Ecuador. Defender la vida es luchar contra el capitalismo

Fetralpi

Publicidad

La Federación de Trabajadores Libres de Pichincha, FETRALPI, nos dirigimos a los y las trabajadores, a los pueblos del Ecuador:
  • En primer lugar, expresamos nuestro reconocimiento y solidaridad con aquellos trabajadores que, a pesar de la vulneración de sus derechos, la falta de respeto a su dignidad, la falta de un equipamiento adecuado para desarrollar sus actividades a fin de enfrentar la pandemia, se mantienen firmes y se encuentran desarrollando sus labores a fin de contrarrestar la crisis sanitaria producto del COVID-19. Nuestro respaldo y apoyo al:

  • personal médico,

  • trabajadores y trabajadoras de las distintas áreas del maltrecho sistema de salud,

  • a nuestros compañeros de las empresas recolectoras de desechos sólidos,

  • a los trabajadores del agua potable, las empresas eléctricas, telefonía, petroleros, municipales, y gobiernos provinciales.

  • A los trabajadores de los servicios de transporte,

  • a los trabajadores de las empresas comercializadoras de alimentos (supermercados), a los comerciantes de los mercados.

  • a los doblemente explotados trabajadores de los servicios de transporte de comida y medicinas en bicicletas y motocicletas, a los guardias privados de seguridad,

  • a la tropa de las fuerzas armadas y la policía nacional.

  • A los campesinos y trabajadores agrícolas que a pesar de las difíciles condiciones mantienen el sistema alimentario y el abastecimiento al país. No pedimos solo un aplauso sino el respeto a sus derechos laborales, que se les dote de indumentaria y equipos de protección, que se les reconozca un bono por trabajo bajo condiciones de riesgo, que se garantice su estabilidad y derecho de contratación y organización colectiva, que se exija la afiliación a la seguridad social de campesinos, comerciantes autónomos, trabajadores de las empresas de reparto de alimentos, medicinas.

  • Rechazamos la prepotente actitud de los empresarios que aprovechándose de las difíciles condiciones que vive el país resultado de la crisis social, económica, política y sanitaria han despedido a miles de trabajadores bajo el silencio y complicidad del gobierno de Moreno y su ministro de trabajo. Política que se ha profundizado en la actual situación pero que se ha constituido una práctica de los empresarios y su gobierno desde que asumieron el mismo. Objetamos las rebajas salariales, la suspensión de contratos de trabajo que viene implementándose en el sistema público y privado. Toda nuestra solidaridad y acción para con los compañeros despedidos, con los trabajadores autónomos que no pueden desarrollar sus actividades y que significa que no tienen ningún ingreso para garantizar comida, salud, educación.

  • La situación que vive el Ecuador no es más que la demostración de la barbarie del capitalismo como sistema económico, que una vez más muestra su verdadero rostro: el de la explotación y la opresión.Para la burguesía, los grupos económicos y su gobierno les preocupa más las ganancias. Desesperados buscan que se suspenda la cuarentena, que por demás no ha sido aplicada a cabalidad con los resultados por todas conocidas, buscando que los trabajadores retornen masivamente a labores sin importarles un ápice la vida, salud y seguridad de los trabajadores.

  • Por su parte el gobierno derechista de Moreno en alianza con la de la derecha más recalcitrante de Nebot (socialcristianos) Lasso (CREO), SUMA y como representantes de los grandes grupos económicos, Egas Banco del Pichincha, Nobis Isabel Noboa, Wright, los Czarniski, los Pinto y los Eljuri, se ha caracterizado por intensificar medidas de corte neoliberal y profundizar el modelo extractivistas iniciado en el correismo. Ha ahondado el entreguismo a los organismos financieros internacionales FMI, Banco Mundial, sin desligarse totalmente del sistema financiero chino, ahondando vertiginosamente el endeudamiento externo del país.

  • Los paquetes de medidas económicas que ha venido tomando han significado que el peso de la crisis recaiga sobre los trabajadores, mientras a las empresas se les premia con exoneraciones de impuesto a la renta. Ya en agosto del 2018 perdono deudas de los grandes grupos económicos por alrededor de 4.500 millones de dólares, la maniobra se escudó en la denominada remisión del 100% de interés, multas y recargos del saldo de las obligaciones tributarias o fiscales internas que le corresponden al SRI y otras instituciones como aduanas, préstamos estudiantiles, IESS, servicios básicos. Denodadamente han buscado la elevación del precio de los combustibles vía eliminación de subsidios, hace pocos días frente a la vertiginosa caída del precio del petróleo nuevamente se pronunciaron en ese sentido.

