Ejército asesinó líder campesino y lo presentó como guerrillero

&nbsp En la vereda La Perdiz, el pasado sábado 23 de febrero, aproximadamente a las nueve y media de la noche, tropas del Comando Operativo No. 5, adscrito a la Novena Brigada del Ejército, ejecutaron al líder campesino Edgar José Molina Ovalle, cuando este regresaba del casco urbano de Algeciras, después de haber jugado un partido de fútbol y de comprar algunos insumos agrícolas.

El general William Fernando Pérez Laiseca, comandante de la Novena Brigada, informó a los medios que sus tropas habían dado de baja a Edgar José Molina Ovalle, alias “Pantera”, sindicándolo de ser el jefe de las milicias de la Columna Teófilo Forero de las FARC en el municipio de Algeciras. También lo señaló de ser el presunto intelectual del asesinato del periodista Manuel Macías Carrera, ocurrido el pasado 13 de febrero.

“El sujeto, al llegar al lugar donde se hallaban las tropas, hizo caso omiso a la orden de alto de los soldados, abriendo fuego con el arma que portaba, una pistola calibre 9 mm., marca Smith Wesson; la tropa en legítima defensa, respondió la agresión dándose como resultado la neutralizació n de alias 'Pantera', dijo el general Pérez Laiseca a los medios.

La comunidad algecireña y los familiares del líder campesino desmintieron las versiones suministrada por los mandos castrenses. En comunicación con este medio, enfatizan y aseguran que Molina Ovalle no tenía nada que ver con la subversión y que era el presidente de la junta de acción comunal de la vereda Pinares donde tenía su finca y residía pacíficamente con su familia.

Además, según la denuncia de la comunidad, Molina era líder de la Cooperativa de Agricultores Algecireños, miembro de la Coordinadora Municipal de Algeciras de la Asociación Agraria La Primavera y miembro de la Corporación de Desarrollo y de Paz del Huila y Piedemonte Amazónico, Huipaz, desde donde trabajaba incansablemente por el bienestar del campesinado de su región. Blanca Tulia Carrasco, esposa del líder campesino asesinado, contó que al medio día del pasado sábado 23 de febrero, Edgar José salió de su finca ubicada el la vereda Pinares, con destino a Algeciras a jugar un partido de fútbol y comprar luego algunos insumos agrícolas, entre ellos, suero para los cerdos.

Extrañada por que su esposo no retornó esa noche a la casa bajó el día siguiente a buscarlo al casco urbano de Algeciras. El vigilante de la planta de agua le advirtió que él había salido para Pinares a eso de las 7:30 de la noche. Cuando llamó al celular de su esposo, un funcionario del CTI le contestó que a él lo había dado de baja el Ejército la noche anterior.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS