Publicado en: 27 abril, 2018

Ecuador. La revolución y las redes sociales

Por ABP ecuador

En el momento histórico en el que vivimos es necesario entender que toda lo combinación de formas de lucha es necesaria

Hablando específicamente del contexto histórico en el que nos desarrollamos es difícil comparar la Rusia zarista feudal de principios del siglo 20 o la Cuba de los años 50 con el Ecuador del siglo 21.

Dejando de lado las reivindicaciones laborales que existieron en esos periodos y en la actualidad, hay temas que obviamente no se puede comparar entre estas facciones de tiempo.

La tecnología sin duda ha avanzado notablemente en los últimos años, los medios de comunicación y propagación de la información se han visto reemplazados por las conocidas redes sociales.

Durante la revolución rusa los panfletos fue un medio eficaz de propagar los ideales Marxistas, recordemos que en esa época la clase obrera no tenía acceso a libros y la mayoría no sabía leer ni escribir por lo que los dibujos incluso caricaturescos enseñaban a la sociedad que es lo que estaba mal, que es lo que había que corregir y cuál era el enemigo. Y así durante todo el siglo anterior los procesos revolucionarios de las naciones se vieron opacados por los medios de información privados orillando hasta hace poco a los militantes a buscar mecanismos que les permitan transmitir sus ideas.

Con este preámbulo se debe mencionar que ya en pleno siglo 21 las diferentes organizaciones sociales a nivel mundial han utilizado las herramientas tecnológicas pertinentes para la difusión de sus ideas. Facebook, Twitter, Instagram, entre otras han sido ya debidamente aprovechadas por la nueva ola de jóvenes revolucionarios que atreves de la social media han encontrado una oportunidad para articular y difundir procesos políticos.

Esto representa una gran oportunidad para los revolucionaros tomando en cuenta que al ser las redes sociales un instrumento de uso cotidiano entre las nuevas generaciones, en donde a más de encontrar un momento de ocio las personas se informan más que en cualquier medio de comunicación televisivo dejando de lado este segundo.

Al ser notoria la actividad política partidista en las redes y su uso, aparentemente libre, convierte a cualquier individuo en fuente información por lo que también hay que analizar si su uso es completamente provechoso para el fin. Debemos recordar que estas herramientas así como pueden ser de gran ayuda también se pueden convertir en un arma de doble filo por lo que el objetivo es sacar el mayor beneficio posible.

El uso de redes sociales también implica el correcto manejo de la información difundida, es necesario tener en cuenta que por nuestra postura política podemos vernos vulnerados por los grandes grupos de poder e incluso por el gobierno burgués de turno lo que implica que sea necesario tomar medidas de seguridad.

La gran cantidad de información y datos que mueven las redes sociales crean un ambiente delicado para la publicación de cualquier tipo de tópico.

Toda esta extensa gama de datos se reúne en algo que se conoces como Big Data que no es más que el gran flujo de información que se genera a través de diferentes medios siendo una de las principales fuentes la social media o redes sociales.

El propio Facebook tiene APIs o interfaces de uso abierto que permiten a los desarrolladores de sistemas tener acceso a cierta información de los usuarios, de la misma manera lo hace Twitter.

Como un ejemplo simple es fácil detectar tendencias en la compra de un artículo por cierta ubicación o zona geográfica dando origen al concepto de Geomarketing.

Solo imaginémonos lo que podemos lograr optimizando los recursos tecnológicos que se tiene a nuestra mano en favor de la revolución.

En el momento histórico en el que vivimos es necesario entender que toda lo combinación de formas de lucha es necesaria, podemos decir que el fusil no es necesario a priori, nuestras armas es este caso son las redes sociales, la fuerza de difusión de la información y la capacidad que tengamos de llegar a personas que deseen lo mismo, luchar contra las injusticias sociales, para que a su vez a través de ellos lleguemos a las masas populares.

MP / ABP Ecuador

COLABORA CON KAOS