados por el Estado.Entonces, en el caso de que una madre vaya al CIE y no pueda dejar el menor a cargo de nadie, este va a ser tutelado por el Estado. Esto es algo que además está pasando y conocemos algunos casos de madres que han sido deportadas y previamente los niños se los había quedado el Estado.

En el caso de que no se lleve a cabo la deportación de la persona interna, ¿qué sucede con esta?

La persona vuelve a la calle como estaba.  En teoría, si una persona no se puede deportar se debe regularizar, pero esto no se está cumpliendo en ningún caso. Si a una persona la pillan, por ejemplo en Asturias, daos cuenta de que de Madrid hacia el norte ya no hay CIE, este es el que está más al norte de la península. Entonces, a la persona la pueden pillar en cualquier lugar y viene en custodia policial hasta el CIE. Y cuando la sueltan, se desentienden. A veces, Cruz Roja le da para un billete sencillo pero una persona que tiene que llegar a Canarias, ¿cómo hace? Entonces claro, tú te encargas de traer a la persona, una vez que no la puedes deportar, la dejas en la calle sin dinero, sin que te importe cómo llega a casa y sin papeles. Pues para eso estamos las organizaciones también, nosotros no somos una asociación asistencialista ni tenemos recursos para hacerlo, pero sí que de alguna manera a veces nos organizamos con los recursos que puedan existir para acompañar un poco a las personas. A veces, la propia familia les manda el dinero. Es algo terrible. O sea, te cojo, te tengo ahí y luego te suelto para la calle y apáñate. Como si fueras un perro, como si fueras un animal. Es algo que yo no entiendo cómo no se les cae la cara de vergüenza de tener estos comportamientos.

Y bueno, me gustaría concluir con que para nosotros el CIE no se entiende tanto sin las redadas y sin la deportación. Es decir, ese trayecto desde el CIE hasta la deportación es terrible, sobre todo en el caso de que la persona se resista. Y ¿cómo se hacen esas deportaciones? A las personas les ponen bridas, en algunos casos bozal, algunos se han ahogado. Hay un reglamento en todo esto para la policía que es el uso proporcionado de la violencia, es decir puedes dar palos, excepto matar. Y luego la otra persona siempre va a estar acusada de haberse resistido, de haber agredido y nada, esto es todo un entramado y yo lo veo muy jodido la verdad. A ver qué deriva toma todo esto ahora.

“El 70% de las personas que pasan por los CIE no son deportadas”

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More