EEUU cierra con el Pacífico el mayor pacto de libre comercio de la historia

Por Resumen Latinoamericano / RT y agencias

El Acuerdo Estratégico Transpacífico de Cooperación Económica (TPP, por sus siglas en inglés) es un tratado de libre comercio multilateral fuertemente promovido por EE.UU. y negociado en secreto entre 12 naciones que bordean el océano Pacífico. Envuelto en la polémica, multitud de expertos apuntan a que el tratado supone una gran amenaza para la salud […]

El Acuerdo Estratégico Transpacífico de Cooperación Económica (TPP, por sus siglas en inglés) es un tratado de libre comercio multilateral fuertemente promovido por EE.UU. y negociado en secreto entre 12 naciones que bordean el océano Pacífico. Envuelto en la polémica, multitud de expertos apuntan a que el tratado supone una gran amenaza para la salud y el bienestar de miles de millones de personas en todo el mundo.

Países miembros

El Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica esta siendo negociado entre EE.UU., Australia, Nueva Zelanda, Brunéi, Canadá, Chile, Japón, Malasia, México, Perú, Singapur y Vietnam.

¿Qué es el TPP y qué implica?

El TPP constituye el mayor acuerdo comercial regional de la historia, que englobaría a un 40% de la economía mundial bajo un nuevo marco normativo para el comercio y se está negociando a puerta cerrada.

De acuerdo con los documentos filtrados, los 12 países ribeños del Pacífico están tratando de eliminar todas las barreras al comercio, incluidas las leyes que garantizan la seguridad alimentaria, la protección de la agricultura y la privacidad de la información de los ciudadanos.

Además, a pesar de denominarse tratado de libre comercio, no solo abarca temas comerciales, sino también aspectos sobre la libertad de Internet, los derechos de autor, la protección de patentes o la salud.

De esta forma, el acuerdo podría exigir a los países miembros adoptar normas laborales y ambientales más estrictas, limitaría la libertad de acceso a Internet, obligaría a los proveedores a suprimir contenidos a instancias de los propietarios de los derechos de autor, proporcionaría protecciones legales más fuertes a las compañías farmacéuticas y otorgaría a los inversores extranjeros una nueva forma de desafiar las leyes y las regulaciones nacionales, entre otros.

¿Qué amenazas supone este acuerdo secreto?

Numerosos expertos no dejan de advertir de las graves consecuencias económicas, políticas y sociales que podría acarrear la aprobación de este acuerdo al afectar a la libertad de expresión de los ciudadanos y al derecho de naciones soberanas a desarrollar políticas y leyes que respondan a sus prioridades nacionales.

Un documento descubierto recientemente por WikiLeaks reveló que el acuerdo no parece entrañar nada bueno. De forma concreta, esta señala que el TPP fue diseñado para favorecer a las grandes corporaciones transnacionales y además permitiría a las mismas demandar a los gobiernos y solicitar millonarias indemnizaciones a cuenta de los contribuyentes.

Además, a diferencia de lo prometido por la Administración Obama, el acuerdo refuerza y amplía el sistema legal de solución de controversias inversor–Estado (ISDS, por sus siglas en inglés) y eleva a las empresas de capital extranjero a la misma categoría que los gobiernos soberanos. A tenor de esto, la senadora estadounidense Elizabeth Warrensostiene que “si la versión final del acuerdo sobre el TPP incluye al ISDS, los únicos ganadores serán las corporaciones multinacionales”.

Según Lori Wallach, una de los líderes del grupo estadounidense Public Citizen para la defensa del derecho del consumidor, otro punto preocupante del tratado es la creación de un tribunal secreto en el que las empresas podrán demandar a los gobiernos ante paneles de arbitraje secretos integrados por abogados corporativos que evitan los tribunales nacionales y anulan la voluntad de los parlamentos en caso de no conseguir lo que quieren. Según la activista, esta medida destruirá por completo la legislación y pondrá en peligro los derechos fundamentales que habitualmente proporcionan los Estados democráticos.

