EH: Las cajas pierden su condición pública al convertirse en fundaciones privadas

Las asambleas de BBK, Kutxa y Vital celebradas ayer en Bilbo, Donostia y Gasteiz aprobaron por amplia mayoría convertir las cajas públicas en fundaciones privadas, un paso más hacia su total privatización, como denunciaron tanto LAB y ELA como los representantes de la izquierda abertzale. El resultado final de la votación se tradujo en 205 votos a favor (77 en BBK, 62 en Kutxa y 66 en Vital) y 41 en contra (11 en BBK, 22 en Kutxa y 8 en Vital).

Los votos de PSE y CCOO sirvieron para validar la desaparición de «lo público» y «lo social» de los anteriores estatutos de las cajas de ahorros, con más de un siglo de vida, apelando a la «responsabilidad». Sin el apoyo de ambos, ni en BBK ni en Kutxa llegaban al 60% de los votos necesarios para realizar esas modificaciones tan importantes.

En Kutxa se dio la circunstancia contradictoria de que, horas antes de la asamblea, el Ayuntamiento de Donostia aprobó una declaración institucional en defensa de Kutxa «como entidad de carácter social y público» y, sin embargo, consejeros de PNV y PSE, representados en la asamblea de la caja, votaron en contra de la decisión del Ayuntamiento, uno de sus fundadores. La declaración de la Corporación donostiarra ratifica la necesidad de que Kutxa «debe continuar siendo una entidad de carácter social y público, haciendo efectivos los fines y objetivos para los que nació, descartando constituirse en una fundación de naturaleza privada».

El recurso a adaptarse a la nueva legislación, aprobada en el Parlamento de Gasteiz de forma urgente por el acuerdo entre PNV y PP, y apoyada por el PSE, fue utilizado por el presidente de Kutxabank, Mario Fernández, en contestación a Arantza Urkaregi, de la izquierda abertzale, en la asamblea de BBK. Pero como explicó la compromisaria «tenían la opción de haber convertido las cajas en fundaciones públicas o privadas. Han optado por la segunda, porque favorece sus intereses, no los del conjunto de la población».

«Hacia la desaparición»

Antes de la asamblea, Arantza Urkaregi manifestó en nombre de EH Bildu, que «el PNV va a dar la puntilla a BBK y a las cajas vascas, instituciones financieras con gran arraigo en nuestro país». Destacó que el cambio de estatutos supone «su desaparición como entidades sociales; no podrán ser las dueñas de todas las acciones de Kutxabank y desaparecerá la Obra Social».

En este caso, Urkaregi denunció que el acuerdo de integración de las cajas en Kutxabank «queda absolutamente anulado. PNV y PP han roto ese acuerdo y abren las puertas a la privatización». Remarcó que «en este camino, el PNV va por delante del Gobierno español. Conocemos los mandatos que vienen de Europa, encaminados a la privatización de las cajas, pero PNV y PP, gestores de Kutxabank, se adelantan a cualquier decisión del Gobierno de Madrid», manifestó Urkaregi.

La representante de la izquierda abertzale en la asamblea de BBK insistió que estos pasos que ha dado el equipo de Mario Fernández se hacen «en plena crisis económica, cuando en Euskal Herria y en Bizkaia lo que necesitamos es impulsar un fuerte sistema financiero público que refuerce nuestro tejido socioeconómico, que ayude a la ciudadanía vasca a hacer frente a la crisis».

Rechazo de Bildu en Araba

EH Bildu de Araba también rechazó «los nuevos estatutos porque abren las puertas a la privatización de Caja Vital».

En Donostia, a las puertas de la asamblea de Kutxa, Banatuz indicó que «esta nueva ley de cajas está pactada entre PNV y PP, con el apoyo del PSOE, sumisa a las órdenes de Madrid y de un sistema financiero a quienes ustedes están dispuestos a salvar con el dinero y los ahorros de la ciudadanía vasca».

Advirtieron a los compromisarios que «Kutxa no es suya, sino de los guipuzcoanos, la hemos apoyado y sentido nuestra». Recordaron que la asamblea no representa la voluntad de los ciudadanos, ya que al no haberse renovado, Bildu no tiene representación. «No queremos que conviertan las cajas vascas y Kutxabank en el «kutxa-bankia vasco», señalaron.

ELA y LAB, también en contra

Txomin Lorca, responsable de LAB del sector financiero, insistió ante la sede de BBK que, en este caso, LAB votará en contra de la adaptación de los Estatutos y Reglamento de procedimiento para la designación de los órganos de gobierno de las cajas a la Ley 11/2012 del Parlamento de la CAV y «lo hará porque la mencionada ley es un instrumento más a favor de la privatización y liquidación de la razón de ser pública de las cajas de ahorro».

Entre otras razones, indicó que las modificaciones estatutarias aprobadas provocan una reducción de la representación institucional del 50% al 40% y de los ayuntamientos del 30% al 17%.

A juicio de la secretaria de Política Social de LAB, «la separación de la obra social de las cajas de los beneficios pone en serio peligro la misma y el empleo existente».

En el exterior de Kutxa, Gabi Isasa, de LAB, precisó que el cambio afectará al conjunto de la sociedad, puesto que los beneficios no revertirán en la sociedad. «No cumplirá función social alguna», concluyó.

ELA, por su parte, también rechazó la bancarización de las tres cajas vascas. «Desde un principio, expresamos nuestra oposición con un contundente no en las asambleas generales, para que en ninguna de ellas prosperara un proceso, el de bancarización y privatización, que daba el pistoletazo de salida a la liquidación y muerte a plazos de la obra social», sentenció el sindicato.

Apostilló que «no fuimos nosotros quienes iniciamos este proceso liquidativo».

Organizaciones representadas en las asambleas apoyan a Stop Desahucios

Mientras los miembros de la asamblea de Kutxabank acudían a sus respectivas citas, simpatizantes de Stop Desahucios se concentraban en Bilbo, Gasteiz y Donostia. Así, quisieron visibilizar el drama de los desahucios. Marta Uriarte explicó que «BBK ha desahuciado a ocho personas en menos de un año. No tienen vergüenza. Dicen una cosa y hacen otra». En Donostia, denunciaron que Kutxabank no da ninguna solución a los afectados y censuraron que los pasos dados hasta ahora han sido «de cara a la galería» y que en el servicio de mediación no hay una predisposición para negociar. Quienes sí apoyaron a la plataforma fueron los integrantes de diferentes organizaciones representadas en las asambleas. En concreto, 12 miembros de Banatuz, 8 de la izquierda abertzale, 2 de Aralar, 2 de Ezker Anitza, 1 de LAB y 10 de CCOO se han adherido a las propuestas de Stop Desahucios, que pide la paralización de todos los desahucios y establecer como derecho del afectado la dación en pago o la opción de seguir viviendo en la que era su vivienda por un alquiler no superior al 30% de sus ingresos. 

 

http://www.gara.net/paperezkoa/20120727/354323/es/Las-cajas-pierden-su-condicion-publica-convertirse-fundaciones-privadas/

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS