Publicado en: 25 octubre, 2015

Dos izquierdas opuestas

Por Rómulo Pardo Silva

El tema central para clasificar las dos izquierdas es la insostenibilidad del crecimiento económico exponencial. Una procede con engaño.

Una es inicial casi sin voz. La otra más bulliciosa aparece como la opción de izquierda.

La divisoria radical es su postura entre crecimiento y decrecimiento económico. La respuesta de si la naturaleza impone o no límites finales a la explotación de recursos.

El socialismo ecológico es explícito. El otro prefiere el discurso de las coyunturas.

El problema político es enorme porque la gran mayoría de los humanos desea consumir siempre más llegando al consumismo.

Pocos aceptan una vida modesta con los bienes materiales necesarios.

Lo real es que el crecimiento constante de la economía es imposible.

Una izquierda elige ofrecer crecimiento. Responder a las demandas del 99%, entre ellas a las muy justas de los pobres. Seguir el sistema cambiando la distribución.

Ni siquiera habla de algún momento de transición.

Hace un populismo fácil y antidemocrático porque se reserva información.

La otra izquierda tiene el valor para decir lo que la masa no quiere oír.

Normalmente no obtiene respuesta.

Luismi Uharte escribe en Cuba ante el cambio de modelo económico:

La mayoría de los economistas señalan que será fundamental en los próximos años acelerar el crecimiento económico. Un planteamiento que a algunos sectores de la izquierda europea puede parecerles extemporáneo pero que en Cuba cobra absoluta centralidad por dos razones: el limitado volumen de riqueza a repartir y las expectativas de mejorar el nivel de vida, absolutamente legítimas, de la mayoría abrumadora de la ciudadanía cubana. Los esfuerzos exigidos desde el confortable exterior pueden resultar sumamente frívolos e irritantes para el cubano de a pie.

El impulso al crecimiento lo asocian con el aumento de la inversión y concretamente con la Inversión Extranjera… La construcción de la Zona Especial de Desarrollo del Mariel, a pocos kilómetros de la capital, con el apoyo directo de capital brasileño, aspira a convertirse en un polo de atracción de inversión y de desarrollo de nuevas industrias tecnológicas, según Triana.

El nuevo modelo plantea a su vez un nuevo paradigma de distribución de la riqueza… el salario debe convertirse en la vía principal de acceso al bienestar social…

[…] como bien recuerda Triana, no hay que olvidar que “la cotidianeidad se impone”. “Los tiempos de la gente son el día a día y tienes que resolver sus problemas cotidianos. No puedes estar diciendo: dentro de 50 años tendremos…La población desconecta si tu modelo no le sirve”. (*)

El modelo cubano anterior era otro. El que se relaciona con una civilización nueva sostenible. La visión de Fidel.

Cualquiera puede calificarse de socialista, de izquierda, pero se le debiera preguntar por su ubicación en el separa aguas de una naturaleza finita.

Los pueblos pueden desear libremente.

La realidad que tiene leyes.

(*) Ver en http://rebelion.org/noticia.php?id=204830

Por un Movimiento para una civilización sustentable-solidaria

Contacto romulo.pardo@gmail.com

 

www.malpublicados.blogspot.com

 

-->
COLABORA CON KAOS