EEUU y la Unión Europea negocian un acuerdo asumiendo que la temperatura media del planeta subirá 2ºC

Desde el día de hoy hasta el 14 de agosto se celebrará en Bonn (Alemania) una reunión con los 182 países que participan en las negociaciones auspiciadas por la o­nU para llegar a un acuerdo global en materia de reducción de emisiones de C02 más allá de 2012, una vez que expire el fracasado protocolo de Kyoto. La asociación Globalízate cree que los países que deberían liderar la lucha contra el cambio climático, EEUU y la Unión Europea negocian un acuerdo asumiendo que la temperatura media del planeta subirá 2ºC, lo que tendrá graves consecuencias.

Los países desarrollados deberían explicar a sus ciudadanos lo que supone aceptar un aumento de 2ºC en la temperatura media del planeta. Incluso un “moderado” calentamiento de 2ºC supone una gran probabilidad de de provocar sequías y tormentas como respuesta que podrían desafiar a la sociedades avanzadas, llevando potencialmente a conflictos y sufrimientos que llevarán al fracaso de estados y migraciones en masa. Una calentamiento global de 2ºC llevaría a la Tierra al periodo más cálido en millones de años, una alteración de las condiciones climáticas que ha sido estables durante más tiempo que la historia de la agricultura humana. Dada la sequía que ya afecta a Australia, el desmoronamiento de la capa de hielo del Ártico y el incremento en los daños por tormentas después de sólo 0.8 ºC de calentamiento hasta ahora, un objetivo de 2ºC parece casi arrogante.

Los países en vías de desarrollo como China e India abogan por un acuerdo que reduzca las emisiones un 40% para 2020, teniendo en cuenta los niveles de 1990. Este sería un acuerdo aceptable, por debajo de esta cifra los países más desarrollados muestran una actitud insolidaria y alejada de la justicia climática, es decir, los países desarrollados que han generado el problema, deberían ayudar a los países que más sufren el cambio climático mediante la transferencia de fondos y tecnología para hacer frente a las catástrofes derivadas de éste y ayudar en la reducción de sus emisiones.

Los datos científicos del Tynndall Centre muestran que si queremos tener unas posibilidades del 50% de prevenir un aumento de la temperatura de 2º C, las emisiones globales de la producción de energía deben llegar al máximo en 2015 e ir reduciéndose entre un 6 y un 8% al año desde 2020 a 2040, llegando a una completa descarbonización de la economía global poco después de 2050. Incluso este programa solamente funcionaria si algunas de las asunciones optimistas sobre las respuestas de la biosfera son ciertas. Tener unas posibilidades altas de prevenir un aumento de 2º C significa hacer reducciones anuales de más del 8%.

Desde la asociación Globalízate hacemos un llamamiento a la sociedad para que se movilice de cara a la próxima cumbre de Copenhague y se consiga un acuerdo realmente ambicioso de reducción de gases invernadero en la línea que piden los científicos. Junto a otras organizaciones convocará una manifestación el próximo 12 de diciembre, en el día de acción global contra el cambio climático, acompañandoa más de 100 países que forman parte de la Campaña Global por el Clima.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS