Domiciano Sandoval: «Con la gran mentira de que no hay dinero para las pensiones quieren cargarse el sistema público y privatizarlo»

«Que no hay dinero para las pensiones es una gran mentira, una falacia, porque no es falta de medios para sostenerlas, sino que que el capitalismo puro y duro quiere entrar en lo que hasta ahora era un sistema público». Quien así opina es Domiciano Sandoval, impulsor de la Marea Pensionista en España, nacida en Barcelona y que se ha extendido por todo el país, a través de la Coordinadora Estatal por la Defensa del Sistema Público de Pensiones, de la que es portavoz.

Sandoval asegura que lo que hoy ocurre con este tema «proviene de los años 80, cuando el Banco Mundial dijo que las pensiones en Europa eran caras» y se empezó a favorecer los planes de pensiones privados.

«El Estado pide piden créditos para pagar las pensiones, para meternos miedo, hay poderosos intereses que se quieren cargar el sistema público de pensiones, y nos asustan así, por lo que tenemos que defenderlo en la calle», afirmó en un debate público que se celebró en Tenerife organizado por la Asociación para la Defensa de las Pensiones Públicas de Canarias. El coloquio estuvo moderado por el periodista David Cuesta y también participaron el catedrático de Economía de la Universidad de La Laguna Federico Aguilera Klink  y la abogada laboralista Alicia Mujica.

Sandoval (con camisa naranja), en el debate celebrado en Tenerife.

Sandoval recorre España animando la contestación social contra las medidas que han hecho perder poder adquisitivo a los jubilados. En Barcelona que se presentaran miles de demandas de pensionistas, al punto de que calapsaron los juzgados de lo Social de la ciudad condal y llegaron hasta el Tribunal Constitucional que luego las desestimó Pero no se arredró por ello y ha continuado su batalla judicial en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo.

«Aquí los políticos españoles poco menos que han querido que los viejos se mueran antes, porque como ellos tienen sus pensiones resueltas», expone, con sarcasmo, «en lugar de tomar las medidas que aseguren el dinero para los jubilados, ya que recursos ha habido y hay, pues estamos en un país donde le hemos regalado a los banco más de 60.000 millones de euros, y la banca está creciendo en beneficios».

Insiste Sandoval en que la victoria contra la precarización de las pensiones «solo la podemos ganar en la calle» pues «garantizar este sistema público se podría lograr con unas medidas que se podrían tomar en el Consejo de Ministros».

 

Propuestas de la Coordinadora para llenar la hucha de las pensiones

La plataforma en pro de las pensiones, en  una marcha de protesta en Tenerife.

En este sentido, Sandoval esbozó algunas propuestas, como trasladar las pensiones no contribuitivas a los Presupuestos Generales del estado, que además estos se hagan cargo de los gastos de administración y de edificios de la Seguridad Social, destopar las cotizaciones sociales, no desgravar fiscalmente la pensiones públicas…

En su batalla contra el miedo a la quiebra de las pensiones, Sandoval afirmó que la Coordinadora de la que es portavoz «ha hecho un trabajo fantástico» porque, con sus actos de protesta y sus debates, «ha cambiado el discurso oficial de que no hay dinero para las pensiones, y ahora nos toca defender que es un derecho, pagado y ganado por los jubilados» durante décadas de cotizaciones.

Reivindica además que se eleve la pensión mínima hasta el salario mínimo interprofesional, objetivo que considera «no solo posible sino una necesidad», pues 2,5 millones de personas viven en España con menos de 650 euros, de los que 1,5 millones son mujeres, «que deberían encabezar una revuelta, porque eso es inaceptable».

Advierte de que en abril se aprobó en el Parlamento Europeo un plan de pensiones individuales que trata de favorecer que los ciudadanos se hagan pensiones privadas en entidades financieras, «contra lo únicos que podemos hacer es movilizarnos», ya que además «no solo lo hacemos por nuestras pensiones, sino por las de las generaciones futuras».

Recordó que la Coordinadora ha planteado a la ministra de Trabajo en funciones recuperar el poder adquisitivo perdido, derogar la reforma de las pensiones de 2013 y el factor de sosteniblidad, el 0,25%, incluir las pensiones en la Constitución como un derecho fundamental, retirar el copago de las medicinas y no solicitar préstamos al Tesoro.