¿Cuál es el estado actual del acuerdo?

El 5 de octubre de 2015, EE.UU. y los otros 11 países ribereños del Pacífico llegaron finalmente a un acuerdo sobre el TPP. Es posible que el texto del acuerdo, que se ha estado negociando desde hace casi ocho años, tarde un mes en estar disponible.

Entre los últimos puntos de desacuerdo se encontraban las protecciones comerciales para los medicamentos avanzados de los fabricantes, la voluntad de tener unos mercados más abiertos para los productos lácteos y el azúcar, así como una lenta eliminación de los impuestos de los automóviles japoneses vendidos en EE.UU.

Tras meses de acalorados debates en las cámaras del Congreso de EE.UU., el pasado 24 de junio el Senado estadounidense aprobó la ley que otorga al mandatario Barack Obama el derecho a acelerar las negociaciones sobre los pactos de comercio libre, entre ellos, el TPP. Así, esta ‘vía rápida’ obliga a los congresistas de EE.UU. a aprobar las leyes propuestas por el presidente sin la posibilidad de introducir cambios.

——————————————————————————————————————-

Carácter secreto de TPP provoca críticas en Chile

05.10.2015

Distintas organizaciones chilenas cuestionaron el carácter secreto del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP, por sus siglas en inglés), firmado hoy en EEUU, lo que impide conocer los eventuales costos y beneficios para los países participantes, dijo a Sputnik Nóvosti una organización chilena que aboga por la transparencia del TPP.

“Los acuerdos del TPP no solamente son secretos para el público, sino también para los Congresos nacionales de los países involucrados, por tanto es muy difícil saber cuáles son los beneficios y cuáles los costos que eventualmente podrían tener los países que firman este acuerdo”, señaló Claudio Ruiz, director ejecutivo de Derechos Digitales, organización chilena que promueve los derechos humanos en el uso de tecnologías de la información y la comunicación.

Ruiz señaló que lo poco que se conoce del acuerdo fue a través de filtraciones, ya que no existe información oficial sobre su contenido.

“En la democracia del siglo XXI creemos que negociar tratados de esta envergadura con carácter de secreto, no resiste el menor análisis”, afirmó.

Para el director de Derechos Digitales, “a esta altura del partido, las democracias de nuestra región lo que necesitan es precisamente más transparencia y más participación, y no opacidad y secreto, que es la manera como este tratado ha sido negociado a lo largo de este tiempo”.

El Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica, promovido por Estados Unidos y que involucra a once países con costas en el océano Pacífico, fue firmado este lunes en la ciudad estadounidense de Atlanta, luego de varios años de negociaciones.

Además de Estados Unidos, el TPP está integrado por Chile, Perú, México, Vietnam, Japón, Malasia, Australia, Canadá, Nueva Zelanda, Brunei y Singapur.

Está considerado el acuerdo comercial más grande de la historia, ya que entre los 12 países que lo integran, representan alrededor del 40 por ciento del Producto Bruto Interno global y un tercio del comercio mundial, según informa el diario estadounidense The New York Times.

De acuerdo a las filtraciones realizadas por WikiLeaks en 2013, el TPP dificulta el acceso a medicamentos genéricos, incrementando el costo de tratamientos para enfermedades como el cáncer y el VIH, y limita los derechos humanos en lo que respecta al acceso a internet, al endurecer las sanciones por violaciones a los derechos de autor en la red, según señala el sitio web “tppabierto.net“, promovido por Derechos Digitales, que recopila información sobre el acuerdo.

El tratado será debatido en el Congreso de los Estados Unidos durante 2016.

El TPP ha sido cuestionado por los sindicatos estadounidenses, así como por varios congresistas del oficialista Partido Demócrata.

-->
COLABORA CON KAOS