  • Con el denominado proyecto de “ley de Apoyo Humanitario”, se recarga la crisis sobre el pueblo ecuatoriano, este proyecto decomisa un porcentaje mensual del ingreso de los trabajadores durante 9 meses a quienes ganen más de 500 dólares, el 10% a los trabajadores públicos que ganen más de mil dólares. Mientras que a las empresas con utilidades de más de un millón de dólares únicamente se les gravaría con el 5%, y a las empresas que han realizado donaciones, por demás míseras, se les exonera del pago del impuesto a la renta por el valor de lo donado. El 64% del fondo que propone la ley será a costa de los salarios de los trabajadores.

  • Estas medidas económicas de corte neoliberal y profundamente regresivas en los derechos laborales aparte de decomisar parte del salario, promover rebajas en los mismo lo que significa violación de los tratados de trabajo internacionales suscritos, promueve la flexibilización laboral. Genera nuevos tipos de contratación que pueden significar que solo se pague la seguridad social por el tiempo determinado de labores asignado por el empresario y que de hecho al significar reducción de horas laborables significa disminución de salarios y aportes a la seguridad social. Se santifica las denominadas jornadas especiales con lo cual se ha venido anulando el pago de horas suplementarias y extraordinarias. Las vacacionas con esta ley serán determinadas por el empleador y no podrán ser decididas por el trabajador, recuérdese que muchas empresas al declararse la pandemia, decretaron vacaciones para sus empleados, perjudicando el justo tiempo de recreación y descanso.

  • No contentos con ello en plena crisis económica y sanitaria se realizó un pago a los tenedores de bonos de deuda por 325 millones de dólares. No debemos olvidar que en el 2019 los Bancos obtuvieron utilidades por 616 millones de dólares un 10% más que en el 2018, año en las cual 14 empresas obtuvieron más de 2 mil millones de dólares en utilidades brutas, entre ellas Corporación Favorita, CLARO, Andes Petroleum, Cervecería Nacional, Schlumberg.

  • Recuérdese que el salario mínimo de los ecuatorianos es de $ 400 dólares la canasta básica de alimento bordea los 700 US dólares. De las 8’379.355 personas que conforman la Población Económicamente Activa (PEA) en el país, solo 3’228.032 tienen un empleo adecuado. Mientras que, 5’151.323 están sin un empleo adecuado. El 25 % de la población se encuentra en niveles de pobreza y cerca del 4% en extrema pobreza. En los sectores rurales los niveles de pobreza llegan al 40 y 45 % de la población y de extrema pobreza de cerca del 18% de los habitantes de esos sectores.

La crisis del capitalismo nuevamente se recarga sobre las y los trabajadores, la esencia de las medidas neoliberales y su sistema económico capitalista sigue siendo la apropiación cada vez más privada de los recursos generados por millones de ecuatorianos, mientras que pequeños grupos económicos se aprovechan y benefician de esas ganancias. Ante ello la FETRALPI llama a fortalecer y desarrollar la más amplia unidad de los trabajadores del campo y la ciudad, que en conjunción de fuerza con los sectores populares DEFENDAMOS LA VIDA LUCHANDO CONTRA EL CAPITALISMO, por ello exigimos.

  1. No pago de la deuda externa.

  2. Archivo y Derogatoria de las medidas neoliberales

  3. Suspensión de la venta o pago anticipado de deuda con petróleo a China y Taiwan

  4. Comida, salud, trabajo para los sectores populares

  5. El IESS es de las trabajadoras y jubilados no del gobierno ni los empresarios

  6. Respeto a la estabilidad laboral

  7. Reintegro de trabajadores despedidos

  8. Bono de compensación a trabajadores que laboran en situación de riesgo para combatir el COVID-19 y garantizar los servicios básicos y provisión de alimentos.

  9. Implementación de medicamentos, insumos, implementos de seguridad para los trabajadores y personal del sistema médico.

  10. Protección y adecuada carga horaria en los trabajadores que mantienen en funcionamiento los servicios básicos, de servicios que mantienen condiciones de riesgo en sus labores.

  11. Suspensión de las actividades de megamineria, reparación y apoyo a las comunidades afectadas por los derrames petroleros.

  12. Medidas adecuadas para protección de los territorios de los pueblos en aislamiento y no contactados.

Este 1ro. de Mayo desde cada espacio levantemos banderas de lucha y solidaridad:

  • A las 12 del día del 1 de mayo participaremos en el  cacerolazo convocado por el FUT-CONAIE-Frente Popular y en el cual participará la CUTCOP.

  • Pintemos en los alrededores de nuestros barrios

  • Elaboremos carteles rechazando la política neoliberal y coloquemos en sitios visibles

  • Coloquemos parlantes que difundan las consignas contra el neoliberalismo en defensa de los derechos de los trabajadores.

  • Elaboremos comunicados de nuestras organizaciones sindicales

  • Generemos solidaridad con los compañeros despedidos y las personas que carecen de alimentos.

FEDERACIÓN DE TRABAJADORES LIBRES DE PICHINCHA

Defender la vida es luchar contra el capitalismo

Romper las leyes de los explotadores con la fuerza de los trabajadores

 

https://abpecuador.wixsite.com/ecua

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More