Eso, para una primera fase, pues para una segunda tanda de medidas, la Coordinadora ha propuesto al Gobierno estatal retirar las tarifas planas, potencial la Inspección de Trabajo, reducir los tramos exentos al máximo y los falsos autónomos, subir la pensión mínima a 1.084 euros, derogar las reformas laborales «que nos han llevado a la esclavitud del siglo XXI», terminar con la desigualdad de género en los salarios, reconocer el derecho a un pensión mínima y una reforma fiscal que haga que paguen impuestos los que no los pagan a pesar de ser ricos, ya que la presión fiscal en España es inferior a la media de la UE.

Sandoval echa mano de cifras: «En España nos gastamos el 11% del PIB en pensiones, cuando en la UE es un 12,3% de media; en Francia es un 14,5% y en Italia casi un 15%».

 

FEDERICO AGUILERA: «Mienten: las pensiones no son problema»

Federico Aguilera (de pie), durante su intervención en el debate.

En el debate participó también el catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de La Laguna Federico Aguilera Klink, quien tuvo una intervención muy vehemente, apoyándose en titulares de prensa, criticando que en España lo que ha habido son «gobiernos para la banca, a quien es la banca no les deja tirar de ningún hilo, pues el poder económico es el que realmente gobierna». Tal así, comentó que tras las elecciones. Alicia Botín (Banco Santander) «ha recomendado un pacto PSOE-Ciudadanos».

El profesor de la ULL, al igual que Sandoval, considera que «las pensiones no son ningún problema, no se lo crean, pues son unos mentirosos, pues dicen que no hay dinero para las pensiones los que nos están saqueando el país, ya que la crisis está siendo un éxito para los grandes bancos y empresas, que han recibido ayudas públicas ingentes».

Y ello, dijo, pese a que la Constitución obliga a atender a los ancianos, pero que fue reformada en su articulo 135 para dar «prioridad absoluta» al pago de la deuda pública. De modo que, para Klink, «se ha privatizado la Constitución Española».

Desde su punto de vista, por tanto, «se miente cuando se dice que se va a acabar la hucha de las pensiones, es una tomadura de pelo, porque no hay dinero porque no quieren que haya dinero, ya que esa hucha la ha ordeñado la banca». «Han reducido el Impuesto de Sociedades, los beneficios van hacia arriba; la gran banca gana 84.000 millones y 50.000 en ayudas públicas…¡y no hay dinero!», enfatiza el economista, quien observa cómo los grandes contribuyentes tributan poco y los trabajadores mucho.

En su opinión, la deuda pública, «que tienen su origen en el Tratado de Maastricht, es un robo, un saqueo, que se cifra en 12,7 billones de euros entre todos los países de la UE», con la banca.

En el caso de Canarias, criticó la Reserva de Inversiones (RIC) que hizo que entre 1996 y 2014 los empresarios dejaran de pagar 30.000 millones en impuestos «y enciman ahora alertan de que subirlos nos hará menos competitivos». A ello unió «las obras faraónicas» en que se han gastado fondos públicos en el Archipiélago, entre las que citó el aeropuerto de La Palma y el puerto de Granadilla.

 

ALICIA MUJICA: «Privatizar las pensiones contradice el principio de igualdad»

Alicia Mujica, durante su intervención en el debate.

En el acto participó también Alicia Mujica, abogada laboralista, quien hizo un recorrido por los grandes hitos históricos en España con relación a las pensiones de jubilación, desde la primera Ley de Seguridad Social en 1900.Destacó que fue en la I República (1931) cuando la Constitución por primera vez recogía el compromiso estatal de protección de la vejez.

Señaló que las pensiones se financian el 88% con las cotizaciones y el 12% con impuestos, y criticó que  el polémico factor de sostenibilidad viene a suponer que «cuanto mayor esperanza de vida, menor pensión». Y se mostró contraria a los intentos de privatizar el sistema de pensiones porque, desde su punto de vista, «contradice además el principio básico de igualdad» y nos convierte en «un estado antisocial».

 

Enlace con la noticia

 

 

 

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS