EH Bildu ofrece su «mano tendida» al PNV para celebrar una consulta soberanista en 2016

Publicidad

El parlamentario de EH Bildu, Hasier Arraiz, ha ofrecido al PNV la «mano tendida» de la coalición para, a través de la mayoría absoluta que suman ambas formaciones en el Parlamento –con 48 escaños sobre 75–, celebrar una consulta soberanista en 2016. Arraiz ha reclamado al PNV que deje atrás las «contradicciones» internas que reflejan las posiciones de Iñigo Urkullu y Juan José Ibarretxe en este asunto, y responda con «claridad» a este requerimiento.

Arraiz, que además de parlamentario de EH Bildu es presidente de Sortu, ha presentado este miércoles, en una rueda de prensa en el Parlamento, una moción que debatirá este próximo jueves el pleno de la Cámara autonómica.

La propuesta, en la que se hace referencia al acuerdo alcanzado en Cataluña entre las principales formaciones nacionalistas, insta al Gobierno vasco a realizar una consulta a la ciudadanía de la Comunidad Autónoma Vasca antes de la finalización de la presente legislatura –que concluye en octubre de 2016– «sobre la base de un acuerdo democrático entre las fuerzas políticas representadas en el Parlamento».

El objetivo de la consulta es «convertir a la ciudadanía vasca de Vizcaya, Álava y Guipúzcoa en dueña de su futuro político». Arraiz se ha mostrado dispuesto a buscar un acuerdo con los ‘jeltzales en torno a esta propuesta, aunque ha reclamado al PNV que el texto alternativo que pueda plantear sea «claro» e incluya «compromisos».

«DECEPCIÓN» CON URKULLU

El presidente de Sortu ha calificado de «decepcionante» las respuestas dadas hasta ahora por el lehendakari, Iñigo Urkullu, y por otros dirigentes actuales del PNV a sus emplazamientos para impulsar un proceso soberanista en Euskadi. Arraiz ha lamentado que los jeltzales hayan respondido acusándoles de «electoralismo» por la propuesta de EH Bildu para utilizar el ‘Plan Ibarretxe’ como «punto de partida» hacia el mencionado proceso.

De todas formas, el líder de Sortu ha pedido a Urkullu que se sume a ese «electoralismo» y «acepte» el proyecto de nuevo estatuto político impulsado en su día por Ibarretxe como base de un nuevo «debate». Hasier Arraiz ha apuntado que también podrían tenerse en cuenta otros documentos «perfectamente recuperables» a la hora de abordar un posible cambio del estatus político de Euskadi, como los conocidos como ‘Papeles de Loiola’.

El dirigente de EH Bildu, que frente a las críticas del PNV a su supuesto «inmovilismo» ha reivindicado el «dinamismo político» de la coalición, ha reclamado a la formación jeltzale que se pronuncie con «claridad» respecto a sus intenciones en esta materia.

Arraiz ha destacado que, a la hora de afrontar el debate sobre el «derecho a decidir», en el PNV se producen incluso «contradicciones», en función de quién sea la persona que se pronuncia al respecto.

«ACUERDO DEMOCRÁTICO»

El parlamentario de EH Bildu ha recordado que en su reciente comparecencia ante la ponencia del Parlamento vasco que analiza un posible cambio de estatus político, el exlehendakari Juan José Ibarretxe habló de que para ejercer el «derecho a decidir» sería suficiente con un «acuerdo democrático», entendido como la existencia de una mayoría parlamentaria favorable a dicha opción.

Por el contrario, ha destacado que Urkullu alude siempre a la necesidad de un acuerdo «incluyente» para ejercer este derecho, lo que, según el parlamentario de la coalición soberanista, ha de entenderse como una apelación a la necesidad de que un pacto de estas características esté avalado por el PNV y EH Bildu, pero también por el PSE-EE.

PSE

En opinión del presidente de Sortu, la participación de los socialistas en un acuerdo que reconozca el «derecho a decidir» no es posible, puesto que el PSE «ha dicho, una y otra vez, que está en contra» de ese derecho.

Por ese motivo, ha insistido en la necesidad de que el PNV «aclare» su postura. Arraiz ha preguntado a los ‘jeltzales’ si consideran que los 48 escaños que suman EH Bildu (21) y PNV (27) en el Parlamento vasco son «suficientes» o no para llevar adelante un proceso soberanista.

Al igual que hace una semana, el parlamentario de la coalición ha reprochado al PNV que la consulta siga sin celebrarse cuando en el programa electoral con el que concurrió a las últimas elecciones autonómicas incluía el «compromiso» de llevarla a cabo en 2015.

Puesto que ha dado por hecho que ya no habrá un proceso de este tipo en lo que queda de año, ha ofrecido al PNV la «mano tendida» de EH Bildu para que la consulta «sea posible» en 2016. Arraiz ha pedido al partido jeltzale que acepte este emplazamiento y no demore este debate para utilizarlo como «reclamo» en las próximas elecciones autonómicas.

A su juicio, el momento actual, tras el cese definitivo del terrorismo decretado por ETA y con la actual mayoría absoluta de PNV y EH Bildu, es «la mejor oportunidad para poder llevar hasta el final» un proceso soberanista. «Qué está esperando el PNV, a que los ciudadanos venga a este Parlamento a pedirlo?», se ha preguntado.

Agencias

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More