Publicado en: 16 julio, 2018

Ecuador. La dialéctica del espíritu y el fantasma

Por ABP ecuador

El pasado día miércoles 11 de julio en el Centro Cultural Benjamín Carrión de la ciudad de Quito se realizó la presentación del libro “La dialéctica del espíritu y el fantasma” del autor Ernesto Flores Sierra quien en su intervención reseño el texto:

“El concepto de alienación que se desarrollará en el presente libro, será aquel propuesto por Marx en los Manuscritos Filosóficos, es decir, el del extrañamiento del ser humano de sí mismo, como consecuencia del extrañamiento del obrero de su producto de su trabajo, que como mercancía apropiada por el capital, se convierte en el enemigo y esclavizador del mismo trabajador que le dio origen; fenómeno que además es la base misma de la sociedad capitalista, una sociedad donde la alienación del sujeto es una condición estructural. Por esta razón es que se utilizará como sinónimos los términos alienación y enajenación, puesto que nos remiten a la misma concepción desarrollada por la teoría marxista con referencia al proceso de explotación del obrero y producción de plusvalía.

Esta alienación como condición estructural es la característica fundante del sujeto dentro del capitalismo, enajenación primaria que determina el malestar estructural de todo ser humano educado dentro de la sociedad burguesa, y que es la base de todas las alteraciones de la salud mental, es más, es la condición por la cual no es posible la existencia de una verdadera salud mental en el marco de la actual sociedad, todos alienados, estamos estructuralmente enfermos. Al mismo tiempo, este estructural malestar es también la premisa de la emancipación de la especia, sola la criatura que ha sido alienada de todo tipo de propiedad, inclusive sobre su vida misma, es aquella que puede cumplir con el mandato de “No tener nada que perder excepto sus cadenas, y tener en cambio un mundo por ganar”, solo esa criatura que ha sido enajenada de todo es la que puede emancipar finalmente a toda la especie de las cadenas de la propiedad privada; es por eso que el Fantasma Marxista (el fantasma que recorre el mundo, el fantasma del comunismo) siempre volverá a aparecer, si el capitalismo se asienta en la enajenación del trabajo, y si cada vez esta enajenación se expande por el planeta, entonces cada vez más serán los seres humanos condenados por al capital a convertirse en proletarios, a no tener nada que perder, y estos proletarios en momentos específicos de su devenir como clase, serán capaces de conformar Partidos, Ejércitos Populares, Guerrillas, y atacar al capital en oleadas sucesivas que serán el parto doloroso de la sociedad del porvenir, los proletarios de todos los países, y sus innumerables luchas y sacrificios, son la encarnación del Espíritu de la Historia, su vida diaria, su acontecer psíquico, su malestar estructural son la psicología de la vida cotidiana de la alienación marcada por la dialéctica entre el Espíritu y el Fantasma, que en un punto determinado los convierte en “los sepultureros del capitalismo” y los emancipadores finales de toda la especie.”.

El texto se lo puede adquirir en el Centro de Difusión Comunitaria San Roque, ubicado en la ciudad de Quito, en las calles Chimborazo y Rocafuerte junto al Mercado San Francisco o solicitándolo al teléfono 593 993535729 / 0993535729

COLABORA CON KAOS