EE.UU: Crece número de millonarios , pobres y extremistas de derecha

Crece el número de millonarios y pobres en estados Unidos,decrece la “clase media”, y se multiplica la extrema derecha,fenómenos asociados a la crisis económica que sigue golpeando, a pesar de optimistas anuncios de recuperación y otros que llaman a sumarse al “Army” asalariado, como paradójica fórmula de salvar la subsistencia arriesgando la vida misma.

Esa realidadconvierte el sueño americano en pesadilla constante para ciudadanos y residentes, y especialmente para inmigrantes expuestos a deportación, quienes han anunciadouna marcha para el 21 de marzo en Washington a favor de una reformaque permita la legalización de cerca de 12 millones de indocumentados.

Solo en la Florida el desempleo subió al 11,9 por ciento e igualó el récord de mayo de 1975, con vocación de implantar nueva marca para angustia de quienes han quedado sin vivienda, o están a punto de ser echados a la calle y cada nuevo día les abre la incertidumbre de cómo alimentar a la familia y cubrirnecesidades básicas de salud y educación de los hijos.

En ese alarmante contexto, elJackson Medical Hospital aparece a punto de quebrar, con los agravantes que conllevaríapara la atención elemental de salud de quienes no disponen de seguro médico y leen que ese centro despedirá acuatro mil 487 empleados, incluidos profesionales y técnicos,temerosos de no ser contratados por ninguna otra entidad.

El Departamento de trabajo de la Florida informó que hay 1,1 millones de desocupados oficiales, cantidad que no incluye acientos de miles que intentan sobrevivir con trabajitos de “part time” o dejándose explotar “por la izquierda” al ejercer profesiones sin disponer de certificados de calificación ni licencia para desempeñarse.

En declaraciones a la prensa digital floridana, Sean Snaith, economista de la Universidad Central de la Florida, dijo que los desempleados pueden esperar condiciones todavía más difíciles y aumentos en el número de ellos enpróximos meses, a medida que la economía pierda más empleos antes de comenzar una lenta recuperación.

La Florida fue uno de 30 estados de la Unión donde el desempleo subió en enero. El año pasadoperdió 303 mil 200 puestosy en ese acápite aparece en segundo lugar a escala federal, después de California.

La Oficina federal de Trabajo y Estadísticas Laboralesdijo que el gasto de los ahorrosy el límitedel subsidio por desempleodetermina que la clasificación de nuevos pobres crezca entrequienes integraban la “clase media”, grupo acostumbrado a comodidades y que ahora depende de la caridad pública sin perspectiva inmediata de revertir esa situación.

Otras fuentesaseguran que en EE.UU.6,3 millones de personas sufren desempleodesde hace seismeses o más, la cifra más alta desde que se comenzó a llevarestadísticas en 1948, situación que expresa la crisis particular en sectores de la construccióny la industria automotor, deprimidas por falta de solvencia de los consumidores.

En el ámbito social crecendenuncias sobre explosiones auspiciadas por una ultraderecha que resurge en forma alarmante, al punto de que el más reciente informe de Southern Poverty Law Centre (SPLC), el grupo de derechos civiles más importante de EEUU, afirma que losextremistas “patrióticos” han aumentado en244 por ciento, respecto del año2008.

Es un panorama tétricoen el que los ricos gozan, los pobres sufren y los de clase media se sorprenden de su propia caída en picada hacia el final del túnel, sin vislumbrar la luz de la esperanza, atenazados por un sueño devenido horrorosa pesadilla.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS