EE.UU. Chelsea Manning intentó suicidarse en la cárcel donde está recluida tras negarse a testificar contra WikiLeaks

Publicidad

Actualmente se encuentra en un hospital y se está recuperando, precisaron sus abogados.

La exanalista de Inteligencia del Ejército de EE.UU. Chelsea Manning intentó suicidarse este miércoles en la cárcel de Alexandria (Virginia, EE.UU.), donde permanece encarcelada desde marzo de 2019 por negarse a testificar ante un gran jurado federal que investiga WikiLeaks, en relación con sus interacciones con el fundador de esa organización mediática, Julian Assange.

Los abogados de Manning confirmaron la noticia a Gizmodo a través de un comunicado, precisando que actualmente la activista se encuentra en un hospital y se está recuperando.

Este viernes Manning tiene que comparecer ante un juez en relación con una moción que busca acabar con las sanciones que enfrenta por haberse negado a testificar contra WikiLeaks.

El verano pasado, un juez ordenó sanciones financieras contra Manning, además de su reclusión. Las multas que ha acumulado la activista suman por el momento más de un cuarto de millón de dólares.

De acuerdo con el comunicado del equipo legal de Manning, a pesar de esas sanciones y más de un año de encarcelamiento la activista «sigue firme en su negativa a participar en un proceso secreto del gran jurado, que ella ve como muy susceptible al abuso«.

«La señora Manning ha indicado previamente que no traicionará sus principios, incluso a riesgo de sufrir graves daños ella misma», reza el documento.

En una carta al juez Anthony Trenga, escrita el año pasado, Manning explicó que se opone al gran jurado porque lo ve «como un esfuerzo por asustar a los periodistas y editores que sirven a un bien público crucial».

«He tenido estos valores desde que era niña, y he tenido años de encierro para reflexionar sobre ellos», afirmó. «Durante gran parte de ese tiempo, dependí para sobrevivir de mis valores, mis decisiones y mi conciencia. No los abandonaré ahora«, concluyó.

Manning, exanalista de Inteligencia del Ejército de EE.UU. y soldado antes conocido como Bradley, intentó suicidarse dos veces en el 2016, mientras estaba encarcelada por haber filtrado a WikiLeaks cables diplomáticos secretos e informes del campo de batalla relacionados con las guerras de EE.UU. en Afganistán e Irak.

En agosto de 2013, un tribunal militar la condenó en primera instancia a 35 años de prisióncondena que fue conmutada por el entonces presidente de EE.UU., Barack Obama, en uno de sus últimos actos.

Fuente: Insurgente

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More